La cuarta generación del Volvo Cross Country lista para darse a conocer

Una de las marcas pioneras en el concepto de los crossover es sin duda Volvo, que con el lanzamiento de su Cross Country Station Wagon en 1996, hace ahora 20 años, abrió un más que interesante camino para las berlinas todocamino Premium en el mercado.

 

Aunque las imágenes que acompañan a estas líneas pertenecen a las de diferentes versiones de las generaciones anteriores del modelo, quedan pocas fechas para que Volvo presente el nuevo V90 Cross Country, versión que completa la gama de la renovada y actualizada gama de su serie 90, Volvo busca con ella consolidar su posición entre los líderes de este tipo de modelos del segmento Premium de gran capacidad y confort aptos para circular por los caminos en peor estado.

«Para muchos, un Cross Country es la auténtica expresión de un Volvo. Desde el principio fue un concepto ganador, perfecto para climas rigurosos y condiciones extremas de la calzada como las que, por ejemplo, sufrimos en Suecia», señala Håkan Samuelsson, presidente y consejero delegado del grupo Volvo Car.

Desarrollado en 1996, el primer Cross Country station wagon combinaba flexibilidad funcional y robustez. Hoy, 20 años después, el segmento en el que compite el crossover de Volvo es cuenta con numerosos contendientes y es uno de los de mayor atractivo en el mercado de vehículos Premium al ofrecer sus representantes una experiencia de conducción potente y confortable.

Diseñado para afrontar los exigentes requisitos del extremo y duro clima escandinavo, el Cross Country cumple en cualquier situación: tanto en pistas llenas de barro y nieve hasta las rodillas como en largas distancias por autopistas. Los modelos Cross Country, gozan de gran éxito entre propietarios de caballos y embarcaciones gracias a su mayor distancia al suelo, potencia y ágil tracción integral Gracias a ello, han consolidado su posición dentro del exigente segmento Premium y son una alternativa real y eficiente a los más modernos modelos SUV en todas las condiciones meteorológicas.

«El concepto Cross Country no es solo fruto de un ejercicio de diseño de un vehículo robusto. El nivel de exigencia en cuanto a su capacidad en el mundo real era muy elevado y, a medida que desarrollábamos el segmento, añadimos los elementos de confort y comodidad que los clientes esperan siempre de un Volvo», comenta Peter Mertens, vicepresidente primero de Investigación y Desarrollo del grupo Volvo Car.

El esperado nuevo Volvo V90 Cross Country se presentará a mediados de septiembre. Es la cuarta generación del modelo lanzado en 1997 como alternativa a los entonces llamados todavía TT y  a los vehículos dotados de tracción delantera. La popularidad de aquel V70 XC fue en aumento a medida que los TT lights o de dos ruedas motrices de la vieja escuela se iban transformando en los TT urbanos que han dado paso a los modernos SUV. Los Cross Country ofrecían un innovador aspecto aventurero que presentaba una mezcla idónea de capacidad, funcionalidad y confort. El V70 XC tuvo un éxito inmediato, especialmente en el mercado norteamericano.

En el año 2000 se presentó la segunda generación del V70 XC, dotada de un estilo mucho más atrevido y aún mayor distancia al suelo que en su primera generación. Cuando en 2002 se presentó el XC90, el primer SUV de Volvo, el V70 XC mejoró su concepto al recibir un renovado y más moderno sistema de tracción integral. El nombre del modelo cambió a XC70 para unificarlo con el de su entonces recién comercializado hermano mayor.

La tercera generación, aún en los concesionarios, llegó en 2007 cargada de lujo y elegancia, elementos adicionales a sus cualidades innatas que añadían aún más placer a la vibrante experiencia de conducción que este modelo facilita en todo tipo de caminos por los que circula. Desde su lanzamiento original en 1997, el mercado norteamericano, donde se vende prácticamente la mitad de su producción, acogíó el modelo con gran interés, de ahí su gran éxito.