Matrix OLED, Audi presenta lo último en tecnología de iluminación

Una uniformidad del haz jamás vista hasta la fech, mayor seguridad a e innumerables oportunidades creativas para los creadores son algunas de las ventajas que Audi anuncia para su nueva tecnología lumínica Matrix OLED que mostrará ya instalada sobre el prototipo que la marca de los cuatro aros presentará en el próximo salón de Francfort a mediados de septiembre próximo.

Durante los últimos años, Audi viene desarrollando de forma sistemática todos los aspectos de la tecnología de iluminación OLED (en español: Diodo Orgánico Emisor de Luz) fruto de los cuales son los nuevos faros de tecnología Matrix OLED que combinan esta alta tecnología lumínica con un capacidad de diseño ideal para la industria de la automoción.

La tecnología OLED de fuentes planas de iluminación dará un nuevo paso en el Salón de Francfort de la mano de Audi con la presentación de su nuevo sistema Matrix OLED sobre la base de un nuevo prototipo de automóvil

En cada unidad OLED, dos electrodos –de los cuales al menos uno debe ser transparente– incorporan numerosas capas muy delgadas de materiales semiconductores orgánicos. Al aplicar una corriente continua de baja tensión –entre tres y cuatro voltios– estas capas, cada una de las cuales tiene un grosor inferior a la milésima parte de un milímetro, se activan y se iluminan. El color se basa en la composición molecular de la fuente de luz.

Al contrario que los faros basados en fuentes de luz puntuales –como los LED–, que están realizados con cristales semiconductores, los OLED son fuentes planas de luz. Su haz alcanza nuevos niveles de homogeneidad, y permiten una regulación variable continua. La luz no proyecta ninguna sombra y no requiere ningún tipo de reflector, guía o componente óptico, lo que hace que las unidades OLED sean ligeras y eficientes. Además, prácticamente no necesitan refrigeración.

Los avances en la tecnología de iluminación OLED son muy rápidos, en parte debido al impulso proporcionado por Audi en este campo. En cuanto se consiga una mayor densidad de luz, la tecnología OLED también podrá utilizarse para los intermitentes y las luces de freno. Las delgadas láminas de vidrio que se utilizan actualmente para revestir el material orgánico serán reemplazadas por películas de plástico, y la flexibilidad de estos materiales permitirá crear formas en tres dimensiones, abriendo así nuevas campos creativos para los diseñadores.

Audi ya ha mostrado el potencial de la tecnología OLED en muchos modelos experimentales y vehículos de ensayo, con aplicaciones destacadas como las superficies OLED transparentes y de distintos colores en la silueta del vehículo, o la tecnología “swarm” con pantallas OLED en tres dimensiones.

Otra ventaja de la tecnología OLED es que puede subdividirse en pequeños segmentos que permiten controlar el brillo a diferentes niveles. Además, también será posible  utilizar unidades OLED transparentes o de diferentes colores, y se abren nuevas posibilidades gracias a los tiempos de apagado y encendido extremadamente rápidos, y a la precisión que se consigue al establecer los límites entre cada una de las superficies de iluminación. Esto es lo que distingue a la tecnología OLED de Audi, transformándola en la tecnología Audi Matrix OLED, que complementa a otras tecnologías de iluminación como los Audi Matrix LED o los faros Matrix Laser.