En Skoda no se equivocan de pieza

La marca checa Škoda se está preparando de forma intensiva para los modelos de producción de la próxima generación industrial —la que algunos ya conocen como industria 4.0— y para ello prueba y desarrolla continuamente nuevas y avanzadas tecnologías innovadoras de futuro. Entre ellas se encuentra el innovador ProGlove, un dispositivo que facilita y mejora el trabajo de la sección logística de la compañía, Škoda Logistics.

ProGlove es el nombre de un guante inteligente con el cual la marca consigue optimizar el suministro de piezas en sus cadenas de montaje. “El guante ayuda a nuestro equipo a trabajar más rápido, de manera más eficiente y prácticamente sin errores”, afirma Ji?í Cee, responsable de Logística de Škoda. El Smart ProGlove “ayuda a nuestro equipo a trabajar más rápido, más eficientemente y sin cometer prácticamente errores”.

“Hoy en día, —afirma Cee—la logística es un importante factor económico y competitivo, que contribuye considerablemente al éxito de  los fabricantes de automóviles y en Škoda estamos testando continuamente las últimas tecnologías para mejorar el trabajo diario de nuestros empleados”. El fabricante checo tiene la intención de trasladar la digitalización sus fábricas. El ProGlove es un guante electrónico diseñado para mejorar el trabajo logístico gracias al escáner integrado en él.

 

El guante inteligente fue sometió a una prueba de resistencia que convenció al equipo logístico de la compañía. Desde entonces y según el responsable de logística de la marca checa, “ProGlove demostró ser una solución ideal para la producción en serie y por ello hemos integrado su uso en nuestro proceso logístico

 

El guante inteligente está diseñado para hacer más fácil y más rápido el trabajo del día a día a quién lo utiliza. Entre sus funciones está por ejemplo, el mostrar a la persona que lo utiliza si está cogiendo la pieza correcta y si está siguiendo adecuadamente los pasos previstos de producción o montaje.

Gracias a su escáner tradicional, el guante también puede almacenar datos de forma simple y sin la necesidad de recurrir a un dispositivo adicional. Esto permite registrar las mercancías piezas y materiales de forma rápida y sencilla. De esta manera, el flujo de trabajo se vuelve más ergonómico para el usuario, ya que la recopilación de datos o ensayos de materiales se efectúa automáticamente mediante movimientos naturales de la mano.

A través del guante inteligente, los códigos pueden leerse tanto vertical como horizontalmente. Una vez reconocido el código, se confirma la lectura del mismo mediante un sonido o una vibración evitando así que se escanee un código incorrecto.

Actualmente, la sección logística de Škoda emplea a más de 3.000 miembros del personal que planifican y aseguran la entrega de componentes de la marca de manera exitosa en todo el mundo.