Citroën C-Aircross Concept, un heredero para el C3 Picasso

Seguimos con el aluvión de novedades y concepts para el próximo Salón de Ginebra, donde Citroën mostrará este C-Aircross Concept, un modelo que anticipa el que será el heredero del C3 Picasso y que está desarrollado en paralelo con el también recién presentado Opel Crossland X gracias a los acuerdos entre Opel y PSA. 

Tras el lanzamiento del estéticamente atrevido e innovador Nuevo C3, Citroën prosigue el desarrollo de la gama de su modelo polivalente con versiones derivadas, como la que el prototipo C-Aircross Concept va a mostrar en el Salón de Ginebra y que prefigura el que bien podría ser el nuevo SUV compacto que venga a sustituir en la gama del doble chevron al C3 Picasso.

Aunque mantiene los actuales cánones estéticos del C3 su tamaño es levemente superior y alcanza los 4,13 m de longitud. Como este, mantiene también su peculiar diseño frontal en doble altura, con las atractivas luces de día como principal foco de atención, los bien simulados airbump de su vista lateral, o atrevidos toques de color estratégicamente repartidos (frontal, puertas, ópticas traseras, barras de techo,…) que en combinación con la disponibilidad del techo acabado en distinto color al del resto de la carrocería

 

El C-Aircross Concept es un SUV compacto de estilo campero, dotado de un amplio interior muy luminoso gracias a la amplia superficie acristalada y su gran techo panorámico abrible. Además incorpora un elevado número de tecnologías útiles, como las cámaras laterales que sustituyen a los espejos retrovisores o la cámara trasera que va situada en el alerón del final del techo. También dispone de la tecnología HUD para proyectar en color los datos del cuadro de la instrumentación sobre una lámina que hace las veces de cuadro de la instrumentación. El volante es monobrazo y está dotado con mandos intuitivos integrados en él, sistema de recarga de móviles por inducción, etc.

 

De 4,15 m de longitud, 1,74 m de alto y 1,63m de ancho, la silueta de este SUV compacto incorpora protecciones delanteras y traseras en color negro brillante. Molduras laterales en el mismo color se extienden también por toda la parte baja de la carrocería dándole al coche un marcado aspecto de todocamino, acentuado por las grandes llantas de 18 pulgadas. Todo ello anticipa la elevada posición de conducción en su interior y la potenciales aptitudes off-road que puede llegar a ofrecer el modelo.

 

Otro detalle perceptible a simple vista es la apertura de las puertas. Tal y como indican la manillas de apertura, las puertas laterales son de apertura contrapuesta, lo que facilita el acceso al interior del coche donde los pasajeros disfrutarán de un habitáculo altamente funcional y espacioso, como se puede apreciar en las imágenes que acompañan a estos comentarios.

 

Por todo el interior hay numerosos espacios donde depositar objetos de distinto tamaño. Uno recorre todo el ancho del salpicadero y otro la ancha consola central que se extiende hasta los asientos trasero; hay un doble cajón con correas que permite depositar objetos delante, grandes vaciabolsillos en las puertas y la zona de almacenamiento de los bolsos está oculta bajo la bandeja del salpicadero.. Además también hay bolsas de almacenamiento en la trasera de los respaldos de los asientos y en el montante lateral.

En el centro del salpicadero, una gran pantalla táctil de 12 pulgadas hace las veces de auténtico centro de control del C-Aircross Concept. La forma de visualizar los datos permite que todos los pasajeros puedan acceder igualmente a la información disponible sobre el trayecto gracias al Citroën Connect NAV, el sistema de navegación conectada 3D con reconocimiento de voz. Cada pasajero puede conectarse con el sistema y seleccionar su propia música o ver una película en su dispositivo móvil, el cual puede recargar sin necesidad de cable en el espacio de la consola central habilitado especialmente para su recarga mediante inducción.

 

Para mayor entretenimiento a bordo también incorpora la aplicación Share with U, un servicio de entretenimiento para los pasajeros via Wifi que permite que todos ellos compartan música, archivos, imágenes o películas. Además, la ConnectedCam Citroën también está situada detrás del retrovisor interior para grabar lo que sucede por delante del coche y compartir esas imágenes y videos en las redes sociales. Y en los reposacabezas de los asientos delanteros y traseros hay integrados altavoces para que cada pasajero disfrute bien de su propia burbuja sonora a bordo, bien que comparta la de alguno o todos sus acompañantes.