Matriculaciones 2016: 1.147.007 turismos

En España, en el año 2016, se vendieron un total de 1.147.007 turismos, un 10,9% más que en el mismo ejercicio del año anterior. A pesar del buen comportamiento del mercado no se ha conseguido alcanzar ni siquiera los volúmenes de 2008, el año del comienzo de la crisis, lo que significa que aún quedan lejos las cifras del mercado potencial del automóvil que, en el caso de España, se situarían, a corto plazo, en 1,3 millones. Diciembre, ha finalizado con un volumen cercano a las 100.000 unidades matriculadas. Las 96.886 registradas suponen un crecimiento del 9,3% con respecto a las del mismo mes del 2015.

El modelo de mayor venta en nuestro mercado durante 2016 fue el Citroën C4, que registró un total de 34.615 unidades matriculadas, seguido por los Seat León (33.653 ud.) e Ibiza (31.836 ud.). Por marcas, Renault fue la marca más vendida, acumulando un total de 90.503 unidades matriculadas, seguido por Opel (89.383 ud) y Volkswagen (89.012 ud).

La mejora de la economía y del optimismo entre los consumidores, el esfuerzo comercial que realizan marcas y concesionarios  junto con el fuerte impulso de la actividad del sector del turismo en España son las principales bases sobre las que se sustenta el crecimiento de las matriculaciones de vehículos de turismo durante 2016. 

La renovación y ampliación del volumen de las flotas de vehículos de empresa también registró un excelente comportamiento durante el año, siendo el canal de empresas uno de los principales impulsores del crecimiento del mercado español, que no tuvo un comportamiento homogéneo en su crecimiento a lo largo del año, debido especialmente a la finalización del Plan PIVE 8 y a los fuertes crecimientos experimentados ya durante el segundo trimestre de 2015.

Mientras que durante la primera mitad del año el canal de particulares experimentaba mes a mes crecimientos en porcentajes de dos dígitos, durante la segunda mitad del año la no renovación del PIVE y la incertidumbre que la situación política del país creó provocaron una importante ralentización de las ventas, especialmente importante durante el último trimestre del año.

El mercado español aún está lejos por tanto de alcanzar la teórica cifra correspondiente a su mercado potencial en función del desarrollo económico alcanzado por el país y en comparación con la del resto de mercados europeos. El nuevo Gobierno tiene que actuar y pronto. Materias tan importantes para el sector como la fiscalidad —cada vez mayor— que soporta el automóvil, los programas de achatarramiento y de renovación del parque son fundamentales no sólo para reactivar el mercado, también para garantizar una mayor seguridad en nuestras carreteras. Según los cálculos de Anfac, si la economía española aprovechar la buena coyuntura existente, se alcanzaran las previsiones efectuadas para nuestro país y, especialmente, se consumara la mejora del empleo prevista para 2017, el mercado español del automóvil probablemente lograría situarse por encima de los 1,2 millones de unidades matriculadas.

Alcanzarla es vital para la renovación del parque automovilístico español, cuya antigüedad sigue siendo preocupante. La edad media del parque español a finales del 2016 está cerca de los 12 años de edad y mantiene una tendencia creciente que, según los cálculos de Anfac, se va a mantener al menos hasta 2020, salvo que se tomen medidas para evitarlo. Para la patronal del sector, es “necesario potenciar el mercado hasta 1,3 millones a corto plazo y a 1,5 millones en el largo plazo y conseguir que la demanda que se genere sea una demanda de reemplazo del parque más antiguo para alcanzar el deseado objetivo de la rebaja de la edad del parque”.