Honda centrará en los eléctricos en el eje de su actividad

Lo tienen claro. Honda Motors Europe ha anunciado de cara al futuro su clara apuesta por el automóvil eléctrico, autónomo y conectado. Según sus planes, los vehículos híbridos, los híbridos enchufables y los eléctricos tanto de baterías como de pila de combustible significarán dos tercios de las ventas de Honda en Europa en 2025. 

Katsushi Inoue, presidente y COO de Honda Motor Europe detalló la visión eléctrica que la marca tiene sobre el futuro del automóvil. Según esta, Europa será el principal mercado en la estrategia globlal de vehículos eléctricos de Honda, marca que se ha fijado como objetivo que dos tercios de sus ventas en 2025 en el viejo continente correspondan a unidades dotadas de propulsores eléctricos bajo sus capós.

«Emplearemos nuestros recursos de I+D a escala global para agilizar el lanzamiento de una avanzada gama de motores eléctricos para el cliente europeo». Estas palabras de Inoue durante la conferencia de prensa que Honda organizó en el Salón de Ginebra dejan clara la firme apuesta que la marca va a acometer por esta tecnología sostenible. Una estrategia que ya ha dado comienzo y cuyo primer representante veremos en 2018, un vehículo dotado de un sistema de tecnología híbrida de dos motores que se comercializará en Europa durante el próximo año

Además, Honda también irá añadiendo en su gama de modelos para comercializar en el viejo continente distintos tipos de vehículos híbridos enchufables, eléctricos de baterías y de pila de combustible de hidrógeno. Pero Honda es mucho más que una fábrica de coches. La nueva estrategia de electrificación en la compañía japonesa va mucho más allá. El objetivo de Honda es desarrollar soluciones eléctricas y eficientes para todas sus áreas de productos, incluidas las motocicletas y las herramientas motorizadas.

Pero la apuesta por las nuevas tecnologías en Honda no termina con la electrificación, sino que también es una apuesta por soluciones de movilidad autónomas, conectadas y sostenibles. Honda se ha decidido también por el vehículo autónomo como principal solución de movilidad y sostenibilidad dado que este tipo de automóvil busca un mejor aprovechamiento del tiempo de inactividad de los vehículos para uso privado. Actualmente, distintos estudios y estimaciones afirman que un muy elevado número de los vehículos presentes en las ciudades para un 96 por ciento de su tiempo sin ser utilizado. Esto supone, a nivel económico, una importante ventaja para los usuarios, especialmente para empresas y corporaciones, donde los automóviles pueden funcionar fácilmente como vehículos de uso compartido de conducción autónoma en vez de permanecer parados. Las flotas de vehículos de empresa podrían incluso suministrar y vender energía a la red eléctrica durante los períodos de alta demanda cuando sus vehículos no estuvieran circulando, situación que permitiría rentabilizar aún más los tiempos de inactividad del automóvil.

Siguiendo estos conceptos, Honda trabaja en el desarrollo de nuevas tecnologías de conducción conectada que faciliten la conducción a los usuarios de sus modelos. Así, una de sus propuestas más innovadoras en esta dirección se basa en la denominada inteligencia artificial. Un “motor emocional" al que la marca llama HANA (del inglés, Honda Automated Network Assistant), detecta las distintas emociones que dan lugar a las reacciones del conductor. De este modo, el sistema almacena múltiples variables y tras aprender de las decisiones tomadas con anterioridad por el conductor puede aplicar al vehículo un criterio para proponer nuevas opciones y recomendaciones ante determinadas situaciones.

Honda también ha lanzado un avanzado dispositivo de «vehículo conectado» que ofrece a los propietarios un servicio completo de «asistente digital». Conectado a la unidad de control del automóvil, el dispositivo ofrece un completo paquete de funciones de seguridad y cuidado del vehículo (todas ellas accesibles a través de una aplicación para smartphones iOS o Android), tales como la rápida conexión con los servicios de asistencia en caso de problemas en carretera o el contacto sencillo con su taller Honda habitual.

 

Con motivo de su presencia en el pasado Salón de Ginebra, Honda mostró los nuevos avances de esta estrategia sobre la base de sus modelos Clarity Fuel Cell y NeuV. El primero, que ya está a la venta en algunos mercados europeos desde finales de 2016, es el vehículo eléctrico de pila de combustible más avanzado del mundo y ofrece hasta 700 km de autonomía según propias mediciones del fabricante acordes a la metodología establecida en el Nuevo Ciclo Europeo de Conducción (NEDC). La comercialización de este modelo en Europa forma parte de la iniciativa europea HyFIVE (del inglés Hydrogen For Innovative Vehicles) y refuerza el compromiso de Honda con el vehículo eléctrico de pila de combustible y la creación de una infraestructura de repostaje de hidrógeno viable en todo el continente.

En cuanto al segundo, el NeuV, es un concept car eléctrico, conectado y autónomo sobre el cual la marca avanza su concepción de la futura movilidad. El NeuV -cuyas siglas responden a New Electric Urban Vehicle (Nuevo Vehículo Urbano Eléctrico)- es un concept car totalmente eléctrico con una propuesta innovadora basada en la inteligencia artificial, gracias a la cual este automóvil “aprende” —mediante el ya comentado "motor emocional" HANA— de las decisiones tomadas con anterioridad por su conductor, ofreciéndole a partir de ellas nuevas opciones y recomendaciones. Gracias a una sencilla interfaz táctil, tanto el conductor como su acompañante pueden en el NeuV acceder, fácil y cómodamente, a todas las funciones del vehículo. El parabrisas panorámico proporciona un amplio campo visual; especialmente útil al maniobrar. Y el acceso a la cabina es muy sencillo, gracias al sistema de apertura lateral de las puertas.

El NeuV tiene capacidad para dos ocupantes y cuenta con un espacio de carga en la parte posterior de los asientos, donde también se aloja el "Kick 'n Go", un patinete eléctrico pensado para ser utilizado una vez estacionado el vehículo. El "Kick 'n Go" está inspirado en el patinete original que Honda lanzó al mercado en la década de los 70. El dispositivo está alimentado por una batería extraíble que se recarga a través de una conexión ubicada en el maletero del NeuV. El nuevo concepto "Kick 'n Go" demuestra la voluntad de Honda por desarrollar fórmulas de movilidad eléctrica asequibles para mejorar la vida cotidiana.

Como parte de un "Ecosistema de movilidad cooperativa", el NeuV deja constancia del potencial de la inteligencia artificial, la robótica y el Big Data para transformar la experiencia de movilidad del futuro y mejorar la calidad de vida de los conductores.