Nuevo Kia Río, a la venta en primavera

La cuarta generación del Kía Rio iniciará su comercialización en el mercado español durante el segundo trimestre de 2017. Se trata de un modelo completamente nuevo al que se ha dotado de un vanguardista diseño y que ofrece a bordo más practicidad, tecnología de seguridad, y nuevos sistemas de conectividad que le permiten ofrecer una conducción más atractiva.

 

El nuevo Rio, el representante de Kia en el disputado segmento B, aspira a convertirse en uno de los modelos mayor éxito comercial para la marca coreana en Europa, junto con el Sportage y el cee’d. Para ello, además de un nuevo diseño tanto exterior como interior, Kia ha dotado al Rio con todo lo necesario para satisfacer los deseos y necesidades de una mayor variedad de clientes. “Como puerta de entrada a la marca —afirma Michael Cole, director de Operaciones de Kia Motors Europe— el Rio siempre ha ofrecido un diseño atractivo, un bajo coste de utilización y una funcionalidad natural. El nuevo modelo se fundamentará en estos puntos clave e incrementará su atractivo gracias a una conducción más placentera y a los sistemas de seguridad más avanzados de su categoría”.

La nueva imagen del Rio se define por la combinación de líneas rectas y superficies sutiles que le dan un aspecto diferente y más maduro que el de su predecesor. En el frontal, incorpora la última evolución de la parrilla "tiger-nose" (nariz de tigre) característica de Kia situada entre las esculpidas ópticas de nuevo diseño que ahora ofrecen una imagen nítida y con una firma luminosa LED en forma de U. Los proyectores antiniebla desplazan su posición hacia el exterior y se sitúan algo más arriba en las bocas laterales de ventilación abiertas en el paragolpes, añadiendo mayor sensación de anchura y fuerza a la imagen frontal del vehículo. Las dos nervaduras del largo capó del Rio también estas situadas muy a los extremos del mismo fortaleciendo aún más la sensación de mayor anchura del vehículo.

La vista lateral ofrece una estampa alargada y más equilibrada del Rio. El coche crece 1,5 cm en longitud (ahora mide 4,06 m) y reduce su altura en apenas medio centímetro. (5 mm), contando con voladizos asimétricos (más largo el delantero) y una distancia entre ejes que apenas crece 1 cm hasta alcanzar los 2.58 m. Unas líneas rectas y claramente definidas recorren el coche a la altura de los hombros y sobre las puertas. El pilar C, ahora más fino, se presenta con menor inclinación, lo que repercute en la configuración de la zaga del vehículo que ahora incorpora una luneta casi vertical. Bajo ella, continúa la línea recta perimetral que se integra abrazando a los esculpidos pilotos traseros que integran la nueva firma luminosa LED en forma de flecha.

Cuando entrada la primavera se ponga a la venta el Rio en España lo hará con una gama que ofrecerá siete opciones de color para la carrocería y tres diferentes diseños de llanta con diámetros que de las 15 a las 17 pulgadas,  eso sí, siempre en versión de carrocería cinco puertas.

En el interior, el Rio ofrece un nuevo estilo más moderno y agradable, que ofrece mayor ergonomía y cuenta con interesantes nuevas tecnologías a bordo. El salpicadero proporciona sensación de amplitud gracias a las líneas rectas que ahora lo recorren por completo. La sensación que se percibe a bordo es la de disponer de mayor espacio. Las salidas de aire, dispuestas en horizontal frente a las verticales de la anterior generación del Rio, enfatizan la sensación percibida. 

El diseño orienta el salpicadero hacia el conductor, proporcionando una disposición más deportiva de los distintos elementos, pero también destaca sobremanera el nuevo sistema de info entretenimiento, un HMI (interfaz hombre-máquina) "flotante" con una pantalla táctil de alta resolución. Por debajo del HMI, la consola —también orientada al conductor— tiene menos botones. Los mandos e interruptores de control control de la calefacción y la ventilación cuentan con una disposición más ergonómica que en la anterior generación del modelo.

De serie, el modelo se ofrecerá con tapicerías en tela de color negro. Además estará disponible, según versiones) con luces y limpiaparabrisas automáticos, control de Crucero (Automatic Cruise Control ACC), limitador de velocidad, y ayuda al aparcamiento con cámara trasera (encontrará más información sobre sistemas de seguridad en el epígrafe "Seguridad").

