300 CV en el nuevo Seat León Cupra

Cupra, un nombre que lo dice todo. El apócope de las palabras Cup Racing se ha convertido en un claro objeto de deseo en los distintos modelos de Seat y, muy especialmente en el nuevo León. 

Máxima deportividad perfectamente combinada con funcionalidad, confort y tecnología hacen del que ya es el Seat de serie más potente de toda la historia de la marca uno de los modelos más apetecibles del mercado para quienes quieren disfrutar a diario de la conduccíon más deportiva con total seguridad en un modelo estéticamente atractivo y a buen precio. Pero ahora va incluso más allá con las recientes mejoras introducidas por Seat.

El León Cupra siempre ha destacado por sus prestaciones y nivel de equipamiento, pero también por su relación calidad/precio y por su diseño. Su éxito es indudable. En 2016 fueron 9.000 las unidades vendidas a nivel mundial, de las cuales 8.300 se quedaron en el mercado europeo, cifras que sitúan al modelo más deportivo de la marca española en el top 5 de su segmento en el Viejo Continente.

Y ahora, con la adopción de las nuevas tecnologías en materia de seguridad, conectividad y multimedia que la marca ha introducido recientemente en toda la gama del León, el nuevo Cupra es aún más atractivo para un uso diario. Gracias a la gran practicidad y versatilidad que ofrecen las tres diferentes variantes de carrocería disponibles (5 puertas, SC coupé y ST familiar) se puede decir que el Cupra pone al alcance de todo tipo de usuarios la máxima deportividad disponible.

Y es que los 300 CV que rinde ahora su motor 2.0 TSI le convierten no solo en el tope de gama, sino también en el modelo de serie más potente jamás fabricado por Seat.  Son 10 CV más respecto a la versión anterior, pero más importante aún es el aumento del par máximo que sube de los 350 Nm a nada menos que 380 Nm. Y no solo eso. Tan importante cifra de par para un coche compacto está disponible en un amplísimo rango de revoluciones, desde 1.800 hasta 5.500 rpm, lo que le permite un margen de uso tan extenso que su conducción es reamente impresionante.

El resultado: una respuesta contundente y poderosa, prácticamente desde el ralentí hasta la zona alta de cuentavueltas. Todo ello es posible, entre otras razones, gracias al sistema de distribución variable del árbol de levas y al sistema de inyección directa e indirecta, tecnologías que permiten extraer en todo momento un rendimiento óptimo del motor y lograr unas prestaciones excepcionales. Eso sí, la velocidad máxima está limitada electrónicamente a 250 km/h, independientemente de si el cliente opta por el cambio manual que se ofrece de serie o la transmisión DSG, ambas de seis relaciones de marcha.

Todo este potencial no está reñido con la más alta eficiencia. El consumo medio de la versión SC con cambio DSG es de 6,7 l/100 km, mientras que el 5 puertas se conforma con 6,8 l/100 km. El Cupra ST DSG 4Drive consume 7,2 l/100 km. Según la versión, las emisiones C02 se sitúan entre los 153 y los 164 g/km.

El nuevo León Cupra alcanza en la variante de carrocería familia ST combinada con el cambio de doble embrague DSG y tracción de cuatro ruedas motrices su máxima expresión. La incorporación en esta nueva entrega del León Cupra de la tracción 4Drive evoca a la primera generación del modelo comercializada en el año 2000, aunque ahora se complementa mucho mejor en materia de deportividad, seguridad y versatilidad gracias a los notables avances en materia de tecnología y seguridad que Seat ha incorporado a todas las versiones de la gama León, además de las variaciones específicas que se adoptan para las versiones del nuevo Cupra.

Así, para extraer el máximo partido de un motor tan brillante, el León Cupra 300 cuenta con una suspensión específica con amortiguadores controlados electrónicamente. El Control de Chasis Adaptativo DCC ha sido puesto a punto por los ingenieros de SEAT para lograr el mayor grado de eficacia y confort al mismo tiempo, garantizando una excelente adaptación al terreno, pues en cuestión de milisegundos se adecúa a las condiciones de la carretera y al estilo de conducción.

