BMW renueva la elegancia dinámica de su Serie 4

BMW  ha puesto al día todas las variantes de carrocería de la Serie 4, un modelo lanzado al mercado no hace todavía cuatro años y del que ya se han vendido 400.000 unidades hasta finales de 2016 en todo el mundo.

 

Las variantes Coupé, Cabrio y Gran Coupé, han creado una nueva familia de modelos cuyas primeras unidades dotadas con la actualizada estética estáran en los concesionarios españoles a partir del próximo mes de marzo.

Exteriormente, estrenen un nuevo frontal, con ópticas de nuevo diseño y ahora todos de tecnología LED,  —también en la trasera—, nuevas tomas de aire y un nuevo faldón trasero. Las llantas cuentan con un nuevo diseño , que varía en función del acabado y la versión elegida.

 

En el interior, se añaden nuevos detalles cromados y galvanizados, y la consola central se ofrece ahora en color negro brillante, reforzando todo ello la sensación de exclusividad y alta calidad a bordo. Mejoran los guarnecidos y acabados, con detalles como la doble costura en el panel de instrumentos, las nuevas molduras interiores disponibles  o los nuevos colores de la tapicería, que facilitan una mayor personalización del acabado interior.

 

La dinámica de conducción también ha sido revisada.  Los nuevos BMW Serie 4 Coupé y BMW Serie 4 Gran Coupé incorporan una configuración más rígida de la suspensión, que ofrece mayor deportividad sin perjudicar el confort., mejorando la estabilidad tanto lateral como longitudinal independientemente de la carga desplazada a bordo. Esta variación afecta tanto a la suspensión estándar, como a las configuraciones opcionales de la suspensión M Sport y adaptativa. Esta mayor deportividad, estabilidad y firmeza facilitan un mayor control del vehículo en recta y un tacto de dirección aún más comunicativo y preciso.

 

En cuanto a las mecánicas, no hay cambios significativos. Todos los motores gasolina y diésel cuatro cilindros son los ya conocidos de la última familia BMW EfficientDynamics y están equipados con tecnología BMW TwinPower Turbo. Hay tres motores de gasolina (BMW 420i, BMW 430i y BMW 440i) y tres opciones diésel (BMW 420d, BMW 430d, BMW 435d xDrive) disponibles para todos los modelos de esta remozada Serie 4.

La potencia de las variantes gasolina va desde los 184 CV / 135 kW del BMW 420i hasta los 326 CV / 240 kW del BMW 440i (con consumos combinados de combustible de 7.9 a 5.5 l/100 km equivalentes a unas  emisiones de CO2 de 185 a 127 g/km). En el caso de los diésel, la potencia va desde los 190 CV / 140 kW del BMW 420d hasta los 313 CV / 230 kW del BMW 435d xDrive (con consumos combinados de combustible de 5.9 a 4.0 l/100 km equivalentes a emisiones CO2 de 155 a 106 g/km). El el BMW Serie 4 Gran Coupé está disponible otra variante diésel, el BMW 418d con una potencia de 150 CV / 110 kW (cuyo consumo de combustible combinado varia de 4.5 a 4.1 l/100 km lo que equivale a unas emisiones combinadas de CO2 de 118 a 107 g/km).

Además, la nueva Serie 4 ofrece hasta doce variantes con la opción BMW xDrive, que en las versiones   435d xDrive viene con sistema de tracción total inteligente de serie en las tres siluetas.

En cuanto al equipamiento de infoentretenimiento el BMW Serie 4 puede llevar como opción el cuadro de instrumentos multifuncional, dándole al conductor la posibilidad de elegir entre distintas opciones de visualización para todas las pantallas, dependiendo del modo de conducción seleccionado. El sistema de navegación Professional (opcional) para el nuevo BMW Serie 4 lleva ahora una interfaz con controles basados en las series más altas de BMW, aún más sencillos de usar. Los controles pueden organizarse como se desee y ofrecen una versión constantemente actualizada del contenido del menú, haciendo que manejarlo sea aún más intuitivo para los usuarios.