Mercedes Benz SLC

Coincidiendo con el vigésimo aniversario de su lanzamiento, el arquetipo en el segmento de los roadsters compactos será rebautizado con las siglas SLC y cuenta desde el momento de su lanzamiento este pasado mes de abril con notables mejoras técnicas y estéticas. El cambio de nombre pretende reflejar su estrecho parentesco con la Clase C.

Su gama se amplía con dos modelos nuevos: el deportivo tope de gama Mercedes-AMG SLC 43 y la variante básica SLC 180. Los elementos más llamativos a primera vista son su parrilla de efecto diamante, incluida en el equipamiento de serie, y los faros del LED Intelligent Light System disponibles como opción.

Con la introducción de la nueva versión básica, el SLC 180 con 115 kW (156 CV), los precios de la nueva gama se inician a partir de los 34.926,50 euros.

Mercedes rebautiza su roadster compacto asimilándolo en su nombre a la serie C. El nuevo SLC, a la venta desde el pasado mes de abril amplía además su gama con dos nuevas versiones en sus extremos opuestos, la más deportiva y la más básica, que al igual que el resto de modelos han visto perfeccionados muchos de sus detalles así como su gama de motores.

 

Desde su lanzamiento en 1996, Mercedes ha comercializado unas 670.000 unidades del Mercedes Benz Sl, cuya nueva gama ya está a la venta bajo una nueva denominación. SLC, que le introduce de lleno en la gama del Clase C. Esta nueva gama perfecciona muchos de sus numerosos detalles y amplía su abanico de motores, desde el potente diesel de bajo consumo SLC 250 d hasta el deportivo de élite Mercedes-AMG SLC 43. El SLC 250 d, el SLC 300 y el SLC 43 incorporan de serie el deportivo y confortable cambio automático con convertidor de par 9G-TRONIC.  Esta transmisión también se ofrece opcionalmente para el nuevo SLC 180 de 156 CV (115 kW) de potencia y para el SLC 200.

Con el SLK, ahora SLC, Mercedes-Benz redefinió el concepto roadster en 1996. Gracias a su techo retráctil, al placer de conducir a techo descubierto suma un confort ilimitado bajo condiciones meteorológicas adversas. Y aunque haya cambiado de nombre, ahora sigue siendo un roadster compacto ejemplar por su combinación de pasión e inteligencia, a la vez que muy atractivo tanto en desde un punto de vista emocional como racional».

Los diseñadores han acentuado su carácter deportivo. Esto se percibe en su nuevo frontal, con la parrilla del radiador (de efecto diamante) erguida realzando las formas del aflechado capó, mientras que en el interior las sensaciones son de aún mayor calidad gracias a la inserción en su habitáculo de nuevas molduras de aluminio claro (de serie) u oscuro con rectificado en efecto fibra de carbono y al rediseño del cuadro de instrumentos.

La nueva versión básica de la gama es la SLC 180 de 156 CV (115 kW), con un consumo mixto de 5,6 l/100 km en el ciclo normalizado europeo y unas emisiones CO2 de 127 g/km. Por encima se sitúa el SLC 200 de 184 CV (135 kW) y el SLC 300 de 245 CV (180 kW), ambos con motor cuatro cilindros de 1.991 cm3. El campeón en eficiencia sigue siendo el SLC 250 d diesel de 204 CV (150 kW) de potencia y unas emisiones CO2 de 114 g/km.

En el lado opuesto se sitúa el nuevo Mercedes-AMG SLC 43, que combina un motor V6 biturbo de 3,0 litros, 367 CV (270 kW) y 520 Nm con el tren de rodaje deportivo AMG adoptado del Mercedes-AMG SLK 55 aunque sometido a diversas adaptaciones. El resultado: unas prestaciones marcadamente deportivas. Acelera de 0 a 100 km/h en sólo 4,7 segundos.

Los SLC 180 y SLC 200 incorporan cambio manual de 6 velocidades y, opcionalmente,  el 9G-TRONIC. En los SLC 250 d, SLC 300 y SLC 43, este confortable y deportivo cambio automático con convertidor de par es de serie.

Pulsando el botón DYNAMIC SELECT situado en la parte superior de la consola central, en apenas un instante se  ajustan diferentes características que modifican los reglajes del motor, cambio, dirección y del tren de rodaje al gusto del conductor. Dispone de cinco programas de conducción:  «Confort», «Sport», «Sport+», «Eco» e «Individual». El programa de conducción activo se indica tanto en el display multifunción en color, como en una ventana emergente que aparece en la unidad central. DYNAMIC SELECT forma parte del equipamiento de serie del SLC 300 y el SLC 250 d. En los SLC 180 y SLC 200, está disponible en combinación con el cambio opcional 9G-TRONIC.

