Jaguar Classic XKSS, la historia cobra vida

De la mano de Jaguar Classic, la división de clásicos e históricos de la marca británica hoy bajo el control del grupo indio Tata Motors, el veterano Jaguar XKSS producido hace 60 años ha vuelto a la vida.  Considerado como el primer —o al menos uno de los primeros— supercoches de la historia del automóvil, el XKSS era una versión de carretera del D-Type con el que la felina marca ganó en Le Mans.

Producido desde 1954 a 1956, en 1957 un incendio en la factoría de Browns Lane donde Jaguar  producía el modelo, dejó “a medias” la serie de 25 unidades previstas del XKSS. Tan sólo 16 pudieron salvarse y las nueve restantes acabaron calcinadas.

Tan sólo hace unos meses, Jaguar anunció que fabricaría los nueve deportivos XKSS `perdidos´ para un selecto grupo de clientes y coleccionistas de prestigio a través de su división Classic. El nuevo y exclusivo XKSS es el resultado de 18 meses de investigación y se utilizará como prototipo para la fabricación de las nueve réplicas prometidas. 

Se trata de nueve unidades completamente nuevas que llevarán los números de chasis de la época, que han sido recuperados de los chasis XKSS originales. Cada uno de los coches se ha vendido a un precio superior al millón de libras a clientes de todo el mundo que recibirán su unidad correspondiente a lo largo de 2017.

El XKSS es la segunda réplica que crea Jaguar Classic tras los seis Lightweight E-Type fabricados en 2014. Este proyecto permitió que el equipo pudiera aprender a diseñar vehículos fieles a las especificaciones de la época. Ahora, esos conocimientos se han afianzado con la creación del nuevo y auténtico XKSS, una réplica de época fabricada gracias a la combinación de los dibujos originales que se guardan en los archivos de Jaguar y la tecnología moderna. El equipo de ingeniería de Jaguar Classic escaneó varias versiones del XKSS de 1957 para confeccionar una imagen digital completa del vehículo, desde la carrocería hasta el chasis, incluidas todas las piezas necesarias.

Para producir la carrocería del XKSS se ha recurrido a una aleación de magnesio, exactamente igual que se hizo en 1957. Pero como los moldes de diseño originales ya no existen, Jaguar Classic ha creado un nuevo molde de diseño personalizado a partir de las carrocerías originales de los años 50. Las carrocerías de los nueve vehículos se fabricarán sobre este molde siguiendo un proceso artesano de montaje manual en cadena.

Para facilitar la construcción del chasis, los ingenieros de Jaguar Classic trabajaron con las estructuras originales, a partir de las cuales crearon maquetas CAD de diseño asistido por ordenador. En colaboración con Reynolds, prestigioso fabricante de bastidores, se confeccionaron nuevas piezas específicas para el modelo siguiendo medidas del sistema imperial vigente entonces en lugar de recurrir al actual sistema métrico decimal. Los bastidores están todos soldados en bronce, tal y como se hacía con los tubos del chasis del XKSS en aquella época.

Tanto ha sido el “amor” por mantener las especificaciones originales del modelo en las nuevas realizaciones que incluso cuenta como en el original con frenos de disco Dunlop en las cuatro ruedas,  bomba Plessey y neumáticos Dunlop con llantas remachadas de aleación de magnesio de dos piezas.

Bajo el capó del XKSS se esconde el motor seis cilindros en línea de 3.4 litros y 262 CV que montaba el Jaguar D-Type. Un propulsor que incluye bloques de hierro fundido totalmente nuevos, nuevas culatas fundidas y tres carburadores Weber DC03.

En el interior, esta versión resucitada del XKSS original recrea a la perfección los indicadores Smiths de la época. Todos los detalles se han cuidado al máximo posible buscando que la réplica sea idéntica a los modelos fabricados en 1957: la madera del volante, los pespuntes de los asientos de cuero, los botones de metal del salpicadero… Tan sólo se han realizado pequeños cambios en las especificaciones para mejorar la seguridad de conductores y pasajeros. Así, por ejemplo, el depósito de combustible está fabricado con robustos materiales modernos para aguantar la circulación y las especificaciones de los combustibles actuales.

Las nueve réplicas del modelo a producir iniciarán próximamente su construcción a mano. Para cada una de ellas se ha previsto que harán falta unas 10.000 horas de trabajo.  "El XKSS —comentó Kev Riches, Director de ingeniería de Jaguar Classic— es uno de los vehículos más importantes en la historia de Jaguar y nos hemos comprometido a crear una versión nueva y original que sea totalmente fiel al modelo inicial en todos los aspectos. Desde el número, el tipo y la posición de todos los remaches (hay más de 2.000 en total) hasta los indicadores Smiths del salpicadero, todo es igual que en los vehículos originales porque así debe ser".

Según Tim Hannig, director de Jaguar Land Rover Classic, "El programa de réplicas del XKSS reafirma  nuestro compromiso de fomentar la pasión y el entusiasmo por el ilustre pasado de Jaguar a través de vehículos, servicios, piezas y experiencias extraordinarios. Jaguar Land Rover Classic se halla en una posición ideal para satisfacer la creciente afición por los clásicos, ya que tiene previsto abrir una nueva sede mundial con una inversión de 7,5 millones de libras en Coventry en 2017. Estamos deseando aumentar las actividades comerciales, prestar asistencia a nuestros clientes actuales y atraer a una nueva generación de entusiastas de todo el mundo".