La llave eterna de la Ford Transit

Pocos dispositivos electrónicos duran por mucho tiempo. Independientemente de la obsolescencia programada, Pantallas rotas, ralentización del software o la aparición de un modelo más nuevo hacen, entre otras cosas, que tanto móviles como tabletas u ordenadores acaben en la basura después de unos pocos años de uso.

Ford ha introducido una nueva versión súper resistente de una tecnología que muchos utilizamos a diario, la humilde llave de apertura y arranque, diseñada para durar toda la vida en manos de los conductores más exigentes.

Ford ha probado la llave –para las furgonetas Transit y Transit Custom- para asegurarse que sobreviven a pesar de haber sido sumergidas bajo el agua durante 30 minutos, introducidas 50 veces en cemento y expuestas a temperaturas entre los 60º y los -20º grados.

En principio, la llave se parece a cualquier otra, con un botón para bloquear el vehículo y espadín de llave estilo plegable. Sin embargo, para asegurar que es completamente resistente al agua, queda sellada permanentemente ya que las dos mitades de la carcasa están unidas por una soldadura por fricción. Su interior está cuidadosamente diseñado para resistir los típicos impactos que puede sufrir durante las labores de trabajo a diario y cuenta con un sistema que permite recargar la batería cada vez que la llave se coloca en la posición de encendido, asegurando así que nunca se quedará sin carga.

“Nuestros clientes quieren una llave que pueda resistir los golpes de un edificio en construcción y los repartos en la ciudad y volver a por más” ha destacado Jonathan Allan, supervisor de ingeniería eléctrica de Ford Europa. “Un teléfono móvil puede caerse y romperse en alguna ocasión y Ford se ha asegurado que los conductores de una Transit tienen a su disposición una llave tan robusta como su vehículo”.

Los ingenieros han probado también la llave utilizando cámaras de temperatura que simulan cualquier situación, desde el calor del desierto hasta el frio ártico y niveles de humedad superiores al 100 por cien. También se han realizado test de resistencia al polvo (5 horas rodeado de una fina y penetrante capa de polvo), de resistencia química (hasta 96 horas de exposición continua a diésel, gasolina, etanol, detergentes y sudor), de simulación de bolsillo (4 horas sin parar de vibrar entre monedas y otras llaves), de resistencia del botón (10 pulsaciones con una fuerza 12 veces superior a la normal) o de resistencia (100.000 activaciones en temperaturas que oscilan entre los 50 ° C y los -10 C)

La llave a prueba de golpes es la última generación de un diseño perfeccionado y desarrollado gracias a las opiniones que durante 10 años Ford ha recibido de los usuarios de su Transit .