Lotus Elise Race 250, nacido para correr

Coincidiendo con el 50 aniversario de la factoría de Lotus en Hetehl, Reino Unido, la marca británica ha creado una versión muy especial de su popular modelo Elise destinada a satisfacer las necesidades de competición de sus clientes: el Elise Race 250

 Desarrollado específicamente para la competición según la normativa FIA que rige en la mayória de las series internacionales de todo el mundo, el Elise Race 250 ha sido desarrollado por la división Motorsport de Lotus bajo estrictos parámetros orientados a la competición. Así, además de una encomiable ligereza (apenas pesa 900 kilos en vacio) y de un tratamiento específico para el desarrollo de su chasis y estructura —más rigido y resistente que el del resto de Elise ya conocidos— para este Race 250 los ingenieros de Lotus han trabajado especialmente sobre la suspensíon y los frenos con el fin de dotarle de todo lo necesario para conseguir el equilibrio que precisan los coches de competición

 Para desplazarse, el Elise RACE 250 monta una mecánica cuatro cilindros sobrealimentada de 1.8 litros de cilindrada que está acoplada a un cambio manual de seis velocidades. El motor rinde 243 CV de potencia máxima a 7.200 rpm y ofrece hasta 250 Nm de par máximo entre las 3.500 y las 5.500 rpm. Con esta mecánica, el Elise Race 250 ha batido todos los registros hasta ahora conocidos de las versiones destinadas a competición del Elise. Alcanza los 248 km/h de velocidad máxima.