Audi renueva sus A4 y A4 Avant

Ante el aluvión de novedades y renovaciones en el segmento de las berlinas, Audi no iba a permanecer impasible y dejar a su tercer modelo más vendido, pero el que mayor volumen de ingresos le genera a los pies de los caballos. Por eso ya tiene listo una nueva evolución de los A4 y A4 Avant que se mostrará a finales de verano en el Salón de Fracfort.

Para hacer frente a la corriente de renovación del segmento de las berlinas, Audi actualiza sus A4 y A4 Avant con una puesta al día que básicamente mantiene su aspecto exterior pero que mejora notablemente todo aquello que no se ve.

Como cada vez sucede más a menudo, si una cosa funciona, ¿para qué cambiarla? Siguiendo la actual tendencia continuista (y también más económica), los nuevos A4 y A4 Avant no cambian radicalmente su apariencia simplemente porque no lo necesitan.

Aunque eso no significa que no evoluciónen. Y, claro está, lo hacen siguiendo las actuales tendencias del mercado. Y si antaño lo que se llevaban eran las curvas y redondeces, ahora lo que prima es una vuelta a los diseños voluminosos y potentes.

 

Los nuevos Audi siguen la tendencia, de igual modo que se mantienen fieles a la reducción de peso que la tecnología ligera de producción de la marca establece. Hasta 120 kilos menos que los modelos actualmente a la venta es lo que pierden en este nuevo envite, una apuesta que se combina con la mejora de su eficiencia aerodinámica y con un incremento de nada menos que un 25 por ciento de potencia de media en su gama de motores, que ofrecerá variantes desde los 150 a los 252 CV que a la vez serán espectacularmente limpias, pues Audi anuncia emisiones CO2 para ellas entre los 95 g/km y los 129 g/km.

 

Los nuevos A4 crecen en longitud y anchura, manteniendo su altura. De ahí que la imagen que muestran las fotos (especialmente las del Avant) den la impresión de un coche de mayor tamaño al que nos tiene acostumbrado este modelo, aunque la ganancia es de apenas un par de cm en sus cotas; aparentemente escasa pero más que suficiente para redistribuir el espacio interior y proporcionar más espacio y cota de confort a los pasajeros, en especial a los de las plazas traseras, habitualmente maltratados en los modelos de este segmento del mercado.

 

Exteriormente, adoptan en el frontal el nuevo diseño establecido por las últimas realizaciones de Audi en su tradicional parrilla “single frame”, con un capó con la v más marcada y nuevas entradas de aire laterales más cuadradas en la zona inferior. Las ópticas son nuevas, tanto las delanteras como las traseras, unidas entre sí por una línea de cintura que delimita el hombro de lado a lado del coche. En el lateral también destaca la nueva posición de los retrovisores, que abandonan su habitual posición en el pilar A para situarse ahora en la”hombrera” de las puertas. Una posición que facilita la visibilidad en maniobras de aparcamiento al abrir un nuevo ángulo de visibilidad hasta ahora no disponible.

En cuanto a mecánicas dispoibles, cuando la nueva gama llegue al mercado lo hará con tres posibles variantes diesel y cuatro gasolina, todas ellas renovadas y cumplidoras de la normativa Euro6 gracias al uso del aditivo AdBlue. Las mécanicas de gasóleo (95 por ciento de las ventas del modelo) serán la 2.0 TDI 150 CV Ultra (3,7l/100 km, 95 g/km),  la 2.0 TDI 190 Cv (4,1 l/100 km y 107 g/km), la 3.0 TDI de 218 CV (4,2 l/100km y 110 g/km) y la 3.0 TDI quattro de 272 CV (4,9 l/100 km y 129 g/km)

En cuanto a las gasolina, todas ellas TFSI, dispondrá del 1.4 150 CV (4,9 l/100 km y 114 g/km) 2.0 190 CV Ultra (4,8 l/100 km y 109 g/km CO2) y de la 2.0 de 252 CV (5,7 l/100 CV y 129 g/km.

Avanzada su presencia en el mercado, llegará una versión bivalente gasolina GNC sobre la base de la carrocería Avant y bajo la denominación g-tron. Asimismo, también se especula sobre la posible incorporación a la gama de una variante eléctrica o híbrida e-tron, dado que los nuevos A4 emplearán en su construcción la nueva plataforma MLB-Evo del grupo, especialmente pensada tanto para acomodar las mecánicas longitudinales de seis cilindros como las unidades de potencia de estas tecnologías. Como de costumbre, las mecánicas comentadas se ofrecerán combinadas con las habituales diferentes posibilidades de transmisión de los modelos de la marca.

La renovación es el momento que Audi también aprovecha para seguir trufando el coche con los más avanzados sistemas de ayuda y control en todos los campos a bordo de sus nuevos A4.

Así, dispondrá de serie o en opción, según versión, de elementos como el Control de crucero adaptativo (ACC) , Audi Cruiser City, sistema présense básico, asistente de atascos, asistente de esquiva y de giro, advertencia de salida, asistente de parking, Audi visual cockpit, Head-up display, carga por inducción para los smartphones, etc.