Hyundai i30 Turbo

Hyundai ofrece ya en sus concesionarios el nuevo i30 Turbo, un modelo que ofrece una  gran polivalencia de uso, característica que comparte con las habituales de las distintas versiones de la nueva gama i30 2015: comodidad, seguridad y agilidad en todo tipo de carreteras y recorridos urbanos y que en el i30 Turbo, además, se combinan con elevados rendimientos de tipo deportivo.

El nuevo compacto deportivo de Hyundai el i30 Turbo de 186 CV, ya está a la venta en los concesionarios de la marca

El nuevo i30 Turbo está equipado con una avanzada versión del motor Gamma GDI de 1,6 litros que incorpora turbocompresor. Como explica Jürgen Grimm, Responsable de Transmisiones en el Centro Técnico Europeo de Hyundai en la localidad alemana de Rüsselsheim, "queríamos añadir un motor potente, pero no agresivo, a la serie i30, dado que nuestra atención se centraba en el placer del conductor, no solo en las cifras relativas al rendimiento. Al dotarle de una potencia máxima de salida de 186 CV a 5.500 rpm, logramos un aumento notable del par a bajo régimen, lo que permite una aceleración más lineal y un mejor funcionamiento del motor". Gracias a este planteamiento, el i30 Turbo consigue una aceleración de 0 a 100 km/h en sólo 8,0 segundos y alcanza una velocidad máxima de 219 km/h.

El motor Gamma GDi Turbo produce 265 Nm de par a partir de la franja que va desde las 1.500 a las 4.500 revoluciones, lo que deriva en un rendimiento más dinámico de la aceleración. La potencia se transmite a las ruedas delanteras por medio de un cambio manual de seis velocidades.

Para completar el aumento del 28% en potencia, y del 38% en par (en relación con el modelo con motor GDI de 1,6 litros), el i30 Turbo va equipado con suspensión deportiva, nuevas llantas de aleación de 18 pulgadas y una dirección más directa (2,78 vueltas del volante de tope a tope). También incorpora discos ventilados de 300 mm en el eje delantero y discos sólidos de 284 mm en el posterior.

Fabricado en el Centro de Pruebas de Hyundai en Nürburgring, (Alemania), el ajuste de las funciones deportivas del vehículo se efectuó al tiempo que se llevaba a cabo una 'prueba de durabilidad acelerada', en la que se simula un ciclo de vida normal del coche en un tiempo de entre cuatro y seis semanas, realizando 110 vueltas al exigente circuito de Nurburgring cada una de ellas. Cada vuelta que se da a la variante larga (20,8 km) y exigente pista del circuito de Nürburgring equivale a unos 380 kilómetros de uso normal en carretera.

El i30 Turbo presenta una serie de cambios estéticos externos para diferenciarlo de sus compañeros de gama. Las características exclusivas del diseño exterior resaltan el enfoque deportivo del vehículo, y entre ellas cabe citar una nueva rejilla del radiador, paragolpes delantero y trasero con detalles en color rojo, un nuevo diseño de los faros LED, tubo de escape de doble salida y llantas de aleación de 18 pulgadas. En cuanto al equipamiento, el i30 Turbo dispone de los nuevos faros de bi-xenón, que ofrecen una iluminación más intensa y una mayor claridad para mejorar la visibilidad nocturna, e incorporan de serie la auto nivelación.

En el interior destacan los relojes, asientos y palanca de cambios de diseño deportivo, así como elementos tan valorados como control de crucero con función de limitación de la velocidad, sistema de navegación con pantalla táctil de 7 pulgadas, climatizador con regulación de 2 zonas, radio RDS/CD con MP3, iPod, conexión USB y Aux, sistema de sonido de seis altavoces y un techo solar panorámico para que la luz natural inunde el habitáculo.

Las funciones de seguridad activa incluyen: ESC (control electrónico de la estabilidad), VSM (gestión de la estabilidad del vehículo), ABS (sistema antibloqueo de frenos), BAS (sistema de asistencia a la frenada), HAC (control de asistencia al arranque en pendiente) para impedir el desplazamiento hacia atrás, y ESS (señal de parada de emergencia), que activa el parpadeo de las luces de freno al detectar una frenada de emergencia.

En relación con la seguridad pasiva, el i30 Turbo y todos los nuevos i30 incluyen de serie en Europa seis airbags delantero, lateral y de cortina, a lo que se añade como opción un innovador airbag para las rodillas del conductor. El i30 de segunda generación consiguió la calificación máxima de 5 estrellas en las pruebas de impacto Euro NCAP y el nuevo i30 tiene la misma integridad estructural.