Ford reinventa la pantalla digital en el GT

La pantalla digital de instrumentación de diez pulgadas que Ford va a instalar en el nuevo Ford GT ha sido especialmente diseñada para ayudar a reducir las distracciones del conductor. Para ello, recurre a gráficos y textos inspirados directamente en los displays que utilizan los modelos de competición. Además, la pantalla se reconfigura automática en función del modo de conducción activo en el coche en cada momento.

En el caso del nuevo GT, esto significa que puede adoptar cinco configuraciones diferentes (uno para cada modo de conducción disponible), ofreciendo en todo momento la información más relevante para cada uno de ellos en formatos muy sencillos de leer e interpretar. Ford tiene previsto incorporar más adelante esta pantalla digital en el resto de modelos de su gama 

El nuevo Ford GT cuenta con un panel totalmente digital en el tablero de mandos que ofrece información de manera rápida y fácil al conductor a partir de los cinco modos de conducción especiales disponibles. El estilo que sigue este nuevo panel digital para ofrecer la información es muy similar al disponible en las cabinas de los aviones o en el cockpit de los coches de competición. 

Se trata de un innovador panel digital de diez pùlgadas de ancho que cambia por completo el aspecto del tablero del nuevo Ford GT con respecto al modelo original. Aquel estaba dotado de un cuadro conectado directamente a un conjunto fijo de indicadores, botones y mandos analógicos repartidos por el panel de mandos que tenían que responder a todo tipo de situaciones. En el nuevo GT todo eso cambia por completo.


"La concentración y atención del conductor son muy importantes a estos niveles de prestaciones", asegura Jamal Hameedi, ingeniero jefe de Ford Performance. "Hemos diseñado el GT con un panel de instrumentos que cambia según el modo de conducción de manera que este es más relevante y útil para el conductor".

Los ingenieros y diseñadores de Ford crearon este tablero de controles digital de última generación para que fuese personalizable, elegante y capaz de ofrecer información específica a cada modo de conducción para ayudar a garantizar que los usuarios que gustan de llevar el Ford GT al su límite obtengan los datos que necesitan para tomar decisiones al volante de la manera más eficiente posible.

El lanzamiento del Ford GT presentaba una oportunidad única para reinventar el panel de instrumentos, ampliando lo que puede hacer un coche conectado y adelantando el futuro de los vehículos Ford.

 

Su diseño se ha realizado analizando qué datos son más importantes, cuándo hace falta mostrarlos y cómo mostrar esa información de la manera más conveniente para que pueda ser rápidamente procesada y asimilada por el conductor". El resultado es una nueva pantalla de alta resolución donde se muestran los datos en gráficos nítidos y de alto contraste, que encaja perfectamente en el práctico habitáculo del nuevo GT


El campeón en Le Mans con el equipo Multimatic, Scott Maxwell, fue el encargado de probar el diseño inicial en el laboratorio de simulación del Ford GT. Maxwell sugirió cambiar el diseño del tacómetro para proporcionar una vista expandida de la línea roja del EcoBoost V6 que permitiese una mayor visibilidad periférica. El piloto de competición también recomendó ciertos cambios en la priorización de la información de rendimiento.

Conforme el equipo de diseño comenzó a llevar prototipos a las carreteras, Ford Performance comenzó a contactar con proveedores capaces de ofrecer una pantalla de última generación.

Gracias a la nueva pantalla se puede acceder fácilmente a los cinco modos de conducción a través de controles situados en el volante, lo que facilita mantener los ojos y la atención en la carretera así como las manos en el volante.

Cada modo presenta la información de manera diferente, priorizando lo que resulta fundamental para cada entorno y ajustando la pantalla al contexto determinado. Así, el modo normal muestra la información de manera directa, casi empresarial. Destaca el velocímetro, situado en el centro del display, con la selección de marcha a la derecha y los indicadores de combustible y temperatura en la parte superior izquierda. El tacómetro, con forma de palo de hockey, se muestra de manera comprimida para las rpm más bajas, ya que el motor revoluciona tan rápido que las cifras más bajas no significan prácticamente nada para el conductor. La horquilla entre 3.000 y 7.000 rpm domina la parte superior de la pantalla

El modo Wet (mojado)  incorpora muchos de los conceptos de información del modo normal, añadiendo un tema azul y el concepto de "suelo mojado". Los gráficos de debajo del velocímetro emulan el brillo del asfalto mojado para recordar al conductor que este es el modo activado en ese momento.

 

El modo Sport (deportivo) ajusta las prioridades de información. Al frente y en el centro está la selección de marcha, mientras que el velocímetro se sitúa de manera menos prominente en el extremo derecho. Está diseñado en una agresiva trama de color naranja y es el modo preferido de la mayoría de pilotos de pruebas.

 

El modo track (circuito) presenta una sobria combinación de fondo negro y texto y gráficos de alta legibilidad en un nítido tema rojo que el ojo puede captar fácilmente en un entorno de movimiento rápido. La selección de marcha y la velocidad del motor se muestran de manera prominente, mientras que la temperatura de refrigeración, la presión y temperatura de aceite y los niveles de combustible, se muestran como porcentaje en vez de en kilómetros de autonomía.

 

El modo V-Max ofrece un aspecto completamente distinto, totalmente funcional y simplificado. Ha sido ideado para quienes buscan alcanzar la máxima velocidad y muestra un velocímetro de gran tamaño situado en su centro, con el tacómetro reducido a una sola línea con indicador de puntos para evitar distracciones. La temperatura de refrigeración, la presión del aceite, la temperatura del aceite y el turbo se sitúan a la derecha y los niveles de combustible en la parte superior izquierda el extremo inferior derecho.

 

"Hemos dedicado una enorme cantidad de tiempo para hacer esto bien", cuenta Nick Terzes, ingeniero supervisor de Ford GT. "El resultado es sencillo, pero conseguir la perfección sencilla puede ser todo un reto".

Joey Hand, ganador de las 24 Horas de Le Mans al volante de un Ford GT, se mostró entusiasmado ante los diferentes modos de conducción durante una visita reciente a Las Vegas Motor Speedway. "Esto es exactamente lo que quiero ver cuando quiero verlo", dijo. "Habéis hecho un trabajo estupendo".

El GT no es el único vehículo Ford que recibirá esta nueva tecnología del panel de instrumentos digital. La innovación también llegará a otros vehículos Ford en el futuro; fruto de la evolución constante de la gama Performance de Ford, aportará nuevas mejoras para los vehículos de todos nuestros usuarios.