5 estrellas para el Audi Q7

El nuevo Audi Q7 ha alcanzado la máxima calificación, 5 estrellas, en los test de seguridad EuroNCAP., en los que también ha recibido el premio “EuroNCAP Advanced” por sus sistemas de frenada multicolisión y Audi pre sense basic, que ofrece de serie en el Q7.  Desde 1997, el Programa de Evaluación de Vehículos Nuevos (NCAP) investiga la seguridad y el comportamiento de todos los vehículos en caso de accidente. En 2015, el consorcio ha endurecido los requisitos a superar en las pruebas de colisión con impactos frontales y laterales para reflejar escenarios de accidentes reales con mayor precisión.

Los resultados de protección para adultos en las colisiones frontales y de impacto lateral, la protección de los peatones y la seguridad infantil colocan al actual Audi Q7 entre los coches más seguros de su categoría.

Según demuestran los test, el nuevo Audi Q7 ofrece máxima protección a conductor, acompañante y pasajeros traseros en el interior de su habitáculo, así como un elevado nivel de seguridad para los niños, dado que permite la instalación a bordo de hasta seis asientos infantiles que pueden ser instalados sencilla y cómodamente gracias al amplio espacio disponible. Los asientos individuales en la tercera fila opcional son plenamente utilizables y también están certificados para la utilización de asientos infantiles ECE Grupo III, para niños que pesan hasta 36 kilogramos.

El Q7 dispone además de sistema de frenada multicolisión,que inicia el frenado de forma automática en caso de accidente para reducir el riesgo de derrape y el peligro de otras colisiones posteriores. El Audi pre sense basic actúa en situaciones de peligro tensando el cinturón de seguridad antes de una colisión y cierra tanto las ventanillas como el techo solar. Este sistema se complementa con la variante Audi pre sense city (de serie también en el Q7), un sistema de frenado de emergencia para la prevención de accidentes y la protección de los peatones. A velocidades de hasta a 85 km/h, el sistema analiza la ruta teniendo en cuenta la presencia de otros usuarios de la carretera. Ante la amenaza de una posible colisión, advierte al conductor de forma gradual: posible peligro, colisión inminente y frenado automático de emergencia, iniciando una deceleración completa si fuera necesario. Hasta 40 km/h los accidentes se pueden evitar por completo dentro de los límites del sistema. A velocidades más altas (hasta 85 km/h) el conductor recibe señales de alerta, y el sistema interviene en los frenos para reducir la velocidad de impacto y así mitigar las consecuencias del accidente.

Además, el Q7 dispone de otros sistemas de asistencia para incrementar su seguridad al circular, como son el sistema de prevención de colisiones, el asistente de giro y el de salida del vehículo. El primero ayuda al conductor cuando tiene que esquivar un obstáculo para evitar un accidente, avisando e interviniendo sobre la dirección si fuera necesario. Los datos recogidos por una videocámara y un radar, le permiten determinar la posible maniobra a realizar. El asistente de giro en cruces avisa de la presencia de tráfico de frente en maniobras a baja velocidad que implican giros a la izquierda; en una situación de peligro, frena el vehículo hasta que se detiene por completo, si es necesario, para evitar un giro si se detecta tráfico de frente. Y con el asistente de salida del vehículo se iluminan unos LED de color rojo para advertir a los ocupantes de la presencia de bicicletas o de otros vehículos antes de que se abran las puertas.