Ford pone fecha al coche totalmente autónomo: 2021

Apenas quedan cinco años. Ford acaba de anunciar que comercializará un coche de gran volumen de producción en serie que será completamente autónomo y plenamente operativo en un modo de uso de utilización compartida para 2021. El futuro está a la vuelta de la esquina, como quien dice

“La próxima década estará marcada por la automatización del automóvil y veremos cómo los vehículos autónomos tendrán un impacto muy importante en nuestra sociedad” ha asegurado el presidente de Ford, Mark Fields.

“Estamos volcados —dijo Fields— en poner en las carreteras un coche autónomo que mejore la seguridad y resuelva los desafíos sociales y medioambientales que afectan a millones de personas, no sólo a aquellos que se pueden permitir coche caros”. Ford apuesta en firme por el uso compartido de los automóviles en las grandes ciudades y, por eso, las primeras unidades de estos vehículos autónomos se diseñarán pensando en destinarlas inicialmente a las flotas de uso compartido en áreas restringidas donde la información sea más abundante, como el centro de las grandes ciudades.

“Estamos volcados en poner en las carreteras un coche autónomo que mejore la seguridad y resuelva los desafíos sociales y medioambientales que afectan a millones de personas, no sólo a aquellos que se pueden permitir coche caros”. Ford apuesta en firme por el uso compartido de los automóviles en las grandes ciudades y, por eso, las primeras unidades de estos vehículos autónomos se diseñarán pensando en destinarlas inicialmente a las flotas de uso compartido en áreas restringidas donde la información sea más abundante, como el centro de las grandes ciudades.

Coches con el llamado nivel cuatro de automatización (SAE4), que acudan por si solos a la llamada de los usuarios y los desplacen de forma completamente automática (sin uso de volante y pedales) a su destino con total seguridad serán los primeros modelos completamente autónomos de Ford a gran escala.

Actualmente los vehículos que ya son capaces de circular manteniendo una velocidad crucero, aparcar sin ayuda o que incorporan sistemas de ayuda para mantener la distancia del vehículo precedente, frenar o incluso parar el coche sin intervención del conductor o evitar el cambio de carril en una autopista suponen el nivel dos en la escala de automatización. El nivel 3 serían lo ocuparían aquellos vehículos dotados de funciones más complejas pero que aún precisan control o supervisión de tales funciones por parte del conductor, como sucede ya con los Tesla más recientes. El cuatro es el explicado anteriormente y el 5, sería la automatización total del vehículo en todo tipo de terrenos, incluso aquellos por los cuales el vehículo se desplaza por primera vez, en terrenos desconocidos y con capacidad para poder reaccionar de forma completamente autónoma ante cualquier  imprevisto que pudiera surgir en su camino.

Para cumplir con sus objetivos, la marca del óvalo invierte o colabora actualmente con cuatro start-ups con el fin de potenciar el desarrollo de su futuro vehículo autónomo y ha decidido para ello duplicar sus actuales equipos de investigación radicados en Silicon Valley aumentar también al doble de su tamaño las actuales instalaciones dedicadas a ello (actualmente cuenta con dos edificios y 14.000 m2). También va a triplicar su actual flota experimental de vehículos autónomos Fusion Hybrid que circula de modo experimental por las carreteras de California, Arizona o Michigan en los Estados Unidos, hasta alcanzar un total de 30 unidades, con la intención de volver a triplicar su número nuevamente en 2017 hasta las 90 unidades.

Los coches autónomos de 2021 son parte de Ford Smart Mobility, el plan de la Compañía para convertirse en el líder en vehículos autónomos, así como en conectividad, movilidad, experiencia de usuario y análisis de datos.