Lexus crea una línea de producción para Europa del LC

Lexus ha creado una nueva y exclusiva línea de producción para las unidades destinadas al mercado europeo de su nueva serie LC. A finales del pasado mes de mayo se inició la producción de los nuevos Lexus LC 500 y 500h en la nueva línea de montaje instalada en la planta Lexus de Motomachi (Japón), donde hasta la fecha se realizaba la producción del súper deportivo LFA de forma artesanal. 

La nueva línea de montaje busca aprovechar el ambiente de la factoría, y seguir el ejemplo de sus maestros artesanos para aplicar sus técnicas de precisión y calidad en todas las fases del proceso de producción de su nuevo Coupé tope de gama, que se pondrá a la venta en los concesionarios europeos de la marca durante el próximo mes de agosto.

Lexus ha transformado su planta de Motomachi en Japón, —donde anteriormente ya producía el súper deportivo LFA— para crear un entorno de trabajo totalmente centrado y dedicado a proporcionar la mayor exigencia en los estándares de precisión calidad y artesanía.

El área de ensamblaje final se ha reestructurado y transformado en una sala completamente “blanca”, con el propósito de que los ingenieros se mantengan plenamente concentrados en su trabajo. En ella, cada trabajador emplea de media unos 20 minutos en cada operación a realizar, de modo que cuenta con más tiempo para asegurarse de que cada parte del proceso cumple con los estrictos requisitos de calidad que Lexus ha impuesto para el nuevo LC.

La nueva línea de Motomachi termina en una nueva cabina de paredes de vidrio especialmente preparada, donde cada milímetro de la carrocería se somete a un intenso análisis bajo una batería de luces LED. Así, por ejemplo, el área de la cabina dedicada a la inspección del silenciador de escape está rodeada por completo de paneles de vidrio más gruesos a fin de permitir detectar la menor anomalía producida en el sonido que emite el vehículo. En esa misma cabina también se comprueba el funcionamiento y la calidad de otros componentes funcionales, como las puertas.

Un equipo de Artesanos Takumi especialmente seleccionados y capacitados se encarga de la construcción del LC. Todos ellos cuentan con años de experiencia en la fabricación de distintos modelos de la marca.

Al ensamblarse en las mismas instalaciones que el LFA, el nuevo Coupé LC se beneficia de toda una serie de tecnologías desarrolladas por Lexus para la producción artesanal de su súper deportivo. Entre ellas, se incluye la del moldeo por transferencia de resina (RTM, por sus siglas en inglés) un proceso especial para la producción de material compuesto CFRP. Mediante la adaptación del RTM para la producción masiva, Lexus ha conseguido incorporar el CFRP en áreas clave del LC, lo que contribuye significativamente a reducir el peso del vehículo.

La producción del nuevo LC representa un revolucionario paso adelante para Lexus, no solo por lograr una sinergia sin precedentes entre sus equipos de diseño e ingeniería, sino también por ayudar a situar a la compañía como una marca de lujo global que va más allá de la fabricación de vehículos de prestigio.

El LC estará disponible en el momento de su lanzamiento con dos motorizaciones, una gasolina y una híbrida. La primera será el LC500, dotado con una mecánica V8 gasolina que se ofrecerá acoplada a una transmisión automática de 10 velocidades, lo que convertirá al modelo en el primer vehículo de pasajeros en disponer de una caja de cambios semejante. En cuanto a la versión híbrida, el LC 500h, se beneficiará del nuevo sistema MultiStage Hybrid, una tecnología de última generación que ofrece numerosos beneficios en cuanto a rendimiento y mejora de la conducción al proporcionar un par más alto y una aceleración lineal más directa desde el principio.