Ford GT, el óvalo más rápido

348 km/h (216 millas/hora). Esta es la velocidad alcanzada por el nuevo Ford GT en el circuito de Calabogie Motorsports Park en Canadá, donde el súper deportivo de la marca del óvalo se ha sometido a una serie de pruebas.  El nuevo Ford GT dispone del mejor rendimiento jamás alcanzado por cualquier vehículo fabricado en serie con el motor Ecoboost. La potencia de su motor 3.5 litros V6 se complementa con una elevada eficiencia aerodinámica y un sistema dinámico activo. 

Es el vehículo de producción en serie más rápido de cuantos ha producido Ford en su historia. El nuevo Ford GT es capaz de alcanzar tan elevada velocidad punta gracias a que ha sido diseñado y optimizado para que su rendimiento sobre la pista esté a la altura de la tradición competitiva del modelo. 

En sus pruebas de desarrollo, con todos los modelos participantes preparados para el circuito con fluidos nuevos, neumáticos nuevos y configuración de suspensión óptima, en condiciones idénticas y con el mismo piloto al volante, el Ford GT mejoró el rendimiento tanto del McLaren 675LT como del Ferrari 458 Speciale en el circuito Calabogie Motorsports Park de Canadá. En las citadas condiciones, el Ferrari marcó un registro de 02:12.9, el McLaren anotó 02:10.8 y el GT 02:08.8

 “El Ford GT es puro rendimiento”, afirma Raj Nair, vicepresidente ejecutivo de Desarrollo de Producto Global y jefe técnico de Ford. “Hemos conseguido una considerable reducción de peso con su chasis de fibra de carbono. Y hemos reinvertido parte de ese ahorro de peso donde realmente importa en cuestión de rendimiento, específicamente en todo lo que afecta a la dinámica. El resultado es un coche aún más rápido”. El peso en seco del Ford GT es menor de 1.400 kg, lo que sitúa a este súper coche entre sus dos principales competidores, el McLaren 675LT y el Ferrari 488. Logra una relación peso/ potencia de 2.14 kg por CV en su versión para EE.UU.

El nuevo motor EcoBoost V6 y 3.5 litros de Ford, al que SAE otorga 647 CV y un par de 746 Nm en su versión para EE.UU, ofrece una amplia banda de potencia, produciendo un 90 por ciento de par máximo desde 3.500 rpm. “Nuestras expectativas siempre han sido que el EcoBoost V6 tendría un rendimiento excepcionalmente bueno en el Ford GT, tanto en materia de potencia como en eficiencia aerodinámica”, afirma Dave Pericak, director global de Ford Performance. “Hemos puesto a prueba y desarrollado este motor desde el prototipo de competición Daytona que participó en la IMSA durante dos temporadas y durante la temporada pasada con el Ford GT. Estamos extremadamente satisfechos de cómo rinde, tanto en circuito como en carretera”.

Además, los sistemas dinámicos activos, tanto la suspensión como la aerodinámica, están diseñado para hacer que el coche cuente con una fuerza de adherencia, agarre y equilibrio óptimos a cualquier velocidad, creando una configuración más rápida para conductores de cualquier nivel.

El Ford GT se ha puesto a prueba una y otra vez con victorias en competición en Le Mans y otros numerosos circuitos durante la temporada pasada tanto en IMSA como en WEC. La versión en serie comparte muchos rasgos con su variante de competición, con características aerodinámicas y de suspensión que llevan su rendimiento a nuevas cotas.