i.d. Buzz, el futuro microbús eléctrico, según Volkswagen

Volkswagen sigue mostrando concepts que evocan fielmente el estilo de la popular T1, la furgoneta que desde su lanzamiento a primeros de la década de los 50 cautivó a usuarios de todo el mundo y se convirtió en el coche de referencia de aquellos que disfrutaban de un estilo de vida más bohemio y aventurero. El último de todos es el que aún está mostrando en su stand del Salón de Detroit, el concept i.d. Buzz.

Este evocador microbús recoge fielmente el espíritu creado hace más de medio siglo por la T1, para lanzarlo al futuro y proponer un nuevo microbús eléctrico, orientado a la conducción autónoma, con 600 o más kilómetros de autonomía, capacidad para ocho pasajeros y su equipaje a bordo y que bien podría hacerse realidad a partir de 2020., cuando el grupo alemán tiene previsto acometer el lanzamiento de su ofensiva de modelos eléctricos.

Con una autonomía de 600 o más kilómetros gracias a baterías de nueva generación capaces de recargarse en apenas media hora hasta en un 80 por ciento de su capacidad, este primer microbús eléctrico propuesto por Volkswagen se lanzaría al mercado listo para incorporar la nueva tecnología I.D. Pilot que se espera llegue al mercado en 2025 y que facilite la conducción autónoma  gracias a los sensores ultrasónicos y de rádar, escáneres láser y cámaras frontales y de visión 360 que incorporaría. Se trata de un vehículo completamente conectado a la nube el cual, gracias al elevado número de datos que recibiría y procesaría podría circular de modo completamente autónomo por calles y carreteras, siempre y cuando para esas fechas la legislación vigente lo permitiera.

 

Estaría dotado de una gran versatilidad interior, con asientos giratorios completamente abatibles que permitirían su uso tanto como furgoneta de carga como vehículo de transporte con capacidad para transportar hasta ocho pasajeros a bordo con todo su equipaje. Al igual que la T1 actual, también permitiría configuraciones “aventureras”, pudiendo incluso transformar su interior en un cómodo alojamiento habilitando los asientos como una cama de gran tamaño o una sala de reuniones.

 

El interior destaca especialmente por el peculiar volante que muestra el prototipo. Se trata de una tableta digital que permite controla las principales funciones del coche mediante sensores táctcilestal y como hacemos en los dispositivos móviles actuales (teléfonos, tablet, etc). Funciona en colaboración con la gran pantalla central que preside el centro del salpicadero, donde conductor y pasajeros encontrarán toda la información necesaria, información que se proyecta tanto sobre el parabrisas a través del head up display como mediante imágenes tridimensionales proyectadas sobre la carretera en tiempo real mediante realidad virtual.

 

Para desplazarse, el i.d.Buzz se encomienda a su plataforma eléctrica, dotada con un motor eléctrico para cada eje. Se trata de la actual platadorma MEB que la marca quiere introducir paulatinamente en sus distintas gamas de modelos. En ella, las baterías se sitúan bajo el piso a modo de sándwich, facilitando así un reparto de pesos que ayuda a dotar de equilibrio y estabilidad al vehículo al reducir la altura del centro de gravedad del vehículo, En todo caso, no será por falta de potencia, porque según la marca alemana en total el id.Buzz podrá disponer de hasta 374 CV de potencia en su sistema de propulsión.

 

El i.d Buzz dispondrá de una amplia gama de versiones de carrocería y variantes mecánicas, en función de sus usos y de las necesidades de movilidad de sus propietarios. Habra distintos rangos de autonomía en función del uso (privado, comercial, urbano, aventurero,…) del mismo. Su gran longitud (4,94m) y su amplia distancia entre ejes (3,30 m) permitirán desarrollar todo tipo de posibilidades a los diseñadores de Volkswagen