BMW Concept M4 GTS

Apenas un año después del lanzamiento del M4 Coupé, de la mano de BMW M GmbH surge una versión aún más potente y de mayores prestaciones. Se trata del BMW Concept M4 GTS, un vehículo válido para circular por carretera, pero especialmente pensado para su uso en los circuitos. Que tiemble el DTM.

La división M de BMW vuelve a sorprender con uno de sus productos. Sobre la base del Coupé M4, muestra un concept que anticipa un modelo que sin duda sería tan exclusivo como excitante, con la vista más puesta en el mundo de la competición que en la calle y dotado de innovadoras soluciones tecnológicas que futuras series de la marca bávara irán incorporando. Y todo ello acompañado de las máximas prestaciones y combinadas con el mínimo peso posible, para proporcionar exclusivas vivencias y grandes emociones a los afortunados que puedan ponerse a su volante.

BMW M GmbH, conocida anteriormente como BMW Motorsport, se fundó en 1972 y desde entonces viene haciendo realidad los sueños más prestacionales de BMW sobre sus modelos de serie alcanzando hitos que van desde su brillante M1 al primer motor turbo que logró el campeonato del mundo de Fórmula, sin olvidar nunca al icónico M3 Grupo A.

La división ha desarrollado modelos tan especiales como los : BMW M3 Evolution (1988), BMW M3 Sport Evolution (1990), BMW M 3GT (1995), BMW M3 CSL (2003), BMW M3 GTS (2010) y BMW M3 CRT (2011). Aplicando en ellos la tecnología y conocimientos procedentes directamente del mundo de la competición automovilística, los últimos avances mecánicos para obtener la máxima potencia posible y las más avanzadas técnicas de construcción ligera para reducir el peso total del vehículo. Por ello, no es de extrañar que al atractivo M4 Coupé le siguieran nuevas versiones que pudieran exprimir aún más su potencial en busca de lograr las máximas prestaciones.

«El BMW Concept M4 GTS nos permite anticipar la aparición de un modelo especial exclusivo y fascinante, que marca las pautas por su tecnología y que fue concebido de manera consecuente para las pistas de carreras. Sin embargo, a pesar de sus excelentes cualidades de competición, se trata de un automóvil perfectamente apto para su uso en el tráfico vial. Es, pues, tecnología de competición automovilística puesta en la calle, en el sentido más estricto de la palabra», explica Frank van Meel, presidente de la junta directiva de BMW M GmbH.

Según informa el fabricante bávaro, este BMW Concept M4 GTS incorpora nuevas e inéditas soluciones tecnológicas que se estrenarán con posterioridad en un modelo fabricado en serie. Entre otras, el BMW Concept M4 GTS cuenta con el innovador sistema de inyección de agua, que en el BMW M4 MotoGP Safety Car consigue aumentar su potencia y par motor. También incorpora luces posteriores de tecnología de diodos orgánicos de emisión de luz (OLED), tecnología lumínica que le habilita a nuevas prestaciones en la oscuridad.

Por primera vez, este Concept M4 GTS se ha podido contemplar recientemente en el  Concours d'Elegance de Pebble Beach (en California, EE.UU). Su estética —basada en la del M4 coupé— revela que se trata de un modelo especial de altas prestaciones, concebido en todos sus detalles para triunfar en los circuitos de carreras. El deflector delantero regulable manualmente, así como el alerón posterior, ambos de fibra de carbono visible, logran un perfecto equilibrio aerodinámico y permiten adaptar el comportamiento del coche a las características de cada circuito, así como también a la conducción en carreteras abiertas al tráfico. Consecuentemente, se han empleado en su construcción materiales ligeros, como el polímero reforzado con fibra de carbono (PRFC) empleado en el capó, a fin de reducir aún más el peso. Gracias a esto, el centro de gravedad del coche es más bajo. La amplia entrada de aire optimiza el guiado del aire con el fin de reducir las fuerzas ascendentes que actúan sobre el eje delantero.

El dinamismo y la imagen de gran aplomo del coche se subrayan mediante el color exterior Frozen Dark Grey metalizado, que contrasta llamativamente con el color Acid Orange del deflector delantero. Este llamativo color Acid Orange se retoma en las llantas de aleación ligera forjadas, de peso optimizado y estilo 666M. Las llantas delanteras de dimensiones 9,5 J x 19 y las posteriores de 10,5 J x 20, se combinan con neumáticos Michelin Sport Cup 2 (las delanteras de formato 265/35, y las traseras de 285/30 R20). Esta combinación de neumáticos de diversas dimensiones ha sido adaptada óptimamente a las cualidades dinámicas del BMW Concept M4 GTS.

El motor del BMW Concept M4 GTS incorpora el innovador sistema de inyección de agua que ya se utiliza en el BMW M4 MotoGP Safety Car para aumentar la potencia y el par motor del propulsor.

Con el sistema de inyección de agua, los ingenieros de BMW M GmbH aprovechan para extraer energía del entorno durante el proceso de evaporación. Al evaporarse el agua que se inyecta como una fina neblina en el colector del módulo de aspiración, se provoca un enfriamiento del aire aspirado. Así disminuye la temperatura final en la cámara de combustión, por lo que se reduce la tendencia a las autodetonaciones, lo que significa que el motor puede funcionar con una mayor presión de funcionamiento en la turbina y con un punto de encendido más temprano.

Esta tecnología redunda en un aumento de la potencia y del par motor, a la vez que reduce el esfuerzo térmico que deben soportar diversos componentes relevantes para las prestaciones. Otra ventaja consiste en que esta solución también aumenta la resistencia y durabilidad del motor turbo. Con el BMW Concept M4 GTS, esta avanzada tecnología utilizada en la competición automovilística se traslada directamente al tráfico vial.

La gran potencia del motor turbo de seis cilindros constituye, de por sí, un reto para el sistema de gestión de temperaturas en el motor y en los grupos secundarios. Para garantizar siempre un nivel óptimo de temperaturas y, además, para elevar los límites de potencia definidos por las condiciones térmicas, los ingenieros de BMW M GmbH apuestan por un sistema de refrigeración innovador y sumamente eficiente. Además del radiador principal, el coche cuenta con radiadores complementarios para que la gestión térmica sea óptima en los circuitos de alta y de baja temperatura, así como en la refrigeración de la caja de cambios y del turbo. La refrigeración del turbo se lleva a cabo mediante un sistema indirecto de refrigeración del aire, con la ayuda de una bomba de agua eléctrica adicional.

Además, el BMW Concept M4 GTS dispone de innovadoras luces posteriores de tecnología OLED. Estos diodos orgánicos de emisión de luz (OLED, por sus siglas en inglés) son novedosas fuentes luminosas que emiten una luz homogénea en toda su superficie, por lo que se diferencian de la emisión por puntos de los LED usuales. Gracias a su altura de apenas 1,4 milímetros y, además, a la posibilidad de activar por separado diversos módulos luminosos, se dispone de nuevas posibilidades para la escenificación lumínica del coche. Con la tecnología OLED, las superficies adquieren una nueva plasticidad y una apariencia inconfundible, así como una expresión de máxima precisión.

La tecnología OLED marca el inicio de una nueva era de la iluminación y del diseño nocturno, a la vez que ofrece nuevas posibilidades para que la escenificación lumínica de BMW adquiera un novedoso carácter inconfundible, tanto de día como de noche.