El Toyota Mirai llega a Europa

Inglaterra y Bélgica han sido los primeros países europeos en recibir unidades del Toyota Mirai, la nueva berlina de la marca japonesa propulsada gracias a la energía que aporta mediante una pila de combustible alimentada por hidrógeno.

Justo quince años después de la llegada del Prius, el primer vehículo híbrido comercializado en serie a Europa, Toyota vuelve a dar el primer gran paso en una nueva tecnología de propulsión con el Mirai. Si Prius significa pionero y fue el precursor de la nueva era  de movilidad eléctrica en cuyos albores todavía nos encontramos. Y Mirai es un término japonés que se traduce como “Futuro”. Según Toyota, el Mirai es “un nuevo paso hacia la movilidad limpia, utilizando el hidrógeno como combustible y emitiendo nada más que vapor de agua”.

Las cinco primeras unidades del Mirai han sido desembarcadas en los puertos de Bristol (Reino Unido) y Zeebruge (Bélgica) durante los primeros diez días del presente mes de agosto. El Mirai es la primera berlina de pila de combustiblwe producida en serie del mundo. Se presentó el pasado mes de marzo durante el Salón de Ginebra y está a la venta en Japón desde el pasado mes de diciembre. En Europa se pondrá a la venta este próximo mes de septiembre en los mercados de Reino Unido, Dinamarca y Alemania. A partir de 2017 el Miraí se irá  introduciendo en nuevos mercados, siempre en función del desarrollo de la necesaria infraestructura de hidrógeno para su uso como vehículo convencional.

Toyota se afianza de esta manera nuevamente al frente del desarrollo en materia de movilidad limpia en general y de vehículos con pila de combustible en particular gracias a las avanzadas capacidades mostradas en materia de tecnología híbrida primero y de pilas de combustible actualmente. Al igual que otrora sucedió con el Prius, ,Además de contribuir a ampliar la presencia, el conocimiento y la aceptación de este tipo de sistema de propulsión, esta primera generación del Mirai tiene como objetivo promover el desarrollo de la necesaria infraestructura de hidrógeno.

El Mirai utiliza un sistema de pila de combustible (TFCS) original de Toyota que emplea además tecnología híbrida y depósitos de hidrógeno a alta presión. El hidrógeno lo utiliza como combustible para generar electricidad sin producir para ello emisiones contaminantes de ningún tipo durante la conducción y ofreciendo una autonomía similara a la de los vehículos dotados con motores gasolina. Además y al contrario de lo que sucede con los vehículos eléctricos, para cargar el hidrógeno apenas precisa de tres a cinco minutos, tiempo similar al que se emplea en una estación de servicio convencional para repostar.

Hasta finales de 2016, Toyota espera alcanzar un volumen hasta 100 vehículos matriculados cada año. En Alemania, primer mercado en el que se va a iniciar su comercialización, su precio recomendado de venta será de 66.000 euros más IVA.