El nuevo Kia Picanto llegará en junio

A finales del segundo trimestre de 2017, el nuevo Picanto, el vehículo urbano de Kia se pondrá a la venta en el mercado español. Antes, a primeros de marzo, Kia lo mostrará en el Salón del Automóvil de Ginebra, aunque algunos medios de comunicación ya han podido conducirlo o, al menos, disponer de información e imágenes del mismo.

Con un diseño exterior más atrevido y desenfadado, un interior más amplio y silencioso, un maletero de los más amplios de su categoría, el bastidor y la seguridad reforzados —ahora cuenta incluso con sistema de frenada de emergencia autónoma— el nuevo Kia Picanto se presenta con nuevas y atractivas características para atraer la atención de los compradores, entre las cuales se encuentra la incorporación a la gama de su primer motor turboalimentado de gasolina, el T-GDI 1.0 que se pondrá a la venta a finales del tercer trimestre del 2017.

La tercera generación del Picanto rejuvenece el producto y lo vigoriza. Su nuevo diseño es más decidido y todo el conjunto disfruta de una mayor calidad de realización y acabado, especialmente en el interior, donde además se incorporan avanzadas tecnologías y mayores posibilidades de personalización. Según Kia, el nuevo Picanto será uno de los modelos más versátiles del segmento A.

 “Nuestros clientes europeos —comenta Michael Cole, director de Operaciones de Kia Motors Europa— nos han dicho que les gusta el diseño del anterior Picanto, su coste de utilización, sus dimensiones compactas para la conducción urbana y su gran nivel de equipamiento y atractivo precio. El nuevo modelo mantiene estos puntos fuertes y ahora ofrece un nivel superior de prestaciones y dinamismo así como las últimas tecnologías en conectividad y una seguridad mejorada. Por todas estas razones confiamos en que el nuevo Picanto contribuirá a mejorar aún más nuestro posicionamiento y penetración en este segmento tan competitivo”.

 Desde su lanzamiento en 2011, las ventas de la todavía a la venta generación actual del  Picanto han superado los 1.4 millones de unidades en todo el mundo, de las cuales más de 300.000 se realizaron en Europa y más de 55.000 de ellas durante el año pasado.

 Los centros de diseño de Kia en Namyang (Corea) y Francfort (Alemania) fueron los encargados de elaborar el nuevo diseño del Picanto. Su estampa es ahora más resuelta y sus líneas más atrevidas. El frontal es el característico con la parrilla nariz de tigre ya conocida en los modelos de Kia dispuesta más baja y unas nuevas ópticas en forma angular más envolventes que en la anterior entrega del Picanto. Marcadas líneas rectas horizontales se prolongan por todo el contorno del coche.

 La vista lateral está caracterizada por las nuevas líneas distintivas que recorren los pasos de rueda estribos y hombros. El Picanto no aumenta su tamaño (3,59 m) pero si que incrementa su distancia entre ejes hasta los 2,40m, para lo cual acorta el voladizo delantero en 2.5 cm. El trasero también se alarga 1 cm para habilitar más espacio en el maletero, que también incrementa su volumen gracias a que el pilar C está menos inclinado que en la anterior entrega del modelo y, por tanto le permite incrementar su habitabilidad interior.

 Una de las principales características con las que Kia ha dotado al nuevo Picanto es una gran capacidad de personalización del modelo al gusto de cada comprador. En combinación con los hasta siete colores de acabado exterior disponibles —cinco de ellos metalizados— Kia también ofrece para el pequeño de su familia dos diseños de llantas de aluminio —ambos disponibles en medida de 14 y 15 pulgadas—, nuevas ópticas con intermitentes y luces diurnas LED, y atractivas versiones especiales de acabado, como la GT-Line, de imagen marcadamente deportiva y dotada de atractivos elementos de remate en colores rojo, plata y negro en la parrilla, tomas de aire laterales, estribos y paragolpes trasero, así como la posibilidad de incorporar una doble salida de escape cromada.

 La imagen interior también ha sido objeto de interesantes cambios que hacen del espacio a bordo un lugar más moderno y refinado en el que viajar. Se incorporan nuevos materiales en los distintos elementos, cuya nueva disposición en el habitáculo aporta una mayor sensación de calidad y de ganancia de espacio disponible a bordo.

