Nuevo Honda Jazz, para redefinir el segmento B

Honda busca “redefinir” el segmento B, el de los polivalentes, con la tercera generación del Jazz, un modelo al que dota ahora de mayor tamaño, con un amplio espacio interior y, muy especialmente, de una mayor versatilidad. Para desarrollarlo ha partido de una nueva plataforma y de un nuevo chasis que, según el fabricante japonés, contribuyen a mejorar su dinámica de conducción notablemente. Y también le incorpora una nueva motorización y nuevas transmisiones. Todo ello, con un diseño exterior más moderno y llamativo y un interior mucho más refinado sin perder su practicidad y al que dota de una nueva generación del Honda Connect, su sistema avanzado de infoentretenimiento a bordo así como de un completo conjunto de sistemas de seguridad avanzada.

Honda ha puesto toda la carne en el asador para conseguir que el Jazz mejore su presencia en el mercado en esta su tercera generación

La nueva plataforma del Jazz se ha optimizado para ofrecer soluciones que proporcionen una mayor disponibilidad de espacio a bordo, tanto para los pasajeros como para la carga. Para ello toma especial importancia haber varíado la disposición del depósito de combustible que ahora se sitúa en posición central por detrás de los asientos delanteros bajo el piso, facilitando con ello la inclusión del sistema de abatimiento de asientos Honda Magic Seats, que incrementa notablemente la modularidad a bordo gracias a los cuatro modos de accionamiento/uso que permiten .

El nuevo Jazz mide 95 mm más de largo gracias a lo cual aumenta su distancia entre ejes en casi 30 mm. Hablamos de apenas unos centímetros, pero que en el habitáculo son vitales para ofrecer una mayor sensación de amplitud a los pasajeros que ahora disfrutan de hasta 115 mm más de espacio para las piernas 65 mm as para las rodillas y 20 mm más a la altura de los hombros. Y el maletero aumenta su capacidad en 17 litros hasta alcanzar los 354 con los asientos normalmente dispuestos y los 1314 con ellos abatidos.

Todo esto además se combina con una mejorada calidad de realización y un diseño más actual que igual al Jazz con el resto de la renovada gama de modelos Honda recientemente actualizados. En el Jazz este nuevo diseño busca ante todo la funcionalidad, facilitar al conductor su labor y dotar a los pasajeros de un espacio en el que relajarse mientras viajan a bordo. Para ello el panel central está ligeramente inclinado hacia el conductor, se emplean materiales de mayor calidad, especialmente en el salpicadero que cuenta con un diseño más sofisticado. También se incluyen tapicerías bicolor y numerosos detalles cromados que aportan mayor sensación de calidad a bordo.

El nuevo Jazz cuenta con un equipamiento de serie mejorado y ampliado. Desde la versión de entrada a la gama se cuenta con elementos como el climatizador. Además una pantalla LCD de cinco pulgadas en el centro del salpicadero permite manejar el equipo de audio y los sistemas conectados al vehículo. Las versiones medias ya disponen de pantalla táctil de siete pulgadas para el uso del sistema Honda Connect y controles de audio en el volante. Mientras que las versiones alto de gama incorporan elementos como el volante de cuero, el sistema Smart Entry de acceso y arranque inteligente del coche, cámara de visión trasera con tres modos posibles de visualización y un elevado número de detalles de acabado que distinguen estas del resto de las versiones.

En el exterior del coche también se han producido notables cambios. Su estética es más futurista.  El frontal se ha rediseñado por completo. Incorpora el diseño común en todos los modelos de la marca lanzados en 2015. De la llamativa X conformada por el nuevo paragolpes y la parrilla parten dos líneas de diseño que ascienden en torno a la zona inferior de las ópticas y se extienden sobre el capó y a lo largo de la línea del techo hasta alcanzar el spoiler trasero sobre el portón para descender luego en solución de continuidad hasta el faldón del paragolpes inferior trasero.

En el lateral, unas líneas de marcado corte en pendiente parten desde los pasos de rueda delanteros, dando al Jazz la sensación de estár “echado hacia delante”. Un diseño llamativo que se remata en la trasera con el nuevo diseño del spoiler trasero, del portón y de la luneta. En conjunto, la sensación es de robustez y decisión.

Decisión que gracias a las mejoras introducidas en su plataforma y chasis, a la introducción del nuevo sistema AHA de mejora de la estabilidad y a l a disponibilidad de una nueva mecánica 1.3 i-VTEC otorgan al nuevo Jazz unas condiciones dinámicas y un confort de marcha y conducción notablemente superior al de la anterior generación.

El nuevo Jazz se ha desarrollado sobre una plataforma más rígida. Tanto la carrocería como las suspensiones se han elaborado especialmente para mercado europeo. La suspensión se ha aligerado y optimizado adoptando también nuevos sistemas de amortiguación que, según Honda, contribuyen a mejorar la calidad de conducción. A esto también hay que añadir una nueva dirección asistida eléctrica y cuya respuesta a los requerimientos del conductor es más rápida y precisa. Esta nueva configuración de la suspensión y sistemas de control del vehículo se ve potenciada con la inclusión en el Jazz del sistema AHA original de Honda que proporciona una mejor estabilidad y contribuye a reducir el subviraje del vehículo incrementando con ello la dinámica.

En el momento de su lanzamiento, este nuevo Jazz dispondrá únicamente del motor 1.3 litros i-VTEC de 102 CV de potencia en combinación con una caja de cambios manual de seis marchas en lugar de la de cinco que se empleaba en la anterior generación. Opcionalmente se puede incorporar una transmisión CVT de nuevo desarrollo. De menor peso que el anterior 1.4, esta nueva mecánica cumple con la normativa Euro 6. Rinde un par máximo de 123 Nm a 5.000 rpm y con ella el Jazz ofrece unos consumos de 4,6 l/100 km en el ciclo combinado y unas emisiones CO2  de 106 g/km, cifras ambas logradas con el cambio CVT.

Y siguiendo la estela actual vigente en el sector del automóvil, a los habituales sistemas de seguridad (ABS, Airbags, ESP,….)  Honda ha dotado al Jazz de un más que notable equipamiento en materia de seguridad avanzada. Así, esta nueva generación dispone entre otros de avisador de colisión frontal, sistema de reconocimiento de señales de tráfico, avisador de cambio involuntario de carril, limitado de velocidad inteligente, sistema de luces de carretera automáticas, etc.

El nuevo Jazz se pondrá a la venta a lo largo de este segundo semestre del año