Polestar fabricará eléctricos de alto rendimiento

Dentro de su actual proceso de transformación empresarial, Volvo Cars acaba de anunciar la segregación de Polestar, su división encargada del desarrollo de vehículos de altas prestaciones, para transformarla en una empresa dedicada a la producción de vehículos de altas prestaciones de propulsión eléctrica con marca propia. Este cambio marca la última etapa del actual proceso de transformación empresarial que viene acometiendo Volvo Cars en los últimos años.

Para ello, y a fin de impulsar el desarrollo de Polestar y su nueva marca de vehículos eléctricos como negocio independiente, Volvo acaba de anunciar el nombramiento de Thomas Ingenlath, vicepresidente senior de Volvo Cars y responsable de los últimos y atractivos diseños de los más recientes modelos presentados por la marca sueca, como nuevo director ejecutivo de Polestar. 

 "Situar a Thomás Ingenlath al frente de la nueva organización de Polestar demuestra nuestro firme compromiso de establecer una nueva marca independiente verdaderamente diferenciada dentro del Grupo Volvo Cars", declaró Håkan Samuelsson, presidente y director ejecutivo de Volvo Cars.

 Junto a Ingenlath, Volvo también sitúa en Polestar al hasta ahora vicepresidente senior de Comunicación Corporativa del Grupo Volvo Car, Jonathan Goodman, como nuevo director de Operaciones de la nueva marca de vehículos eléctricos.

"Con 25 años de experiencia comercial en la industria automotriz, Jonathan Goodman está en una posición ideal para proporcionar experiencia operacional a la visión del negocio de Thomas Ingnelath, y aprovechar así al máximo el experimentado equipo de administración que impulsará la marca Polestar", afirmó Samuelsson.

 "Polestar será un competidor creíble en el emergente mercado global de automóviles electrificados de alto rendimiento. Con Polestar, seremos capaces de ofrecer vehículos eléctricos a los conductores más progresistas y exigentes del mundo en todos los segmentos de mercado".

 Después de una larga unión en el automovilismo deportivo, donde ambas empresas venían colaborando desde 1996, Volvo Cars adquirió la totalidad (100%) de Polestar Performance en julio de 2015. Con la nueva organización que ahora plantea el Grupo, en adelante Polestar ofrecerá coches que ya no llevarán el logotipo de Volvo, sino el de Polestar. Además, del desarrollo de la nueva marca y sus nuevos modelos, Polestar también producirá distintos paquetes de optimización para los modelos de la marca Volvo, que se ofrecerán bajo la denominación Polestar Engineered.

La nueva marca del grupo disfrutará de sinergias tecnológicas y de ingeniería específicas con Volvo Cars y se beneficiará igualmente de las importantes economías de escala que puedan surgir como resultado de su conexión con Volvo. Estas sinergias le permitirán diseñar, desarrollar y fabricar coches electrificados de alto rendimiento a nivel mundial.

Sr. Ingenlath dijo: "Estoy muy ilusionado con el desafío que supone crear esta nueva marca y con la emoción que supone el desarrollo de una fabulosa cartera de productos a medida y canalizar la gran pasión que tenemos todo el equipo de Polestar. El próximo capítulo de la historia de Polestar apenas está empezando".

Por el momento no se conocen datos sobre los posibles emplazamientos de la marca, planes de producción, comerciales o de los nuevos modelos que piensan introducir en el mercado, aunque ya se ha anunciado que todo ello será desvelado el próximo otoño.