Mejoras en las gamas Mondeo, S-Max y Galaxy de Ford

Ford añade mejoras en las gamas de sus Mondeo, S-Max y Galaxy, (modelos todos ellos producidos en la planta que la marca del óvalo tiene en Almussafes, Valencia) con vista a ofrecer una mayor eficiencia en su consumo de de combustible y menores emisiones de CO2 y conseguir que su uso permita reducir los costes operativos de todos ellos. Para ello, los ingenieros de Ford han optimizado las versiones del Mondeo de cuatro puertas, cinco puertas y wagon, y de las gamas S-MAX y Galaxy equipadas con motores diésel TDCi de 150 CV o 180 CV, cambio automático PowerShift de seis velocidades y tracción delantera con el fin de obtener reducciones en sus emisiones de de CO2 de hasta el 7 por ciento.

 

Además, el fabricante americano también mejora la conectividad y entretenimiento a bordo dotando a los citados modelos y también al Mustang con el intuitivo sistema de comunicaciones y entretenimiento Sync 3, tecnología que muy próximamente también estará disponible en el equipamiento de su nuevo Edge.

Y para dotar de mayor seguridad y confort al uso del vehículo Ford va a añadir al equipamiento de serie de las versiones Titanium del Mondeo, S-MAX y Galaxy la nueva tecnología de apertura sin llaves, que activa y desactiva automáticamente el cierre centralizado en presencia del llavero del coche 

Ford mejora los equipamientos y eficiencia de sus gamas Mondeo, S-Max y Galaxy con la adopción de nuevos sistemas y tecnologías tendentes a incrementar la eficiencia de sus motores turbodiésel, la conectividad y entretenimiento a bordo y la seguridad y confort en el acceso a los vehículos.

Ford ha mejorado el sistema que controla el envío de combustible y combustión en los motores diésel TDCi 2.0 litros de 150 CV y 180 CV del Ford Mondeo, permitiendo a los modelos equipados con transmisión PowerShift y tracción delantera reducir sus emisiones de CO2 en 5 g/km (ahora están en 120 g(km) y reducir sus consumos hasta los 4.6 l/100 km. Con esos mismos motores, los S-Max ofrecen ahora consumos a partir de 5.0 l/100 km con emisiones de CO2 de 129 g/km, lo que supone reducciones de hasta 10 g/km. En el caso de los Galaxy dotados con las mismas motorizaciones, su eficiencia de combustible se sitúa ahora a partir de 5.2 l/100 km con emisiones de 134 g/km, lo que supone una reducción de hasta 5 g/km menos.

Para ello Ford ha mejorado el motor TDCi 2.0 litros con tecnología turbo de geometría variable introduciendo variaciones en el diseño del bloque de motor, de la cabeza del cilindro y de la inyección de combustible, además de incorporar un nuevo sistema de filtro de NOx que facilita alcanzar emisiones más limpias.

En cuanto a la conectividad e infoentretenimiento a bordo, para los modelos antes mencionados y también para el Mustang, Ford ofrece su nuevo sistema de comunicaciones y entretenimiento SYNC 3, el cual permite un funcionamiento más rápido, mediante órdenes más sencillas y en hasta cinco idiomas posibles más de uso. Basta pulsar un botón y decir “necesito un café”, “necesito combustible” o “necesito aparcar”, para que el sistema permita a los conductores localizar cafeterías, estaciones de servicio o las zonas de estacionamiento más cercanos, o recibir indicaciones sobre cómo encontrar estaciones de ferrocarril, aeropuertos y hoteles.

El sistema integra una pantalla táctil de ocho pulgadas intuitiva que permite movimientos de pellizcar y arrastrar y facilita que los usuarios puedan activar las interfaces Apple Carplay y Android Auto, para terminales Smartphone de esas tecnologías. SYNC 3, cuyo software puede actualizarse vía WiFi, .también incorpora SYNC AppLink, tecnología de Ford que permite a los usuarios activar mediante comandos de voz aplicaciones de Smartphone.

Por último, Ford ha incluido en el equipamiento de serie de las versiones Titanium del Mondeo, el S-MAX y el Galaxy la tecnología de apertura de puertas que detecta la presencia del llavero y permite a los usuarios acceder a su vehículo sin sacar el llavero del bolsillo, bolso o mochila.