Fiat 500 X, leves mejoras en la gama

Fiat ha introducido leves cambios en la gama de su atractivo SUV 500 X. Se trata de leves retoques estéticos tanto en su exterior como en su interior, que permiten al robusto modelo potenciar su imagen y estilo urbano multiuso. Nuevos colores en la gama, llantas, tapicerías y la introducción de las mecánicas 1.3 Multijet 95 CV y 1.6 Torq 110 CV en combinación con los acabados Off-Road Look son sus principales variaciones en este arranque del 2017.

Manteniendo las principales virtudes que han hecho del 500 X uno de los SUV’s de pequeño tamaño más atractivos del mercado, Fiat ha dotado al icónico modelo de las actualizaciones necesarias para mantener la demanda cada vez más exigente de este tipo de vehículos urbanos con capacidades ruteras y, ocasionalmente, off-road dotados de gran estilo y personalidad y un completo acabado en materia de conectividad e infoentretenimiento a bordo.

Si nos ceñimos a lo habitual, los cambios introducidos por Fiat en la gama 2017 de su 500 X son ciertamente leves, pero más que suficientes para mantener vigente la atractiva oferta comercial del mismo en el segmento de los SUV´s de pequeño tamaño. Apenas hay retoques estéticos en su exterior, salvo leves detalles que permiten potenciar el peculiar estilo del modelo, que tan atractivo resulta. 

 

Así, los paragolpes y las protecciones de las variantes Cross y CrossPlus son específicos y cuentan con un nuevo diseño. Los paragolpes delantero y trasero se ofrecen ahora en color aluminio y las placas protectoras adoptan un nuevo matiz metálico, al tiempo que la iluminación proporcionada por las luces diurnas (DRL) es más “fría” o menos brillante que la hasta ahora disponible.

 

Para el acabado exterior de todas las versiones de la gama también hay disponible tres nuevas posibilidades en la paleta de colores: dos colores metalizados —Blue Jeans y Bronce Donatello— y uno de tono pastel —Beige Cappuccino—. Además, las versiones Lounge disponen de unas nuevas llantas de aleación de 17”.

 

Pese a los cambios introducidos, las compactas dimensiones del modelo permanecen inalteradas salvo en la altura, que varía entre los 1,60 y 162 m en función de la versión de acabado y la tracción elegida.

 

En el interior, se mantienen las versiones y acabados conocidos hasta la fecha, al igual que el equipamiento disponible para las mismas en materia de conectividad, sistemas de ayuda y asistencia a la conducción, y equipo de info entretenimiento a bordo. Pero en las versiones del 500 City-Look se introducen importantes cambios, como el nuevo acabado del túnel central o los nuevos asientos, de tejido antracita para las versiones Pop y PopStar y con terminación disponible en Antracita y Marfíl también para esta última. En toda la gama las tapicerías en piel Tabaco y Negra han sido renovadas y mejoradas.

 

Los cambios más importantes en el apartado mecánico vienen de la mano de las versiones Off-Road Look, ahora disponibles con los motores 1.3 Multijet de 95 CV y 1.6 Torq de 110 CV, ambos cumplidores de la normativa Euro6, al igual que el resto de mecánicas disponibles para los Fiat 500.