McLaren 720 S, listo para la competición diaria

McLaren ya ha iniciado la comercialización de su nuevo 720 S, la versión de calle directamente derivada del espectacular modelo que la escudería británica utiliza para disputar las Super Series de competición cliente. Ligero, potente y, sobre todo muy atractivo, el 720 S permite disfrutar en el día a día de las prestaciones y el atractivo que los modelos de McLaren ofrecen, auque, eso sí, tendrás que tener un buen bolsillo para poder disfrutar de ellas.

El nuevo McLaren 720S trasfiere toda la emoción de la segunda generación del coche de competición desarrollado para las Súper Series de competición a la familia de súpercoches que McLaren comercializa para usar a diario en calles y carreteras.

El 720 S ofrece una impresionante nueva interpretación del lenguaje de diseño McLaren y de sus principios aerodinámicos, sin olvidarse del rendimiento extremo que el ADN de la marca exige.

 Cuenta con un chasis completamente construido en fibra de carbono alrededor de la estructura central del Monocasco II, pieza clave para poder obtener un conjunto que permitiera ofrecer la máxima ligereza (el coche pesa 1283 kg) y ofrece un espacio interior y visibilidad incomparables dentro de su categoría.

 El interior es de auténtico lujo y está claramente enfocado al conductor. La calidad de terminación es realmente excepcional, con materiales de primera calidad, desde los mejores cueros en las tapicerías y guarnecidos, hasta las inserciones de elementos de aluminio como en interruptores y mandos.

 Gracias a la excepcional eficiencia aerodinámica alcanzada por el modelo de competición y a la nueva generación del sistema de chasis activo Proactive Chassis Control II de McLaren, el nuevo 720 S ofrece a los conductores un rendimiento excepcional. El modelo expresa la máxima capacidad dinámica de McLaren con la comodidad y confort necesarias para permitir el máximo control y habilidad de manejo en las condiciones más extremas.

 Bajo el capó ruge el nuevo motor V8 doble turbo de 4.0 litros de 720 CV de potencia y 770 Nm de par máximos. El potencial de esta mecánica es aprovechado por el 720 S de forma excepcional gracias a su excelente relación peso potencia, que ofrece 561 CV por tonelada. Merced a ello, el 720 S acelera de 0-100 km en apenas 2,9 segundos y alcanza los 200 km/h en tan sólo 7,8 segundos, con una velocidad máxima de 341 km/h.

 Y si impresionante es su capacidad de aceleración, más aún lo es la de frenado. Pues gracias al eficaz sistema que el 720 utiliza, es capaz de pararse por completo desde los 200 km/h en apenas 4,6 segundos cubriendo una distancia de tan sólo 117 metros.

 El nuevo McLaren 720 S ya está a la venta, aunque si quieres uno el precio puede resultar bastante prohibitivo, puesto que en el Reino Unido, primer país donde se comercializa, cada unidad cuesta 208.600 libras esterlinas, unos 245.000 euros.