Los conductores prefieren respirar antes que circular

Dos de cada tres conductores prefieren respirar un aire más limpio antes que circular. El 80 por ciento del III Informe “Españoles ante la Nueva Movilidad” elaborado por el Centro de Demoscopia de la Movilidad (integrado por Autofácil, Autoscout 24, Lainformación.com y Pons Seguridad Vial) es contrario a las limitaciones de circulación por número de matrícula, aunque dos de cada tres de los encuestados sí que está a favor de prohibir circular según el volumen de emisiones del vehículo.

Según el informe, la puesta en marcha de medidas anticontaminación (entre las que se incluyen restricciones de aparcamiento o reducciones de la velocidad máxima) son mal vistas por el 60 por ciento de los conductores encuestados, aunque provocan que la mayoría (73,3 por ciento) se plantee comprar coches respetuosos con el medio ambiente para evitar problemas futuros, cifra que se ha elevado considerablemente respecto del 58 por ciento registrado en la II edición del informe realizada en 2016.

La tecnología híbrida llama la atención de casi la mitad de los potenciales compradores, aunque es el vehículo eléctrico es el que más crece en intención de compra respecto de los datos obtenidos el año anterior. Así, ahora el 24,1% de los conductores —ocho puntos más que el año pasado— reconoce haberse interesado por él.  Y lo mismo sucede con el interés por las marcas que más han apostado por coches eficientes, como es el caso de Toyota-Lexus, el fabricante mejor considerado en híbridos, o Tesla, que fabrica los modelos eléctricos de mayor autonomía del mercado.

En él debe hay que situar la grave incertidumbre que rodea a estas tecnologías, especialmente a los vehículos eléctricos. Más de una tercera parte no confía en ellos debido a su escasa autonomía, factor que los consumidores anteponen al precio y a la falta de puntos de recarga, como principal obstáculo para su implantación.

Y es que, aunque el presupuesto sigue siendo esencial para casi siete de cada diez compradores, en el contexto anticontaminación que actualmente vivimos, las emisiones han duplicado su peso entre los factores más decisivos en el último año, siendo ya fundamental para casi tres de cada diez conductores encuestados. Esta preocupación creciente por las emisiones también pasa factura a los diésel. De hecho, las incertidumbres creadas en torno a este combustible y las posibles restricciones al tráfico en las grandes ciudades empujan al 40% a dejar de lado esta motorización como opción de compra en prevención de las posibles restricciones anticontaminación que puedan afectarles.

Las nuevas políticas de movilidad urbana que tienden a restringir el uso del coche privado empujan a los españoles a decantarse por otras soluciones de movilidad. Así, los nuevos servicios de car sharing /car pooling ya han sido utilizados, pese a contar con tan sólo un año de existencia, por nada menos que el 22,5% de los conductores en Madrid, siendo los jóvenes de hasta 30 años los que mejor acogida han dado a estos sistemas. Así, un 30% de éstos reconoce usarlo, mientras que hay un 20% que todavía no lo ha utilizado pero les gustaría hacerlo. Este porcentaje es más del doble que la media nacional, que se situó según la encuesta en el 13,8%.