Citroën C3 Aircross

Destinado a un uso fundamentalmente urbano, Citroën acaba de presentar su nuevo C3 Aircross, un SUV derivado del C-Aircross Concept que busca ofrecer la máxima funcionalidad y un diseño que sigue fielmente las pautas marcadas por el C3 a cuya familia de variantes se integra. Producido en la planta de Opel en Figueruelas (Zaragoza) el C3 Aircross comparte buena parte de sus principales elementos mecánicos y estructurales con el Opel Crossland X.

Mide 4,15 m de longitud, 1,76 m de ancho y 1,64 de altura, cotas que junto a sus 2,6 m de distancia entre ejes le permiten habilitar el amplio y utilizable interior que se visualiza en una de las imágenes que acompañan a este texto, donde hasta cuatro adultos podrán viajar cómodamente junto a su equipaje.

Este podrá disponer bien de los 410 litros de capacidad del maletero para acoplarse, bien de los 520 litros que puede llegar a contar si se desplazan hacia delante las banquetas de la segunda fila de asientos. Si además, abatimos el respaldo tanto de esta como del asiento del acompañante delantero, dispondremos de distancia interior suficiente como para introducir paquetes de hasta 2,4 metros de longitud.

A la funcionalidad de su habitáculo interior hay que añadir la gran luminosidad que se disfruta a bordo gracias al techo panorámico con apertura practicable disponible como elemento opcional y que facilita una mayor visibilidad durante los trayectos por la ciudad a los ocupantes del vehículo, especialmente a los de las plazas traseras.

El uso práctico del coche también se incrementa gracias a la elevada conectividad y tecnología embarcadas. El centro del salpicadero está ocupado por una pantalla central de 7 pulgadas desde la cual se pueden controlar los sistemas de información y entretenimiento habilitados a bordo, así como el navegador (opcional y con software de Tom-Tom).  También puede contar con recarga para dispositivos móviles mediante inducción (standard Qi) Mirror Scream para Android Auto, Apple Car Play y Mirror Link y, algo más adelante, estará disponible con el Connect Box que vendrá acompañado de un pack que integrará las funciones de llamada de emergencia y asistencia en caso de accidente.

Cuando se ponga a la venta en el próximo mes de noviembre, el C3 Aircross llegará con una gama que ofrecerá tres motores de gasolina y dos diesel. Los primeros dispondrán de 82,110 y 130 CV, acoplados a transmisiones de 5 y 6 relaciones de marcha, además de una caja de cambios automática EAT6 que se comercializará con la variante intermedia.

En los de gasóleo, se venderán las variantes BlueHDi de 100 y 120 CV, ambas con cambio manual, de cinco marchas la de menor potencia y de seis la de mayor. Para otros mercados hay prevista una versión dotada con una versión diesel de 90 CV, aunque esta no se prevé comercializarla en España.

En todos los casos, la tracción será siempre delantera, pues Citroën no contempla ofrecer este modelo dotado de un sistema de tracción a las cuatro ruedas. Lo que sí incorpora en el sistema Grip Control, dotado de cuatro modos de conducción, que permite mejorar la adherencia del coche en función del terreno que pisa, así como de sistema de control de descenso para ayudar a bajar pendientes a velocidades muy reducidas (3 km/h).

Junto a estas ayudas a la conducción, el C3 Aircross cuenta con otras para facilitar el trabajo a su conductor. Así, elementos como el Head Up display (que proyecta información sobre el parabrisas), la cámara de visión trasera, el sistema de ayuda al aparcamiento se suman a los asistentes de frenada de emergencia, aviso de ángulo muerto, cambio de carril, reconocimiento de señales de tráfico y recomendación, alerta de atención al conductor o luces de Carretera integrados de serie o disponibles como opción en función de la variante de equipamiento elegida.