 Esto sucede por ejemplo con el nuevo salpicadero, cuya disposición de elementos está marcadamente orientada hacia el centro. Allí precisamente, actuando como eje del mismo, Incorpora una nueva pantalla táctil “flotante” en pleno corazón de la consola central. Recorriendo el salpicadero, una tira con efecto cromo satinado aporta mayor sensación de calidad a bordo. Cuatro bocas de ventilación, dos horizontales bajo la pantalla y dos verticales situadas a ambos extremos, facilitan la adecuada climatización del habitáculo interior.

 Sin variante de tres puertas, el acceso al mismo será mucho más fácil en esta nueva entrega del modelo. No solo la entrada es más fácil (se ha reducido la altura del borde de entrada), al elevarse en 15 mm la base del salpicadero ahora también hay más espacio para las rodillas en las plazas del conductor y su acompañante.

 El maletero aumenta su tamaño hasta alcanzar los 255 l de capacidad, frente a los 200 disponibles anteriormente. Gracias a que los respaldos de los asientos traseros pueden abatirse (en disposición 60:40) hasta dejar una superficie de carga completamente plana, el Picanto admite ahora cargas de hasta 1010 litros.

 El confort de marcha también mejora, no sólo gracias a los nuevos asientos que ahora incorporan materiales y formas similares a los del resto de la gama, también merced a las mejoras llevadas a cabo en la suspensión (independiente McPherson delante y de eje torsional la posterior. Los ingenieros de Kia han buscado reducir los balanceos en curva y dotar al modelo de reacciones mucho más rápidas a los movimientos de volante del conductor. Para ello se ha incorporado una estabilizadora más rígida en una posición menos elevada la delantera y algo superior la trasera. Esto permite retrasar el centro de cabeceo del modelo y evitar el tradicional hundimiento de la parte delantera en las frenadas sin necesidad de montar una suspensión más dura, lo que comprometería el confort.

 La dirección también se ha modificado. Su desmultiplicación es ahora de 14,3:1 (antes era de 16,5) lo que hace que sea un 13 por ciento más rápida en su respuesta y se reduzcan las vueltas de volante de tope a tope (de 3,4 a 2,8) facilitando un control más sencillo del vehículo en el tráfico urbano, especialmente cuando se circula a baja velocidad.

 En cuanto a las mecánicas con las que el nuevo Picanto se va a ofrecer en el mercado, contará con tres posibles motores gasolina. Dos de ellos, los atmosféricos MPI (inyección directa multipunto) de 1.0 y 1.25 litros, son los mismos de la anterior gama del modelo, aunque levemente mejorados para ofrecer mayor rendimiento y capacidad de respuesta.  El tercero no llegará hasta avanzado el tercer trimestre del año. Se trata del nuevo T-GDI 1.0 litros, un bloque gasolina dotado con turbocompresor e inyección directa que produce 74 kW (100 CV)  de potencia y entrega 172 Nm de par máximo y permite al Picanto incorporarse a la tecnología de la sobrealimentación turbo por primera vez. Todos ellos se ofrecerán acoplados de serie a una caja de cambios de cinco marchas, aunque para el 1,25 también habrá disponible un cambio automático de cuatro relaciones como opción.

 En cuanto al equipamiento, el nuevo Picanto ofrece de serie seis airbags y numerosos elementos de seguridad activa, como el sistema de gestión de la estabilidad (VSM) con control electrónico de estabilidad (ESC), que le permite asegurar la estabilidad durante la frenada y en curva detecta posible pérdidas de adherencia activando entonces el ESC para ayudar al conductor a mantener la trayectoria.  También incorpora Sistema de asistencia a la frenada de emergencia (AEB).

 Como ya hemos dicho, el nuevo Kia Picanto se pondrá a la venta en junio de 2017 (aunque habrá que esperar hasta el tercer trimestre del 2017 para disponer del nuevo motor turbo de la gama) y seguirá contando con la exclusiva garantía de serie que ofrece el fabricante coreano de 7 años o 150.000 kilómetros