Lotus Exige Sport 380, se atreve con todos

Lotus mejora su Exige Sport 350 con una nueva versión más potente, ligera y aerodinámica cuyo firme propósito queda plasmado en su peculiar apellido: “Supercar Killer”. Partiendo del aclamado Exige Sport 360 presentado en 2015, Lotus lanza el guante a los súper coches más prestacionales de su segmento del mercado.

 Para ello, en lugar de depender excesivamente de la electrónica, o recurrir a interfaces que embotan la experiencia de conducción, Lotus lleva al extremo más radical su Exige Sport 380 ofreciendo un vehículo de carácter único y exclusivo, que precisa ser experimentado para poder ser plenamente apreciado.

 

Según el fabricante británico, este Exige Sport 380 carece de rival en su clase. Es más rápido, más aerodinámico y directo que cualquiera de sus posibles adversarios. Como la propia Lotus afirma: “el Exige Sport 380 no es coche para tímidos”.

 Gracias al aligeramiento al que ha sido sometido, apenas pesa 1.066 kg y su relación peso potencia-peso es de 352 CV por tonelada. Ha sido concebido para que sus prestaciones aporten sensaciones a la altura de las que ofrece cualquier súper coche del mercado.  El nuevo Exige es endemoniadamente rápido en recta, acelerando de 0-100 km/h en apenas 3,5 segundos antes de alcanzar una velocidad máxima de 286 km/h.

Desde la compleja caja de cambios a los componentes de la carrocería en fibra de carbono, pasando por los neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 de serie, cada centímetro del Exige ha sido cuidadosamente trabajado y pensado con el objetivo de lograr un único fin: ser endiabladamente rápido y emocional. Definido claramente por y para los entusiastas de la marca, el Exige Sport 380 es una intensa expresión de la ingeniería y todo un desafío para que los conductores más expertos prueben a extraer el verdadero potencial del coche.

 "Hemos reservado algo especial para nuestro último coche nuevo de 2016”, ha comentado Jean-Marc Gales, CEO del Grupo Lotus, en la presentación del modelo.. “A partir de los cimientos del excelente Exige Sport 350 hemos desarrollado un súper deportivo perfectamente proporcionado, intuitivo y accesible. Para un uso real. La cuanto menos drástica reducción de peso junto al aumento de potencia y mejora de la agilidad alcanzados nos ha permitido crear algo excepcional, mucho más grande que la suma de sus piezas. El Exige Sport 380 es tan bueno, que ya no es el mejor de la clase, sino que ahora está en una clase propia”. Toda una declaración de principios de lo que el CEO de Lotus piensa de la nueva creación del fabricante británico. Según Lotus, su “enfoque para desarrollar el coche deportivo perfecto permite al Exige Sport 380 reclamar el título de mejor coche deportivo por debajo de 120.000 euros.

Como auténtico súper deportivo para la carretera, el Exige se ha centrado para su desarrollo en tres atributos clave que han hecho de Lotus una de las marcas más apreciadas por los entusiastas de la conducción: peso reducido, máximo rendimiento y perfección aerodinámica.

 El modelo ha sido ampliamente probado tanto en las carreteras abiertas al tráfico alrededor de su sede en Hethel (Reino Unido) como en la reputada pista de pruebas de la compañía sita en su complejo industrial. El nuevo coche remonta su linaje al del primer Exige (comercializado en el año 2000) y cuenta con todas las cualidades que componen el ADN de la marca, posicionándose por encima del actual tope de gama el  Sport 350 gracias al potente motor de 375 CV que monta.

 Mientras utilizaba algunos de los componentes de alto rendimiento que se estrenaban en el Exige Sport 350, Lotus volvió al Laboratorio Ligero para recortar kilos de peso en vacío. El Exige Sport 380 está fabricado con fibra de carbono desde su parte delantera a la trasera, cuenta con numerosos componentes de origen textil de alta calidad elaborados a mano en su equipamiento de serie para ofrecer un importante ahorro de peso en comparación con los que monta el Exige Sport 350. Entre estos se encuentran el separador frontal, el nuevo alerón trasero y el difusor trasero “surround”; todos ellos juntos han permitido lograr un ahorro de 2,7 kg.

La luneta trasera, de policarbonato ligero y transparente, resta 0,9 kg a la equivalente de vidrio que se monta en el Exige Sport 350; los asientos tipo bacquet de competición elaborados en carbono, otros 6 k; la batería de iones de litio, -10,3 kg; las llantas forjadas ultra ligeras y los discos de freno de dos piezas, suman 10 kg más al ahorro de peso hasta lograr una reducción de 26,3 kg en este tipo de conceptos.

Además, el panel trasero es de nuevo diseño. Incorpora nuevas aperturas de ventilación para la mecánica  y nuevas ópticas, diferenciadas de las que monta el Exige 350. Todo ello aporta una reducción adicional de 0.3 kilos más.

