Hot Hatch, los compactos deportivos de Ford

Aunque los nuevos compradores parece que ponen en entredicho el clásico estereotipo del chico joven amante de la velocidad, lo cierto es que los modelos compactos de espíritu deportivo y motores potentes siguen atrayendo cada vez a mayor número de compradores en el mercado gracias a sus especificaciones, a la gran practicidad y versatilidad de uso y, en especial, a la mayor comodidad y seguridad de uso que estos modelos aportan. Son los denominados “Hot hatch”.

Según Ford, un 8 por ciento más de mujeres se han interesado por este tipo de modelos entre 2010 y 2015 y la media de edad de sus compradores ha aumentado de los treinta a los cuarenta años. Esto quiere decir que, según muestran datos de Ford, los “hot hatch”, parece que están dejando de ser coto exclusivo de los fanáticos del motor para ir convirtiéndose en una seria opción de compra para usuarios muy alejados del tradicional estereotipo de “chico amante de la velocidad”. Según datos de las cifras de ventas, la media de edad de compradores de modelos hot hatch ha aumentado desde los 38 años de 2010 a los 42 años en 2016.

Las ventas de modelos hot hatch en Europa están creciendo de manera considerable, con más de 22.000 unidades vendidas de los modelos Focus RS, Focus ST y Fiesta ST durante los tres primeros trimestres de 2016. Y el Focus RS ha alcanzado la cifra de 9.100 pedidos desde su lanzamiento.

Los usuarios que se decantan por modelos deportivos prácticos, cada vez valoran más los niveles de equipamiento y el tamaño compacto como decisiones clave de su compra, junto a motores potentes y experiencias de conducción que combinen mejor la comodidad al volante con dinámicas de conducción calibradas por especialistas Ford Performance.

 

La gerente de tendencias globales de futuro de Ford, Sheryl Connelly, ha identificado como tendencia los productos duraderos y multifunción que cumplan con las necesidades de los clientes de contar con un coche de concepto similar al de una “navaja multiusos”.

 

En respuesta a esta tendencia, los consumidores cada vez se sienten más atraídos por los productos útiles, versátiles y adaptables”, asegura Connelly. “Quizás esto se aplica aún más a los millenials, que parecen ser pioneros en abrir nuevos caminos y ponen mucho ojo a la hora de invertir en productos que les puedan servir en distintas etapas vitales y estilos de vida”.

Los hot hatch más prácticos siguen contando con mucho atractivo para una base de usuarios conforme van creciendo y experimentando cambios en su estilo de vida. Tener familia ya no excluye la posibilidad de tener un hot hatch como vehículo de uso diario, y los fans de los vehículos de altas prestaciones que no podían permitirse el coche de sus sueños cuando eran jóvenes tienen ahora la posibilidad de hacerse con un hot hatch moderno en otra etapa de su vida.

El Ford Focus RS y el Focus ST de gasolina y diésel y el Fiesta ST, disponible en versión cinco puertas por primera vez, también ofrecen una serie de tecnologías que mejoran la conducción cotidiana. Estas incluyen el sistema de comunicación y entretenimiento Ford SYNC, el parabrisas Quicklear, que permite eliminar fácilmente la escarcha en invierno, y asientos calefactados.

 

El Ford Focus RS cinco puertas cuenta con un motor de gasolina EcoBoost 2.3 litros de 350 CV, tracción total Ford Performance y modos de conducción configurables, incluido un modo de drift pionero en el sector que permite sobrevirajes controlados.

 

El Ford Focus ST está disponible con motor de gasolina EcoBoost 250 CV o diésel TDCi de 185 CV en versión cinco puertas o wagon. El Ford Fiesta ST de tres y cinco puertas cuenta con un motor de gasolina 1.6 litros con 182 CV. También está disponible el nuevo Fiesta ST200 de 200 CV, disponible solo en versión tres puertas.

 

A principios de este año, Ford también lanzó una nueva gama ST-Line de modelos que ofrecen un diseño inspirado en Ford Performance equipados con motores potentes y eficientes. Los modelos ST-Line incluyen el Fiesta, el Focus el Mondeo y el Kuga.

Ford tiene una larga tradición de hot hatches de gran popularidad en Europa, que se remonta 35 años con el Fiesta XR2. Este año Ford venderá más de 200.000 modelos de altas prestaciones en todo el mundo, casi el doble que hace tres años, incluido el Mustang, el Focus RS, el Focus ST y el Fiesta ST.