Toyota, Honda y Nissan colaboran para la implantación del Hidrógeno

Los tres principales fabricantes japoneses de automóviles, Nissan, Honda y Toyota, han acordado apoyar de forma conjunta el desarrollo de la implantación de estaciones de servicio suministradoras de hidrógeno para automociñón en Japón. Además de cubrir parcialmente los costes de explotación, su apoyo consistirá en ayudar a las empresas de infraestructuras en la prestación del mejor servicio posible a los clientes, estableciendo una red de repostaje accesible, práctica y sencilla para los futuros propietarios de vehículos impulsados por pila de combustible, los denominados Fuel Cell Vehicles (FCV).

Este acuerdo trabaja ya en paralelo con el apoyo del Gobierno japonés a las futuras estaciones de hidrógeno y busca animar a nuevas empresas a entrar en el negocio del suministro de hidrógeno como fuente de energía en la automoción.

Con su apoyo conjunto, las tres marcas japonesas buscan popularizar los FCV, mediante la creación de un entorno fiable de repostaje que garantice la tranquilidad del suministro a los propietarios de uno de estos vehículos. Para ello además han de crear además de productos atractivos, una infraestructura de estaciones de hidrógeno que garantice el suministro, sean fáciles de usar, y sean accesibles. El gobierno japonés subvenciona la creación de estas estaciones y parte de los gastos de explotación de estas estaciones de servicio, buscando con ello consolidar una red con suficiente cobertura en todo el país en torno al año 2020.

Toyota ya comercializa desde 2014 el Mirai; Honda tiene previsto lanzar su FCV antes de abril del año próximo y Nissan prevé comercializar un vehículo impulsado por un motor que funcione con Hidrógeno a partir de 2017.