El Exige Sport 380 emplea la estructura tubular en aluminio ligero extrusionado y uniones extremadamente firmes habitual en Lotus, marca que es todo un referente en este tipo de elaboraciones.

Si los ingenieros han dejado su firma en esta realización del Exige, los mecánicos no podían ser menos. El motor V6 sobrealimentado de 3.5 litros genera 375 CV de potencia máxima a 6.700 rpm y entrega 410 Nm de par a 5.000 rpm. Tras demostrar su elevado rendimiento sobre algunas de las realizaciones más recientes de Lotus, incluyendo el 3-Eleven destinado a la competición y el recientemente revelado Evora Sport 410, esta mecánica ha sido objeto de un amplio desarrollo y especialmente preparada y refinada para su uso en el Exige 380,

El incremento de potencia se ha conseguido gracias al aumento de la presión al revisar la polea de sobrealimentación, mejorar la bomba de combustible, recalibrar el funcionamiento de la centralita de gestión electrónica e introducir importantes cambios en el sistema de escape —el mismo que se utiliza en los Evora 400 y Evora Sport 410.  Además de por la reducción de consumos alcanzada, los usuarios del Exige 380 también disfrutarán de una mayor autonomía gracias a la incorporación de un nuevo tanque de combustible de 48 litros.

 Esta potente mecánica se ofrece acoplada a una caja de cambios manual de seis velocidades, de rápido y preciso funcionamiento, con el clásico diseño abierto de Lotus que además de contribuir a reducir el peso, permite evitar movimientos laterales y alinear con precisión los diferentes componentes. La caja ha mejorado gracias a la adopción de un nuevo sistema de refrigeración de aceite, que permite garantizar el óptimo funcionamiento de los diferentes engranajes a una temperatura óptima pese a la fuerte exigencia a la que son sometidos cuando el motor funciona a fuerte rendimiento.

 Opcionalmente, a partir de la próxima primavera de 2017, el Exige Sport 380 también está disponible con una caja de cambios automática de seis velocidades con mandos de levas en aluminio forjado tras el volante y secuencial en el modo totalmente automático de funcionamiento.

Gracias al Dynamic Performance Management (DPM), el Lotus Exige Sport 380 permite a su conductor optar entre los modos de configuración mejorada 'Sport' y 'Race', que aumentan proporcionalmente la respuesta del acelerador, reducen el deslizamiento de la tracción y eliminan el subviraje, proporcionando  un nivel de control más fino antes de que el propio sistema intervenga. Para aumentar la respuesta al acelerador y el rendimiento del motor, el DPM también utiliza una válvula de derivación del escape del motor a medio y alto régimen de giro del motor en ambos modos de ajuste.

 La eficiencia aerodinámica desempeña un papel clave en el Exige y ayuda a ampliar drásticamente su rendimiento. Un extenso trabajo de modelado de CFD ha permitido al equipo de diseño de Lotus afinar áreas específicas, con el fin de lograr una mejora sustancial. El frontal ha sido especialmente revisado para modificar los flujos de aire que salen de los radiadores —montados en posición horizontal— antes de que prosigan su “viaje” sobre el coche.

 Las distintas soluciones adoptadas en materia aerodinámica han permitido elevara hasta los 140 kg la carga aerodinámica circulando a máxima velocidad, lo que significa una ganancia del 60% frente a la que soporta el Exige Sport 350, que genera 88 kg a su velocidad máxima. Este aumento de la carga vertical no se ve penalizado por un incremento de la fricción que se mantiene igual que en el Exige Sport 350.

Para aprovechar al máximo su potencial de rendimiento, el Exige Sport 380 monta neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 de serie (265/35 ZR18 trasero y 215/45 ZR17 delantero), 10 mm más anchos en el eje delantero que en el Exige Sport 350, sobre llantas de aleación forjadas ultraligeras, que se ofrecen en acabado negro o plata. Ambas opciones se complementan con las pinzas de freno forjadas, AP Racing de cuatro pistones y discos de freno de dos piezas con ranuras de rendimiento.

 Opcionalmente se puede mejorar el elevado rendimiento de este Exige 380 con un sistema de escape elaborado por completo en titanio que permite mejorar el equilibrio general del coche, gracias en parte a la eliminación de 10 kg sobre el eje trasero. Y para quienes gustan de usar con frecuencia su coche en pistas de competición. Lotus ofrece un Track Pack opcional que incluye amortiguadores regulables Nitron de dos vías y barras delanteras y traseras ajustables Eibach.

 El nuevo Exige Sport 380 se puede personalizar aún más recurriendo a las cada vez más populares realizaciones de Lotus Exclusive, que combinando la artesanía británica tradicional con el diseño moderno, permite a los futuros propietarios del modelo adaptar el carácter de su Lotus a su gusto mediante la incorporación de una amplia gama de opciones.

 El Lotus Exige Sport 380 está disponible de serie en su configuración roadster de carrocería y, opcionalmente, en la ya conocida Coupé.