Nissan y Norman Foster diseñan la E.S. del futuro

Foster + Partners, el estudio de diseño de Norman Foster, y Nissan colaboran juntos en un proyecto para diseñar la estación de servicio del futuro. Innovadora, atrevida, más limpia, segura y agradable de usar, Nissan y Foster trabajan en un proyecto que busca ofrecer un punto de vista fascinante sobre como las gasolineras habran de adaptarse a un nuevo mundo en constante evolución.

Nissan quiere ofrecer su visión de cómo debería ser la estación de servicio del futuro a la que los vehículos acudan a repostar su fuente de energía. Esa infraestructura del futuro representa a juicio de la marca japonesa una oportunidad perfecta para integrar e involucrar los entornos locales de manera innovadora, ofreciendo de forma potencia un centro energético y societario para comunidades modernas. Especialmente si se tiene en cuenta que la necesidad de disponer de una red que permita repostar de manera sostenible e innovadora es cada vez más importante ahora que el mercado comienza a orientarse a nuevas fuentes alternativas como la energía eléctrica.

 

En un mundo cada vez más orientado a la sociedad de cero emisiones e interconectada, esta nueva infraestructura debe no solo entusiasmar, también ha de demostrar los múltiples beneficios que reporta un entorno donde los Vehículos Eléctricos Inteligentes abundan, y debe hacerlo no sólo pensando únicamente en la movilidad, sino también aprovechando el potencial que supone el almacenamiento tanto de la energía necesaria como de las baterías y los sistemas “Vehícle to grid” de los futuros vehículos eléctricos.

 

Por esta razón, Nissan ha iniciado una estrecha colaboración con Foster + Partners para desarrollar este proyecto y presentar su visión de la Gasolinera del futuro durante este mismo año. Un proyecto que una a dos empresas conocidas tanto por su innovación como por sus atrevidos diseños y su máxima de romper con lo establecido.

"El objetivo de nuestra colaboración con Nissan es destacar la magnitud del reto al que nos enfrentamos en el desarrollo de nuestras ciudades hacia el cambio. Las nuevas tecnologías, las formas alternativas de repostar y las nuevas tendencias en nuestra sociedad tienen un gran impacto en la forma en que nos desplazamos”  ha comentado David Nelson, Jefe de Diseño en Foster + Partners,

“Parece claro —ha señalado Nelson— que los vehículos eléctricos serán una característica distintiva de las grandes ciudades, y esto representa una oportunidad excelente para redefinir y rediseñar las gasolineras para las futuras generaciones; un nuevo enfoque de las mismas hacia un papel más integrado y conectado en nuestras ciudades. Como líderes del mercado de los vehículos eléctricos, Nissan ha sido crucial para comprender cómo los conductores del futuro van a interactuar con el entorno urbano", ha señalado Nelson.

Según Jean-Pierre Diernaz, Director de Vehículos Eléctricos de Nissan en Europa,: "Nuestro modelo actual de infraestructuras para repostar es obsoleto y se enfrenta a un futuro incierto, a menos que se adapte rápidamente a las necesidades en evolución de sus usuarios. Para el año 2020, habrá casi un millón de vehículos eléctricos en las carreteras, por lo que es necesario que exista una nueva infraestructura paralela a este crecimiento".

"Esta iniciativa  —añade Diernaz— representa los primeros pasos en el camino para analizar el cambio en el nuevo escenario del transporte urbano y redefinir el futuro de la movilidad, preparando nuestras ciudades para un futuro más sostenible”.

La colaboración para concebir una nueva y rompedora visión de lo que es una gasolinera surge a raíz del constante crecimiento de la popularidad de los coches eléctricos. Las ventas de VE de Nissan en 2014 crecieron un 33% y siguen aumentando, impulsadas por la voluntad de mejorar la calidad del aire de los entornos urbanos. La adquisición de VE está llegando a un punto de inflexión y las proyecciones sugieren que las tendencias de crecimiento actuales van a acelerarse.