Seat mantiene en los nuevos Cupra la dirección de asistencia progresiva como equipamiento de serie. Este sistema facilita un manejo aún más ágil tanto en las carreteras más viradas como en las maniobras de aparcamiento, permitiendo que el conductor precise dar menos vueltas de volante para conseguir los giros deseados. Asimismo, también aporta un mayor confort y aplomo al circular por zonas más rápidas.

Otro elemento fundamental es el diferencial autoblocante VAQ de tipo Haldex, de actuación hidráulica y gestión electrónica. Su funcionamiento no es tan pasivo como el de otros sistemas que recurren a los sensores del ESP para frenar la rueda interior de la curva y enviar más par a la exterior. En su caso, tras analizar en milisegundos el agarre de cada neumático, los discos del embrague Haldex se abren o cierran, pudiendo transferir hasta el 100% del par disponible a una sola rueda. Por supuesto, su funcionamiento está perfectamente coordinado con el resto de ayudas electrónicas y, además, trabaja tanto en aceleración como en retención, por lo que se eliminan completamente los habituales rebotes de dirección al acelerar saliendo de curvas cerradas, se da un descanso a los frenos ya que no tienen que actuar y tampoco se perciben interrupciones en la entrega de potencia. El conductor simplemente nota que el subviraje desaparece por completo y que la motricidad permanece en cualquier circunstancia.

Las cualidades dinámicas del Cupra pueden adaptarse al gusto del conductor gracias al Cupra Drive Profile. Hay cinco modos para elegir: Confort, Sport, Eco, Individual y Cupra. Este último supone el cénit de la deportividad ya que eleva las sensaciones de conducción a otro nivel. La respuesta al acelerador, del DSG, del DCC, de la dirección progresiva y del diferencial autoblocante VAQ es especialmente deportiva en el modo Cupra.

También el control de estabilidad ESC conserva la posibilidad de adaptar su funcionamiento a las demandas del conductor, ya que cuenta con tres niveles disponibles. Al poner en marcha el motor, el ESC está totalmente conectado, permitiendo una conducción muy deportiva pero manteniendo al mismo tiempo los más altos niveles de seguridad. Para un uso extremadamente dinámico, como en un circuito, se pueden escoger dos niveles de desactivación: el primero anula el control de tracción y pone el ESC en modo deportivo; el segundo va un paso más allá y desactiva el ESC completamente.

Como ya hemos comentado, las nuevas versiones Cupra incorporar lo último en materia de tecnología y funcionalidad. Sin olvidar los elementos ya presentes en el CUPRA 290 —como el sistema de sonido Radio Media System Plus, el control de crucero adaptativo ACC o el Front Assist—, la luminosidad se mejora gracias a la adopción de los faros de tecnología Full LED que aportan un alcance muy superior. Los intermitentes están ahora integrados en los proyectores de luz día y su luz es aún más visible; y los faros antiniebla también son ahora de tecnología LED y al igual que los intermitentes posteriores, ahora de mayor tamaño.

En el interior los nuevos Cupra añaden freno de mano eléctrico, sistema Kessy de apertura y arranque del motor sin llave, cargador inalámbrico de móvil y pantalla táctil en color de 8'' con toda la funcionalidad y última tecnología en conectividad, todo ello dispuesto en la consola central. Además la luz ambiente —-también LED— permite escoger entre 8 colores y su intensidad es regulable para poder adaptarla a nuestro estado de ánimo o estilo de conducción.

Los nuevos León Cupra también incorporan los más avanzados sistemas de asistencia a la conducción, multimedia y conectividad. Gracias a las avanzadas versiones de cámara y radar se ofrece el Asistente de frenada en ciudad con Protección de Peatones y el Asistente de Emergencia, y el sistema de reconocimiento de señales de tráfico es aún más preciso que antes y reconoce un mayor número de señales. Y las versiones con cambio automático DSG, pueden completar su equipamiento con el Asistente de Atasco, tecnología que aporta mayor grado de confort en situaciones de tráfico intenso.

 

kW/CV

Nm @ rpm

Vmax-km/h

CO2

2.0 TSI

221/300

380 1800-5500

250

158 -161

2.0 TSI DSG

221/300

380 1800-5500

250

153 -164

* Datos referentes a las tres carrocerías
** Las emisiones de CO2 reflejan los valores mínimos (SC) y máximos (ST 4Drive)