Nuevas medidas contra conductores reincidentes para frenar accidentes

El director general de Tráfico, Gregorio Serrano, ha comparecido en el Congreso de los Diputados para informar sobre las líneas de actuación de la DGT para informar sobre la evolución de la seguridad y los planes que tiene para frenar los accidentes en carretera. Entre estas medidas, se encuentra la retirada del carnet a los conductores reincidentes en alcohol y drogas y su remisión a las autoridades sanitarias para la evaluación de su posible dependencia de estas sustancias.

Aquellos conductores que hayan cometido dos o más infracciones por conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas perderán el carnet de conducir y serán remitidos a las autoridades sanitarias para evaluar si tienen problemas de abuso o dependencia de esas sustancias. Juan Ignacio Zoido, Ministro del Interior ha explicado esta y otras medidas tras la reunión que ha presidido el Comité de Seguridad Vial y que hoy martes serán analizadas en una jornada de trabajo.

Según el ministro, “si se estima que los reincidentes pueden tener un problema de abuso o adicción a esas sustanica deben ser tratados y evaluados por la autoridad sanitaria conforme prevé el Reglamento General de Conductores antes de volver a ponerse al volante”, aunque hasta el momento este aspecto del mismo en la práctica se ha aplicado en muy pocas ocasiones. El ministro indicó asimismo que por esta razón se abrirán procedimientos sancionadores por infracción a la normativa de tráfico si, después de producirse un accidente, el juez archiva las actuaciones por la vía penal. De esta forma, si hay posibilidad de continuar con la vía sancionadora administrativa se hará para que el conductor infractor no quede impune.

Esta consideración se aplicará de forma prioritaria y contundente para evitar en lo posible accidentes mortales causados por conductores que se habían puesto al volante tras consumir alcohol o drogas, como los sucedidos recientemente en los que fallecieron ciclistas al ser atropellados por coches cuyos conductores se encontraban en las citadas condiciones.

Las declaraciones del Ministro del Interior se suman así a las efectuadas por el director general de Tráfico, Gregorio Serrano en su comparecencia ante la Comisión de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible del Congreso la pasada semana para informar de la situación en la que se encuentra la ejecución de las 15 medidas urgentes que el Ministro del Interior, dio a conocer a principios de año y para explicar las actuaciones que se van a adoptar para mejorar la seguridad vial y hacer del tránsito viario un sistema de movilidad sostenible.

Según manifestó Serrano “pese a que España es el tercer país de la Unión Europea con menor tasa de fallecidos por millón de habitantes en accidentes de tráfico, hay margen de mejora y en ello estamos trabajando desde el primer día, bien con medidas urgentes o con actuaciones que tienen un mayor recorrido a medio y largo plazo”

De las 15 medidas urgentes anunciadas en enero para reducir la siniestralidad, tres de ellas ya han sido ejecutadas en su totalidad. Son las referidas a la campaña de concienciación del peligro que suponen las distracciones al volante, en especial el uso del móvil, protagonizada por Tricicle;  la puesta en marcha de la nueva Instrucción de Vigilancia de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y del Plan Operativo anual para 2017 cuyo objetivo es priorizar la vigilancia  y control de los factores de riesgo que mayor influencia tienen en la accidentalidad. En este sentido, en los próximos meses se invertirán 12 millones de euros en la compra de diverso material de equipamiento para los agentes de la ATGC, en especial renovación del parque de vehículos.

La tercera medida ya ejecutada es la entrada en funcionamiento de las 225 cámaras de control del uso del cinturón. En esta primera fase, que durara dos meses, tras la detección de un conductor que no usa el cinturón se le envía una carta de aviso, no de denuncia.

Respecto a los tramos con avisadores de velocidad que muestran la matrícula de aquellos vehículos que circulan a gran velocidad, ya está en funcionamiento el primero de estos sistemas, instalado en la A-49. En las próximas semanas entrará en funcionamiento el segundo de ellos en la S-30 y para los 13 restantes previstos, se está finalizando la redacción de los proyectos para la adecuación de los pórticos que cumplen con los requisitos para poder implementar el sistema.