Quienes opten por el paquete dinámico opcional —que además de tren de rodaje con altura rebajada en 10 mm cuenta con sistema de amortiguación adaptativa, dirección directa y ESP® con control de dinamismo en curvas— también podrán seleccionar con DYNAMIC SELECT tres modos distintos de amortiguación: «Confort», «Sport» y «Sport+», gracias a los cuales, la fuerza de amortiguación se regula de forma automática y progresiva para cada rueda en función de la situación momentánea de conducción.

Más sistemas de seguridad y asistencia a la conducción

Los nuevos SLC incorporan servofreno de emergencia activo de serie, (Collision Prevention Assist Plus), sistema que combina advertencias ópticas de distancia y  acústicas de colisión con el servofreno de emergencia adaptativo para ayudar a evitar colisiones reforzando la acción de frenado del conductor cuando la situación así lo requiere. En caso de persistir el peligro de colisión, si el conductor no reacciona, el sistema puede efectuar también una frenada autónoma.

Además, igual que hasta la fecha, los nuevos SLC ofrecen en su equipamiento el  control de ángulo muerto y el detector activo de cambio de carril.

Además,  cuenta con el LED Intelligent Light System disponible como equipo opcional, un sistema que adapta automáticamente las luces a las condiciones de luminosidad y de conducción para garantizar la mejor visibilidad, tanto en carreteras secundarias como en autopistas, así como al cambiar de dirección o en curvas. También se ofrecen las luces de carretera automáticas Plus, que permiten circular constantemente con las luces largas sin deslumbrar a los demás conductores. Este sistema asegura de forma automática el máximo alcance posible de las luces de los faros en todo momento, permitiendo al conductor concentrase en el tráfico y la conducción al no tener que preocuparse en alternar continuamente las luces de cruce y de carretera para evitar deslumbrar a los vehículos que vienen en sentido contrario a su marcha.

Otras medidas de seguridad del SLC son la desconexión automática del airbag del acompañante si el asiento correspondiente se encuentra vacío o se detecta en él la presencia de una silla infantil. Un sensor absolutamente fiable ayuda de este modo a proteger a los ocupantes más pequeños de las posibles lesiones resultantes a causa de la activación del airbag del acompañante.

Techo retráctil, aún más cómodo de manejar

El manejo del techo retráctil del SLC, de accionamiento electrohidráulico, es ahora todavía más confortable. Si el tráfico obliga al conductor a ponerse en marcha durante la secuencia de apertura o cierre, el proceso puede continuar sin problema —aunque se haya iniciado mientras el vehículo se encontraba detenido— mientras se circule hasta una velocidad  aproximada de 40 km/h. Si el estor se encontrara en la posición superior para aprovechar mejor el volumen en el maletero, se desplaza automáticamente hacia abajo al abrir el techo.

Y para un mayor confort climático, cuando el SLC circula con el techo abierto cuenta con asientos calefactados y AIRSCARF, un sistema de calefacción integrado en los reposacabezas delanteros, cuyo efecto puede potenciarse con uno de los dos paravientos disponibles. Además, la ventanilla lateral situada detrás de la puerta puede cerrarse por separado mientras el techo está abierto, atenuando así el ruido aerodinámico.

El nuevo SLC ofrece opcionalmente un techo retráctil panorámico dotado del sistema Magic Sky Contorl, mediante el cual el cristal puede aclararse u oscurecerse presionando un botón. De esta manera, el SLC permite disfrutar en todo momento de la sensación de circular a cielo descubierto, o bien  protegerse de una intensa radiación solar al disfrutar de la posibilidad de oscurecer el habitáculo a gusto del conductor.

El maletero sigue siendo uno de los puntos fuertes del SLC. De prácticas formas, ofrece un volumen máximo de hasta 335 litros, el más espacioso del segmento.

Infoentretenimiento: más funciones en el COMAND Online

El sistema de infoentretenimiento COMAND Online incorpora un sinfín de funciones nuevas o ampliadas en calidad de sistema de mando visualizado para navegación, teléfono, audio, vídeo e Internet. Se incluyen el display en color de 7" (17,8 cm) con alta definición, la consulta de páginas de Internet en el vehículo detenido y el uso de las Mercedes-Benz Apps también durante la marcha (en combinación con el teléfono móvil correspondiente).

El nuevo SLC está interconectado en red de forma inteligente, y siempre en línea. De ello se encarga el módulo de comunicación incorporado de serie (tarjeta SIM fija en el vehículo), que hace posible el uso de los servicios Mercedes me connect. Entre los servicios básicos disponibles se incluyen actualmente la gestión de accidentes, la gestión de averías, la gestión del mantenimiento y el telediagnóstico.

El equipo de entretenimiento Audio 20 CD también ha experimentado una revalorización. Ahora dispone de un display ampliado de 7" (17,8 cm) y puede combinarse con el sistema de navegación Garmin® MAP PILOT. Los datos de navegación de este equipo se cargan mediante una tarjeta de memoria SD. También se ofrece Live Traffic Information para optimizar las rutas del navegador.