Lexus RC 300h, el coupé hibrido

Aunque no se entregarán las primeras unidades hasta diciembre de este año, Lexus ya ha iniciado la comercialización de su vanguardista nuevo coupé híbrido,  derivado íntegramente de su berlina IS 300h. Un modelo de altas prestaciones y elaborado diseño, que sigue la línea estética marcada por el deportivo RC F, pero que está especialmente orientado a quienes buscan disfrutar a diario de la tecnología híbrida.

Estilo y deportividad no están reñidos con la eficiencia y la tecnología. Lexus lo demuestra con su nuevo RC 300h.

Diseño y tecnología son algunas de las claves que más motivan a los posibles clientes y de ello anda sobrado el nuevo coupé de Lexus. Su estilo es claramente deportivo, y anticipa sus prestaciones. Su muy exclusivo frontal incorpora una nueva parrilla a modo de doble punta de flecha más ancha que la del resto de berlinas de la gama, con lamas dispuestas en vertical en lugar de las habituales horizontales. Los ópticas son también de nuevo diseño e incorporan faros de triple haz y luces LED de iluminación diurna en una tira horizontal por debajo de los primeros.

Lateralmente destaca por la elevada línea de cintura y por evitar el marco en las ventanillas. Su línea es claramente la de un coupé, trasladando todo el peso de la imagen hacia la trasera del vehículo, tanto por el habitáculo, muy echado atrás, como por el peso que los neumáticos traseros adquieren en su imagen visual. Monta llantas de aleación de 19” y todo ello hace pensar en una más que notable capacidad de tracción, algo vital para un modelo de aspiraciones deportivas. Como también lo son sus dimensiones, pues el RC300 crece en longitud (30 mm más) y anchura frente al IS300h, la berlina de la que deriva, reduciendo su altura.

En cuanto a la parte trasera, su anchura y reducida altura se destacan aún más con la adopción de un paragolpes amplio cuyas aletas cumplen una clara función aerodinámica. Los escapes, dada su visibilidad, se han cromado.

En su interior, el puesto de conducción ya transmite la deportividad del modelo. La baja y muy echada atrás postura de conducción y la cómoda firmeza del asiento –especialmente en su apoyo lumbar-, facilitan un estilo dinámico de conducción. Abatiendo y desplazando (eléctricamente) los asientos delanteros se puede acceder a las  plazas traseras gracias al gran tamaño de las puertas laterales. Sus ocupantes disponen de mayor espacio del habitual en este tipo de modelos gracias a la estructura especial de los respaldos de los asientos delanteros.

En cuanto al maletero, ofrece una capacidad aproximada de 340 litros, ampliables gracias al abatimiento asimétrico (60:40) del respaldo de las plazas traseras, lo que le permite transportar objetos de hasta 1,5 m de largo.

La unidad de potencia es similar a la ya conocida sobre las berlinas IS 300h y GS 300h. Monta la segunda generación del sistema Lexus Hybrid Drive, que ofrece 223 CV en total, la mayor parte de los cuales procede del bloque 4 cilindros gasolina de ciclo Atkinson y 2.5 de capacidad que aporta 181 CV.  Gracias a esta combinación, el RC300h acelera de 0 a 100 km/h en menos de 9 segundos, consigue consumos inferiores a 5 l/100 km y emisiones por debajo de los 11 g/km, cifra que le pondría a la cabeza de su segmento. Lexus no ha facilitado las cifras exactas por estar aún pendientes de homologación.

Para transmitir toda esa fuerza al suelo, el RC300h recurre a la ya conocida transmisión E-CVT, que permite su uso en modo secuencial, tanto mediante el uso de la palanca del cambio como de las levas situadas tras el volante. Su funcionamiento ha sido modificado, permitiendo ahora, entre otras cosas, que la fuerza de frenada que genera el motor durante las deceleraciones se reparta en seis pasos, gracias a lo cual se consigue una sensación de cambio similar a la que se experimenta con una transmisión manual, con la consecuente mejora de la experiencia de conducción.

El RC300h estrena una nueva plataforma, pero comparte la mayor parte de su chasis con el RC F. En cuanto a bastidor y suspensión, en el eje delantero adopta un esquema evolucionado a partir de la suspensión que se monta en el GS, mientras que la trasera es completamente nueva y dotada de un diseño más compacto para habilitar mayor espacio para el malero.. La dirección es la del GS 450h, optimizada con relación de desmultiplicación variable (VGRS) para ajustar el ángulo de giro a la velocidad del vehículo. Esto favorece la maniobrabilidad en ciudad al tiempo que aporta mayor seguridad en carretera.

Aunque los concesionarios Lexus ya admiten pedidos del modelo a partir de 45.900 euros, las primeras entregas del RC300h están inicialmente previstas que se produzcan en diciembre de este año.