Nuevo Sistema de Iluminación Frontal Avanzado de Ford

Ver y ser vistos es una de las máximas en la carretera, especialmente al conducir de noche y más aún en carreteras donde la iluminación brilla por su ausencia. Ford está desarrollando una nueva tecnología de iluminación que permitirá a sus coches detectar e identificar con mayor facilidad y precisión potenciales peligros en la vía como son los peatones, ciclistas o animales con los que podemos cruzarnos a nuestro paso.

 

Sistema de Iluminación Frontal Avanzado es el nombre de este nuevo desarrollo que funciona mediante cámaras y permite ampliar el haz de luz del coche en cruces y rotondas para iluminar mejor los posibles peligros que no se encuentren en la dirección en la que nos desplazamos. Esta nueva tecnología permite además atraer la atención del conductor sobre aquellos peatones, ciclistas o animales que se encuentran en el trayecto de nuestro vehículo, evitando de esta manera desagradables sorpresas que pueden provocar un grave accidente.

 

Elaborado a partir del sistema de iluminación adaptativa y del de reconocimiento de señales de tráfico que los vehículos Ford ya pueden incorporar, este nuevo sistema de seguridad se ajusta mediante el uso de las cámaras, sensores de detección que incorpora el coche, la información del GPS y la cámara lectora de la carretera dispuesta en la base del espejo retrovisor, combinando su información para iluminar de forma más efectiva aquellas áreas en el trayecto del vehículo donde se detecten los posibles peligros.

 

El sistema se está desarrollando para, en una futura evolución del mismo, almacenar en el sistema de navegación la información registrada en los desplazamientos habituales para que al volver a pasar por el mismo sitio los faros se adapten al curso de la carretera de manera automática e iluminen también mejor los sitios de donde puede surgir el peligro.

 

El sistema puede iluminar específicamente hasta dos elementos que supongan un peligro para el conductor, con un punto y una línea sobre la superficie de la vía, iluminada por dos faros LED especiales que se encuentran junto a las luces de niebla. Los objetos iluminados se muestran en la pantalla del interior del vehículo, enmarcados en rojo o en amarillo, dependiendo de la proximidad del objeto y el nivel de peligro que representan.