Arteon el nuevo tope de gama de VW

La última generación del Passat se presentó en 2014 y desde ese preciso instante fueron muchos los que echaron en falta en la nueva familia a la versión de carrocería de aspecto y talante más deportivo, la conocida como Passat CC. El nuevo Arteon viene a llenar su hueco, aunque lo hace tirando para arriba del modelo, puesto que no solo reemplazará al CC sino que también lo hace con el desaparecido Phaeton, salvo en el mercado Chino, donde se seguirá vendiendo su, en teoría, sustituto, el Phideon, un modelo desarrollado exclusivamente para aquel mercado y que, según la marca, no está previsto traer a Europa. Esto quiere decir que el nuevo Arteón es el nuevo buque insignia de la gama de Volkswagen.

Grande, pero no descomunal. Cuando este verano se inicien sus ventas en Alemania, el Arteon se convertirá en el modelo de mayor tamaño de la actual gama Volkswagen gracias a sus 4,86 m de longitud. Con 1,87 m de anchura y 1,42 m de altura, el Arteon va a competir en un segmento muy distinto al del Passat, dado que por sus proporciones entra de lleno en el segmento de los Gran Turismo.

Como ya anticipamos, (ver aquí)  el nuevo VW combina un diseño de vanguardia con un alto de versatilidad en el que destaca su nuevo frontal y el amplio interior que ofrece gracias a que la nueva plataforma modular MQB que emplea le permite ofrecer una más que generosa distancia entre ejes de 2,84 metros, que habilita cinco cómodas plazas en su interior al que se accede por las cuatro amplias puertas de su carrocería fastback. Esta ofrece una línea bastante dinámica marcada por un capó que se extiende más allá de lo normal hasta abrazar las aletas prácticamente en los pasos de rueda, integrándose así mucho más en la vista lateral del modelo.

De esta manera visto de frente el coche resulta especialmente ancho y poderoso, aspectos que  las líneas de fuerza del capó en combinación con el diseño de la parrilla frontal y las ópticas contribuyen a destacar aún más, asi como los blisters en color de contraste que arropan las tomas de aire delanteras situadas a ambos extremos del frontal.

La línea lateral se ve marcada por una línea de tensión que acaba rematada en unos anchos hombros en la trasera, aportando con ello una cierta dosis de deportividad y fuerza que se remata en una potente imagen trasera, rematada con el pequeño spoiler final de la tapa del maletero.

Y como todos los Gran Turismo, a ese carácter e imagen de tinte deportivo pero clásico le unen una gran practicidad gracias al amplio y accesible maletero de 563 litros de capacidad (1.557 litros cuando se configura con los respaldos de los asientos traseros abatidos). Siguiendo con el interior, el equipamiento del modelo es el habitual ya conocido en las berlinas de la marca, con una más que elevada calidad de realización y un diseño atractivo dentro de la habitual sobriedad del fabricante en cuanto a la distribución de los elementos. Tómese este comentario como algo positivo y no negativo, pues disponer de los elementos adecuados en el lugar y la distancia precisos desde el volante siempre ha de considerarse un plus y no una mácula en el debe de la oferta del fabricante. Y menos aún cuando incorpora todo cuanto se puede precisar a bordo, con un equipamiento de serie de lo más completo y que llegará a amplios límites a medida que se vayan pasando páginas del amplio listado de opciones que sin duda Volkswagen pondrá a disposición de los compradores del Arteon

Entre estos elementos figurará el atractivo y práctico sistema de reconocimiento gestual estrenado por el Golf en su última generación, así como el Active Info Display, atractivo panel digital de instrumentación a través del cual y de los distintos mandos multimedia —tanto del volante como del sistema de info entretenimiento y de su pantalla táctil de gran tamaño— se controlarán también las funciones de los numerosos sistemas de ayuda y asistencia a la conducción, como la última evolución del sistema de frenada de emergencia, de funcionamiento autónomo en caso de que el conductor pueda sufrir un síncope y del sistema de crucero activo que Volkswagen incluirá en el equipamiento del Arteon (que trabaja con información procedente también del mismo navegador). 

Las líneas de equipamiento serán las habituales de los modelos de la marca, con las habituales Líneas específicas de acabado R-Line, para los amantes del estilo más deportivo, y Elegance, para quienes prefieran optar por la elegancia y la distinción de los materiales y elementos más exclusivos.

Dado el tamaño y las características Gran Turismo del Arteon y las habituales tendencias de la marca, la gama de motorizaciones disponibles será amplia y de lo más completa, tanto en las variantes diésel como gasolina, a las que sin duda acabarán sumando otras de energías alternativas, dada la dirección hacia la que camina todo el grupo Volkswagen.

Así, al menos inicialmente, las mecánicas diésel TDI serán todas de cuatro cilindros y dispondrán de versiones de hasta 240 CV y las gasolina (TSI y TFSI) llegarán hasta los 280, en combinación con cajas manuales de 6 relaciones y automáticas DSG de 7, en combinación —según versiones— con el sistema de tracción total 4Motion de Volkswagen.

Todavía es pronto para aventurar el precio, máxime si tenemos en cuenta que la marca posiciona el Arteón en un escalón ligeramente superior al que situaba al Passat CC, dada la intención de que cubra también la oferta del segmento de las berlinas de gran tamaño, donde –al menos en Europa y desde la desaparición del Phaeton— la marca “del pueblo” carece de representante,... al menos de momento. El Arteon se pondrá a la venta este mismo verano. A mediados de junio se lanzará en el mercado alemán, donde las primeras unidades de preventa ya se están comercializando coincidiendo con la presentación del modelo durante el pasado salón de Ginebra.  En el mercado español las ventas del modelo se iniciarán en unas semanas, lo que indica que probablemente las primeras unidades comiencen a entregarse a finales del verano (agosto/septiembre).