Mas sobre el Skoda Karoq

El Skoda Karoq será el primer modelo de la marca checa en disponer de instrumentación digital en sustitución de los tradicionales relojes de la instrumentación digital característicos de los modelos del Grupo VAG. Estrenada ya en Volkswagen y Audi, la marca checa será la tercera en disponer del Digital o Virtual cockpit (como se le conoce respectivamente en sus predecesores) ella, anticipándose así en unos meses a la española SEAT, que ya ha anunciado su próxima inclusión en las líneas de equipamiento de los León, Ateca y, presumiblemente, en las del futuro SUV de gran tamaño que la marca lanzará a mediados / finales de 2018.

El Karoq sustituirá al Yeti en la gama del fabricante checo y lo hará con una estética muy continuista de la ya conocida en su hermano mayor, el Kodiaq. Medirá 4,38 m de largo, por 1,84 de ancho y 1,60 de alto, y dispondrá de una distancia entre ejes de casi 2,64 m, lo que le habilitará para ofrecer —como viene siendo habitual en los modelos de la marca— un amplio espacio interior, algo que sin duda agradecerán especialmente los pasajeros de las plazas traseras que disfrutarán de hasta 68 mm de espacio para las piernas. Un espacio regulable gracias también a que la banqueta de la segunda fila de asientos será deslizante gracias al sistema opcional Vario Flex de abatimiento que incorporará. Con élla, el maletero pasará de los 521 litros de capacidad a ofrecer hasta 588 incluso con las cinco plazas traseras ocupadas, que se transformaran en 1810 litros de capacidad con todos los asientos abatidos

La gama del Karoq se articulará, al menos inicialmente, en torno a cinco posibles motorizaciones gasolina TSI y Diesel TDI. De ellas dos serán gasolina, el tricilíndrico 1.0 TSI y un 1.5 turbo con sistema de desconexión selectiva de cilindros, motores ambos ya conocidos en otros modelos del grupo VAG, que será la primera vez que los veamos bajo el capo de un modelo Skoda. Los otros tres serán diésel, dos de ellos también de nuevo cuño en la marca checa, serán versiones de los bloques TDI de 1.6 y 2.0 litros, de hasta 190 CV de potencia.

 

Como es habitual en las nuevas plataformas las tecnologías del grupo estarán disponibles también para Skoda y eso asegura que además del chasis activo DCC (que le dotará con hasta cinco modos de conducción posibles: Normal, Sport, Eco, Individual, snow e incluso de un sexto específico para rodar por caminos off road) , el Karoq dispondrá de versiones con tracción a las cuatro ruedas, y cajas de cambio manuales de 6 relaciones de marcha y DSG de seis y siete relaciones.

 

La tecnología también se dejará ver en su equipamiento donde toda la amplia paleta de sistemas de asistencia y ayuda a la conducción podrá incorporarse según la versión elegida. Así, contará además con sistema de aparcamiento automático, asistente para atascos, faros de tecnología LED, sistema de apertura de puertas manos libres, front assist con detección de peatones, asistente de cambio de carril, control de ángulo muerto, etc. Y lo mismo sucederá en materia de conectividad, con servicios LTE para los sistemas tanto de información como de navegación y conectividad para smartphones tanto Apple CarPlay como Android Auto y Mirror Link, con sistema de recarga inalámbrica, acceso a internet para todos los pasajeros, etc.