Asimismo, ya está redactada y en breve se dará a conocer la instrucción que recoge la nueva metodología para la determinación y estudios de los puntos negros. Se ha obtenido un primer listado de posibles puntos negros que están siendo analizados y una vez validados serán compartidos con los titulares de la vía correspondientes para la búsqueda conjunta de soluciones. Esta instrucción, como ya se anunció en su momento, incluye la evaluación de la red de carreteras mediante la metodología EuroRAP.

Otra de las instrucciones que también está finalizada y que en los próximos meses se dará a conocer es la referida a los nuevos criterios para la implantación y gestión de los radares. Dicha instrucción reforzará las medidas complementarias previas a la  instalación del mismo y a la ubicación en puntos de mayor peligrosidad debido al incumplimiento de los límites de velocidad, entre otras novedades

Las actuaciones que implican una inversión económica como son reforzar la señalización de los tramos INVIVE, la señalización de 49 nuevas rutas ciclistas seguras; la instalación de guías sonoras longitudinales  en carreteras para evitar las salidas de la vía e invasiones del carril de sentido contrario en carreteras convencionales o la instalación de sistemas de señalización dinámica en cruces peligrosos están tramitándose los expedientes para su realización.

El Director de Tráfico también ha anunciado la modificación de la Ley de Seguridad Vial. Según Serrano “es preciso plantearse una reforma profunda de la Ley que permita dar soluciones normativas a la movilidad del siglo XXI, y que tenga como protagonista a las ciudades frente al vehículo a motor y la carretera”.

Según Gregorio Serrano, “la Movilidad no motorizada, el uso del transporte público frente al vehículo privado, la oportunidad de calles 30, la bicicleta como vehículo de transporte, las restricciones a la circulación por motivos medioambientales, los vehículos autónomos o el nuevo permiso por puntos, son algunas de las materias que deberá regular la nueva ley”.

Respecto a la Ley del Permiso por Puntos, Serrano ha reconocido que “la puesta en marcha del mismo ha sido una de las medidas más eficaces de la última década para reducir la siniestralidad vial, pero que es necesario analizar para que el recorrido de mejora que tiene la Ley permita garantizar la continuidad de su éxito”.

Para ello se aboga por revisar el catálogo de infracciones que suponen la detracción de puntos, la idoneidad de los cursos de recuperación total o parcial de los mismos, las alternativas para personas con problemas de alcohol y/o drogas y, el permiso por puntos virtual, cada vez más implantado en la UE, con el  fin de poder detraer puntos a conductores no residentes y reducir la impunidad en la movilidad de los ciudadanos europeos.

Según Gregorio Serrano todas estas reformas se llevarán a cabo buscando el consenso de todos los actores implicados, para lo que se constituirán diferentes grupos de trabajo en el seno del Consejo Superior de Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, y en los que participarán las instituciones o entidades más vinculadas con la materia encargada a cada grupo.

La conectividad de los vehículos es uno de los grandes aliados que ha surgido para alcanzar una movilidad segura y sostenible, por este motivo, la Dirección General de Tráfico está desarrollando un proyecto pionero a nivel mundial para poder ofrecer servicios de conectividad para la mejora de la seguridad vial a través de una plataforma colaborativa de intercambio de información gracias a dicha conectividad.

El objetivo es que los conductores puedan disponer de un copiloto virtual que les avise de manera personalizada y con antelación de eventos e incidencias relativas a la seguridad vial que se vayan a encontrar en su recorrido: aviso de obras en la vía y su afección real a la circulación, peatones, ciclistas, vehículos especiales (grandes dimensiones), vehículos averiados en la calzada, grúas de auxilio…

Respecto al vehículo autónomo, España está situada entre los países más avanzados para el desarrollo e implementación de dicha tecnología en los vehículos, gracias al marco estable para la realización de pruebas de vehículos autónomos y al Plan del Vehículo que sentará las bases de los cambios o adaptaciones necesarias para promover la introducción de los niveles más altos de automatización en los vehículos y su circulación de manera segura por nuestras vías.

Según el Director de Tráfico “la aproximación que se está diseñando es similar a la de EEUU, pero sin precipitarnos en las modificaciones normativas e interpretando la norma en base al nuevo contexto”.