Huelga de examinadores: si quieres carné déjalo para el otoño

Si eres de los que confiaba en sacarse el carnét de conducir este verano, vete cambiando de planes, porque difícilmente podrás examinarte dado que la Asociación de Examinadores de Tráfico, Asextra, ha convocado una huelga para los próximos meses de junio y julio que tiene visos de paralizar por completo el servicio.

A partir de la segunda semana de junio y durante el mes de julio, Asextra convocará paros que se extenderán en toda España, paros que se sumarán al período vacacional del mes de agosto, durante el cual no se celebran exámenes y que vendrán a sumarse al importante retraso acumulado a día de hoy en la convocatoria de los exámenes.

Pese a que CNAE, asociación que agrupa a las autoescuelas de toda España, viene avisando desde hace tiempo del problema, este finalmente parece que tiene visos de estallar tras el aviso de convocatoria de una huelga salvaje por parte de los examinadores de la Dirección General de Tráfico (DGT).

El presidente de Asetra, Joaquín Jiménez Murillo, afirma que los examinadores “no podemos seguir en estas condiciones de trabajo y la única salida es paralizar este servicio hasta que se garantice que se consigue lo que por justicia nos pertenece”.

Por su parte, el presidente de CNAE, José Miguel Báez ha asegurado que “esta huelga llevará a la parálisis al sector de las autoescuelas y agravará aún más la crítica situación que ya se preveía para este verano”

Desde CNAE se afirma comprender la posición de los examinadores y se considera “muy triste que se haya llegado a esta situación como consecuencia de la gestión por parte de la Dirección General de Tráfico”. CNAE viene advirtiendo en los últimos días de las graves consecuencias que para las autoescuelas, sus alumnos y quienes tienen programada la obtención del permiso de conducir, puede tener el actual déficit de examinadores de la DGT, que prevé provocará el colapso del sistema de formación este verano.

Con la huelga, el bloqueo está garantizado y durante dos o tres meses nadie podrá examinarse. lo que llevará a muchas autoescuelas a verse obligadas bien a cerrar el negocio, bien a tener que despedir a miles de profesores en toda España por la parálisis generalizada del sistema.