Opel reorganiza su futura producción

Opel está reorganizando su estructura productiva en Europa con vistas a hacerla aún más efectiva. Así, la marca alemana ha decidido que la futura nueva generación de sus modelos Corsa y ADAM se produzcan en la planta que la marca tiene en Figueruelas (Zaragoza), en España, y que el sucesor del SUV Mokka X pase a fabricarse, a partir de 2019, a su planta de Eisenach (Alemania).

“La redistribución de asignaciones hará que nuestra producción sea mucho más eficiente”, ha asegurado  Philip R. Kienle, vicepresidente de Manufacturas de Opel. “La nueva distribución de cada modelo en las instalaciones de fabricación permite alcanzar grandes ventajas en sinergias de producción” dijo Kienle Estamos dando un importante paso para el futuro”.

Por otra parte, para Wolfgang Schäfer-Klug, presidente del comité de empresa de la marca alemana vinculada a General Motors, “esta decisión asegura los puestos de trabajo de nuestros colegas en ambas plantas, al tiempo que abre nuevas perspectivas. En base al convenio colectivo de IG Metal, hemos logrado conseguir al mismo tiempo un gran futuro para las plantas de Eisenach y Zaragoza, con interesantes productos para ambas.

Según Jörg Köhlinger, jefe de Distrito del sindicato IG Metal,: “la implementación de un convenio colectivo de futuro muestra lo beneficioso del acuerdo para las dos plantas. Todas las personas involucradas han contribuido para asegurar el futuro de ambas factorías y los empleos, al tiempo que se asegura el futuro de ambas plantas para Opel”.

En España, hasta final del pasado mes de  noviembre se han vendido 15.718 Opel Mokka y Mokka X, 25.030 Corsa y 2.618 Adam.