Volvo se apunta a la movilidad bajo demanda

Las nuevas formas de movilidad son una de las claves por las que pasa el futuro del automóvil y, muy especialmente de las marcas que los fabrican y venden. Volvo no quiere perder su trozo de la tarta y, por esta razón, lleva tiempo trabajando y orientando su empresa al desarrollo de distintas unidades de negocio en estas nuevas vías de movilidad. Si en ocasiones ya hemos hablado de los importantes avances realizados por la marca en el campo de la movilidad autónoma (tan importantes han sido que el Grupo Volkswagen ha fichado muy recientemente al director de su unidad de negoci), ahora Volvo Cars inicia una nueva unidad de negocio de movilidad compartida como parte de una amplia expansión de su estrategia de servicios de movilidad y vehículos compartidos.

 

La nueva unidad de negocio estará articulada en torno a Sunfleet, una de las primeras empresas de vehículos compartidos del mundo, operada por Volvo desde 1998. Con sede en Suecia, Sunfleet tiene unos 50.000 abonados que generan alrededor de 250.000 transacciones en más de 50 ciudades suecas.

Mientras que Sunfleet constituirá el núcleo de la nueva unidad de negocio, Volvo en el futuro, se expandirá a nuevos mercados globales y prestará una gama totalmente nueva de servicios de movilidad para satisfacer las expectativas cambiantes de los consumidores en torno al modo en el que poseen e interactúan con vehículos.

«La titularidad privada de vehículos no desaparecerá pero, como fabricantes de automóviles, tenemos que aceptar el hecho de que va a reducirse y, lo que es más importante, va a cambiar. Tenemos un modelo rentable y de eficacia probada en nuestro mercado interior que tenemos la intención de aprovechar a medida que desarrollamos un modelo global», explicó Håkan Samuelsson, presidente y director ejecutivo de Volvo Cars.

Durante los próximos meses se harán públicos todos los detalles de la renovada estrategia de movilidad compartida de Volvo, pero la empresa tiene la intención de complementar los modelos actuales y tradicionales de titularidad de vehículos con una serie de soluciones de movilidad a demanda. La flexibilidad, la sencillez de uso y la personalización van a ser factores de éxito críticos.

La directora ejecutiva de la nueva unidad de negocio será Bodil Eriksson, actual vicepresidenta de productos, marketing y comunicación de Volvo Car USA y antigua vicepresidenta primera de comunicaciones corporativas.

«Hoy por hoy, la noción de movilidad y titularidad de vehículos está cambiando. Reconociendo este cambio fundamental y rápido en los hábitos individuales de movilidad y respondiendo a él, nos aseguramos de que Volvo continúe siendo relevante a ojos del consumidor», señaló Samuelsson.