Kia Stonic, nuevo SUV para el segmento B

Kia entrará en el segmento de los SUV compactos con el Stonic, un modelo creado en paralelo con el Hyundai Kona que os mostrábamos ayer, y que llegará al mercado durante el tercer trimestre de este año 2017. El Stonic es un modelo clave para la marca coreana a la hora de abrirse hueco en un segmento realmente dinámico y competido que está experimentado un espectacular crecimiento en cuanto a demanda y también en lo referente al número de modelos que en el compiten. Hablamos del segmento B-SUV, donde cada año se venden cerca de 1,1 millones de coches en Europa (aproximadamente el 7 por ciento del mercado total) y que se calcula llegará a vender 2 millones de unidades anualmente en 2020.

Kia quiere su parte de tan goloso pastel y para ello se prepara con este Stonic, un crossover de marcada inspiración SUV dotado de un diseño atractivo al que Kia ha dotado con la mayor posibilidad de personalización que nunca antes un coche de la marca coreana ofreció en el mercado.

Lo que está claro es que a primera vista se trata de un Kia. La particular parrilla “tiger nose” de su frontal lo delata como tal. Inspirado en el concept Provo de Kia, el Stonic se ha diseñado en Europa pensando principalmente en el mercado europeo. Ofrece, siguiendo el estilo de las últimas realizaciones del fabricante coreano, unas llamativas líneas y estilo exteriores. Sus marcadas líneas horizontales se combinan con suaves y esculpidas superficies de carrocería configurando un atractivo diseño exterior, en el que la posibilidad de contar con un techo tipo “Targa” le otorga un aspecto singular al tiempo que le permitirá ofrecer acabados bicolor en su gama. Cuando llegue al mercado al finalizar el tercer trimestre de 2017, su gama permitirá elegir entre una paleta de hasta 20 combinaciones bicolor gracias a los cinco posibles colores de techo y cuatro exteriores que Kia ofrecerá en el modelo. 

 

Dispondrá, según mercados, de una gama una gama de motores gasolina y diésel ligeros y de reducido tamaño, acoplados a una transmisión manual o automática. En gasolina, los clientes podrán escoger entre el T-GDI (inyección directa de gasolina y turbocompresor) de 1,0 l y 120 CV, y los atmosféricos MPI (inyección multipunto) de 1,25 o 1,4 l. La oferta mecánicas se completará con un eficiente diésel de 1,6 l que será el que ofrezca el nivel de emisiones más bajo de la gama.

 

Su bastidor, dirección y suspensión se han ajustado específicamente para satisfacer los gustos de los distintos mercados europeos para lograr la mejor experiencia al volante, ofreciendo una respuesta inmediata y unas reacciones estables. En su equipamiento contará con Control Electrónico de Estabilidad (Electronic Stability Control ESC) y Sistema de Gestión de Estabilidad de Kia (Vehicle Stability Management VSM) para ofrecer una agradable dinámica que inspire confianza en todas las condiciones. Entre las funciones específicas del VSM se incluyen el control de par vectorial por frenada, la estabilidad en línea recta y el control de frenada en curva.

El interior del Stonic Kia ha buscado destacar tanto por la tecnología embarcada como por la ergonomía alcanzada, sin olvidarse de introducir —como ya hemos comentado— un importante potencial de personalización que permita elegir a los clientes entre una amplia gama de conjuntos de colores vivos.

Por chasis será —según Kia— uno de de los coches más avanzados de su segmento, e igualmente lo promete en materia de tecnologías de infoentretenimiento, todas ellas diseñadas para mejorar la seguridad y el confort a bordo. De serie está dotado con Apple CarPlay™ y Android Auto™, integrando perfectamente el smartphone con la pantalla táctil del sistema de infoentretenimeinto. El Stonic dispondrá asimismo de una gama muy amplia de tecnologías que aumentan el confort y la facilidad de uso, como calefacción en asientos delanteros, programador de velocidad automático y acceso sin llave.

De compactas dimensiones exteriores, la inteligente distribución de su espacio interior maximiza la habitabilidad para todos los ocupantes. Ofrece una amplia cota de espacio para hombros (líder en su clase según el comunicado del fabricante coreano) así como generoso espacio para las piernas y cabeza. El maletero, de 352 litros de capacidad (según la medición VDA), es de lo más versátil, y se expande o contrae a voluntad mediante un piso de dos niveles.

El Stonic está construido sobre una plataforma y una carrocería resistentes, seguras y ligeras, con un 51% de Acero Avanzado de Alta Resistencia. Este chasis asegura en todas las condiciones una conducción que genera confianza, confort para los ocupantes y refinamiento. Los clientes pueden escoger entre una serie de sistemas avanzados de asistencia al conductor (Advanced Driver Assistance Systems ADAS) del programa DRiVE WISE de Kia para lograr un nivel todavía más alto de seguridad activa. Entre estas tecnologías se encuentran la frenada autónoma de emergencia (Autonomous Emergency Braking AEB) con reconocimiento de peatones y alerta de colisión frontal (Forward Collision Alert FCA); detección de vehículos en ángulo muerto (Blind Spot Detection BSD), Sistema alerta de tráfico trasero (Rear Cross Traffic Alert RCTA) y aviso de cambio involuntario de carril (Lane Departure Warning System LDWS). A través de un nuevo sistema de fusión de cámaras, el Stonic ofrece Asistente dinámico para luces de carretera (High Beam Assist HBA) y Driver Attention Warning (DAW) para satisfacer aún más las necesidades de seguridad de los clientes.

Como sucede con todos los modelos de la marca, el Stonic también contará con el  compromiso de calidad de Kia. Esto quiere decir que dispondrá de la garantía exclusiva de de 7 años o 150.000 km de serie que aporta la marca coreana.