Citroën C4 Cactus Rip Curl, un crossover aventurero

Dado a conocer durante el Salón de Ginebra celebrado el pasado mes de marzo, Citroën ha iniciado ya en España la comercialización del C4 Cactus Rip Curl, su modelo más surfero, pensado especialmente para los amantes de la aventura y de las emociones fuertes. Un modelo “made in Spain”, dotado de un marcado carácter “outdoor” y un desenfadado estilo con el que encarna a la perfección el tradicional, espectacular y muy atractivo —en especial durante estos meses del año— espíritu que rodea al mundo del surf.

Esta nueva versión especial del Cactus nace de la colaboración de la marca del doble chevron con Rip Curl, una de las referencias mundiales en el mundo del surf. Entre ambas marcas han orientado el vehículo para atraer a aquellos compradores que gustan de buscar aventuras y sensaciones diferentes, compradores cuya filosofía de vida comparte el estilo “Feel Good, Feel Free” que caracteriza también a los que gustan de actividades como el surf para sus ratos de ocio y deporte. 

La nueva versión Rip Curl del Citroën C4 Cactus está disponible sobre la base de las variantes mecánicas Pure Tech 110 S&S y Blue HDI 100. La primera se puede adquirir desde 18.950 euros y la segunda desde 19.550 Euros. Ya están a la venta en todos los concesionarios de la Red Citroën

 

Entre las novedades que aporta ésta versión a la gama del C4 Cactus, se encuentra el sistema Grip Control, que aporta a las versiones Rip Curl una motricidad reforzada e inteligente que les permite adaptarse a terrenos difíciles, como son las deslizantes zonas de tierra en los accesos a las playas. La incorporación de este sistema, va asociada a los motores más potentes del C4 Cactus versiones PureTech 110 S&S y BlueHDi 100) y en combinación con una caja de cambios manual, y todo ello acompañado, además, de neumáticos específicos Mud & Snow ALL SEASONS, especialmente diseñados para poder circular en todas las estaciones climatológicas.

El sistema Grip Control de Citroën gestiona el patinado de las ruedas delanteras motrices y ofrece cinco modos diferentes de funcionamiento capaces de adaptarse al terreno por el que se circula. Éstos se seleccionan mediante un mando giratorio, integrado en el centro del salpicadero. Los posibles modos a seleccionar son Standard, Arena, Todocamino, Nieve y Esp off.

El primero, Standard, es el destinado al uso habitual del C4 Cactus en las condiciones habituales en las carreteras y mediante el cual el sistema Grip Control se adapta en modo automáticamente a las condiciones de la carretera en función de su estado. En el modo Arena se puede lograr el patinado simultáneo de las dos ruedas delanteras motrices que permite avanzar al coche sobre suelo blando, limitando los riesgos de quedarse enganchado en la arena. Este modo está operativo mientras se circula hasta 120 km/h, momento en el cual cambia de manera automática al modo “Standard”. 

El tercer modo, el Todocamino, actúan como un Diferencial de Deslizamiento Limitado, asegurando así el arranque del vehículo sobre superficies deslizantes (barro, hierba mojada,…) al transferir el máximo de par posible sobre la carretera y ofreciendo la máxima adherencia. Está operativo a velocidades de hasta 80 km/h, momento a partir del cual el modo Standard pasa a activarse de forma automática. Con el modo Nieve, el cuarto posible, el C4 Cactus adapta de forma instantánea el patinado de cada una de sus ruedas motrices a las condiciones de adherencia del suelo, con el fin de permitir avanzar al vehículo de forma segura y serena sobre terrenos nevados. Superados los 50 km/h de velocidad, el Grip Control retorna automáticamente al modo standard. El último modo, el ESP off, permite desactivar el ESP (activo hasta 50 km/h).

Exteriormente el C4 Cactus Rip Curl ofrece un diseño único y muy personal dentro de la gama del Cactus, fruto de una combinación estética diferenciada y de la ya habitual facilidad de uso, modernidad y dinamismo del compacto de Citroën. Como es evidente, su look incorpora alusiones al mundo del surf con elementos exclusivos que le distinguen visualmente como las carcasas de los retrovisores y las barras de techo blancas, a los que añade un adhesivo brillante con motivos geométricos y el logo de la marca Rip Curl destacado en letras blancas. 

Para dotarle de una imagen más atrevida y divertida la gama de colores para la carrocería contempla tonos y variantes que le dotan de una gran personalidad: Marrón Oliva, Negro Obsidien, Rojo Adén, Gris Aluminio o Blanco Perla Nacarado. Todos ellos combinados con los ya conocidos Airbump negros (de serie) o Duna (como opción).

En su interior, el Citroën C4 Cactus Rip Curl añade toques cromáticos de color Naranja, por ejemplo en los cinturones de seguridad, que contrastan con el habitual ambiente dominante en color gris y los guarnecidos de los asientos disponibles, de serie, en Tejido Mica Gris o en Mixto Cuero Gris, como opción. Todo ello bañado por la luminosidad excepcional que aporta el techo acristalado panorámico de alta protección térmica capaz de absorber los efectos del calor.

Además, el Citroën C4 Cactus Rip Curl cuenta con  numerosas tecnologías que facilitan la conducción a las personas y favorecen el confort y la seguridad a bordo. Así, dispone entre otros elementos, de sistemas como Park Assist, ayuda a la salida en pendiente (Hill Assist), encendido automático de luces,  sensor de lluvia, faros antiniebla delanteros con función ‘Cornering Light’, sistema de navegación,  regulador/limitador voluntario de velocidad o la cada vez más demandada Citroën Connect Box, que incluye llamada de asistencia y emergencia localizadas.