Mazda 3, más dinámico y silencioso

Mazda ha renovado su modelo compacto, el Mazda 3 introduciendo cambios en su exterior e interior que tienen como principales aportaciones al conjunto una notable reducción del ruido —y consecuentemente del confort de marcha— y una importante mejora del rendimiento especialmente en sus versiones diésel.  Y también conviene destacar la importante ayuda que para conseguir estos logros supone la aportación de la nueva tecnología G-Vectoring Control original de la marca japonesa en la mecánica del Mazda 3, la cual facilita una mayor optimización de la entrega de par a cada rueda.

Para mantener a su modelo compacto en posiciones al frente del segmento, Mazda ha realizado sutiles cambios externos y actualizado el interior de su modelo compacto en todas las versiones 5 puertas y SportSedan de la gama. Características a las que además de los cambios ya mencionados suma sus importantes cualidades en cuanto a conducción, calidad, diseño y eficiencia mecánica. 

Así, la imagen frontal cambia al adoptar una parrilla delantera de estilo tridimensional que aporta un look más potente, nuevos embellecedores en las luces antiniebla (ahora de tecnología LED en los acabados Style y Luxury) y nuevas ópticas también LED para las versiones Style dotadas del pack Visual. En su vista lateral, además de las llantas de aleación de 18” con nuevos diseños y acabado en tono plateado (de serie en las versiones lúxury), los espejos exteriores incorporan en ambas puertas las luces de los intermitentes. En la trasera, el único cambio apreciable se produce en el paragolpes de las variantes de carrocería de 5 puertas, que ha sido rediseñado.

 

En el interior, el espacio destinado al conductor ha evolucionado, adoptando botoneras y tiradores en las puertas de mayor calidad, y la moldura del salpicadero cuenta ahora con un nuevo diseño. Para los acabados Style y Luxury, el freno de mano ahora es de tipo eléctrico, lo que habilita un mayor espacio para el rediseño de la consola central , que ahora es mucho más práctica.

 

Frente al conductor, un nuevo volante de cuero mejora el estilo y la percepción de calidad de los acabados. En el cuadro, tanto el Head up Display (HUD) como el cuadro de relojes han sido objeto de revisión para mejorar, además de su calidad y funcionamiento, la facilidad de lectura. El HUD ahora ofrece su lectura en color, mejorando además su contraste, definición y legibilidad.

 

Mecánicamente, estos nuevos Mazda 3 podrán solicitarse con las mecánicas turbodiésel SkyActive-D 1.5 de 105 Cv y 2.2 de 150 CV y con las gasolina SkyActive-G de 1.5 litros y 100 CV, 2.0 de 120 CV y 2.0 de 165 CV., todas ellas cumplidoras de la normativa Euro 6 e materia de consumos y emisiones, y asociadas a cajas de cambio manuales o automáticas de 6 relaciones de marcha.

 

Las mejoras introducidas en estas mecánicas turbodiésel se han conseguido mediante la introducción de tres nuevas tecnologías: High Precision DE Boost Control, que permite un ajuste más fino y preciso de la presión de inyección; Natural Sound Smoother, que mediante un bulón entre el pistón y la biela reduce las vibraciones de los diésel; y Natural Sound Frecquency Control, que mediante un reajuste de la sincronización del motor, también reduce vibraciones. Entre las tres, como principal resultado, los motores de los nuevos Mazda 3 reducen su sonoridad y vibraciones, y mejoran la calidad de respuesta permitiendo mejorar la experiencia y la calidad de conducción.

 

Además, los ingenieros de Mazda también han mejorado la calidad y precisión tanto de la suspensión delantera (McPherson) como de la trasera (eje multibrazo) adoptando como principal premisa el ofrecer un mayor confort de rodadura, especialmente en carretera.  Y gracias a la incorporación del sistema G-Vectoring Control (GVC), se optimiza continuamente el reparto de par motor a cada rueda proporcionando una conducción más precisa y confortable. Y gracias también a un mejor aislamiento del habitáculo respecto de los ruidos intrusivos, la sonoridad a bordo es ahora claramente inferior respecto de la que se registraba en los anteriores Mazda 3.

 

Por último, los nuevos Mazda 3 incoproran una nueva cámara delantera dotada de nuevos sensores que permiten incrementar la eficiencia de los sistemas y tecnologías Mazda i-ActiveSense mediante el sistema de asistencia a la frenada en ciudad  (advanced SCBS), la frenada de emergencia (SBS), el sistema de reconocimiento de señales de tráfico (TSR), o los faros de LED adaptativos (Smart Full LED-ALH), que mejoran todos ellos en sus prestaciones, incrementando según casos, su límite de velocidad a rangos de operatividad superiores (hasta 160 km/h el SBS y hasta 80 km/h el Advanced SCBS).