Los españoles, felices al volante

Cantar, escuchar música a todo volumen y hablar con uno mismo es lo que más hacemos los españoles al volante a lo largo de nuestra vida. En concreto, llegamos a interpretar una melodía en 3.875 ocasiones, subimos los decibelios al máximo 2.925 veces y hablamos con nosotros mismos en 1.444 situaciones.

Estas son algunas de las conclusiones que recoge el estudio "Nuestras vidas en el coche", realizado por el Instituto CSA Research y Citroën, que revela datos insólitos sobre la vida de los españoles a bordo de un vehículo.

El sondeo revela, de forma sorprendente, que el automóvil es utilizado de forma habitual para peinarnos, afeitarnos y maquillarnos, ya que los españoles utilizamos el coche para nuestro cuidado personal en más de 600 ocasiones durante nuestra existencia.

El automóvil es también un espacio en el que los españoles, a lo largo de nuestra vida, nos besamos 1.690 veces y hacemos el amor hasta 4 veces a bordo. En este aspecto, hay grandes disparidades geográficas, con Italia como líder, con 8 veces y Francia y el Reino Unido en los últimos lugares, con entre 2 y 3 veces.

Saludar y dar las gracias al volante es una de las actividades habituales de los conductores de nuestro país. El estudio desprende que durante la ruta lo hacemos hasta con 5.918 personas.

Comer, cargar la batería del móvil y reír a carcajadas son otros de los hábitos frecuentes dentro de un coche en nuestro país.

Asimismo, la encuesta revela que los españoles pasaremos un total de 3 años y 11 meses en un vehículo, frente a los 4 años y 1 mes que un europeo pasa a bordo.

El estudio exclusivo "Nuestras vidas en el coche" se ha realizado en 7 países europeos junto al instituto CSA Research. Las encuestas se realizaron en los meses de julio y agosto de 2016, con muestras de aproximadamente 500 personas, mayores de 15 años, en Alemania, España, Francia, Italia, Polonia, Portugal y el Reino Unido. Todo lo que los europeos viven a bordo de su coche en el transcurso de su vida, como conductores o pasajeros, tanto si son propietarios de un automóvil como si no, está en este estudio.

 Citroën ha realizado el sondeo porque, antes de imaginar y diseñar automóviles, hay que comprender lo que las personas viven en su interior. Se habla mucho de los coches, de sus prestaciones, de sus motores, de la belleza de sus líneas o de las cada vez más sofisticadas innovaciones tecnológicas que incorporan pero…¿nos hemos interesado realmente por cuanto sucede en su interior? ¿Lo que se hace, lo que se siente, lo que se vive? No demasiado, o al menos no tan frecuentemente como se debiera. Aunque, en esta ocasión al menos, Citroën si lo ha hecho antes de prefigurar su nueva generación de modelos.