Los ingenieros de Kia han prestado especial atención a la insonorización interior del habitáculo frente a los ruidos aerodinámicos y de rodadura así como de los procedentes del vano motor. Se han incorporado  nuevos materiales bajo el salpicadero para reducir los niveles de ruido procedentes del motor en la parte delantera de la cabina, mientras que un sub-bastidor delantero más rígido, minimiza las vibraciones de las superficies pobres de carreteras.

El aumento de 10 mm en la batalla y 15 mm en la longitud contribuyen a incrementar el espacio del habitáculo y del maletero. El espacio para las piernas crece hasta 1.070 mm delante y 850 mm detrás, mientras que el espacio para hombros es mayor que en la mayoría de los coches de su clase: 1.375 mm delante y 1.355 detrás. Aunque el nuevo Rio es 5 mm más bajo que el anterior, el espacio para la cabeza delante y detrás (1.020 mm y 964 mm respectivamente) está entre los mejores del segmento B. El maletero, con 325 l de capacidad de carga es uno de los más espaciosos de su categoría.

El habitáculo del Rio ofrece más espacios de almacenamiento que antes. En la base de la consola central hay una doble bandeja para dispositivos móviles u otros objetos pequeños, en el techo existe un hueco para guardar las gafas de sol y la guantera tiene un único espacio. Hay huecos para botellas en cada puerta (para envases de 1,5 l en las delanteras y de 0,5 l en las traseras) y dos grandes porta bebidas en la parte delantera. Las puertas tienen incorporados huecos en sus asideros, muy útiles para dejar cosas como el teléfono o monedas. Habrá además un reposabrazos que añadirá más espacios de almacenamiento al interior.

El depósito de carburante, situado bajo la banqueta trasera, tiene 45 l de capacidad, dos más que en el modelo anterior, lo que significa de 34 a 58 kilómetros de autonomía adicional por tanque, dependiendo del motor (basado en el ciclo combinado de combustión NEDC). Claro está que esto dependerá del uso que se haga de la gama de motores gasolina y diésel que Kia ofrecerá en el Río. 

Serán de tecnología downsizing y turboalimentados. Kia se ha decidido finalmente a montar los motores T-GDI (turbo gasoline direct injection) de tres cilindros y 1,0 l que Kia introdujo por primera vez en el renovado cee'd de 2015. Esta será la versión de mayor volumen de ventas del nuevo Rio en Europa. Con esta  mecánica ofrecerá 100 CV de potencia máxima a 4.500 rpm y entregará 172 Nm de par entre 1.500 y 4.000 rpm, con un consumo combinado de entre 4,3 y 4,5 l/100 km y unas emisiones de entre 99 y 102 g/km de CO2.

Además del T-GDI 1,0 l, el Rio se ofrecerá con el motor de gasolina atmosférico MPI (inyección multipunto) de 1,25 l y 84 CV que alcanza su potencia máxima a 6.000 rpm y un par máximo de 122 Nm a 4.000 rpm;. Este motor tiene unas emisiones de CO2 de 109 g/km. Y también se venderá con el 1,4 l diésel en sus variantes de 70 ó 90 CV. En cualquiera de ellas, este 1,4 l será el Rio con menores  emisiones CO2 de la nueva gama: 92 g/Km CO2 para el motor de 77CV y entre 96 y 98 g/Km en el de 90CV.

Todos los motores irán acoplados a transmisiones manuales de cinco velocidades (gasolina 1º,25 l y T-GDI de 100 CV) o seis velocidades (diésel de 1.4 litros).

El nuevo Rio será un coche bien seguro. Cuando se ponga a la venta lo hará provisto de un conjunto de avanzados sistemas de asistencia a la conducción (Advanced Driver Assistance Systems, ADAS).

Para lograr cinco estrellas en las pruebas de choque Euro NCAP con los sistemas ADAS opcionales, el Rio será el primer modelo del segmento B en disponer del sistema de asistencia a la frenada de emergencia (Autonomous Emergency Braking AEB) con reconocimiento de peatones. El sistema AEB del Rio utiliza un sistema de detección dotado de un radar de largo alcance para prever posibles colisiones con otros vehículos o con peatones y ayuda así a detener el coche por completo o mitigar el efecto de la colisión en caso que esta sea inevitable; aunque no se trata de un sistema de conducción autónoma dado que el conductor tiene  que seguir adaptando su comportamiento tanto a sus capacidades personales como a los requerimientos legales y condiciones del tráfico. También dispondrá del sistema de asistencia de mantenimiento de carril (Lane Departure Warning System LDWS) y, como es lógico suponer, con los ya tradicionales seis airbags y los anclajes Isofix para la fijación de las sillas de niño tanto en las plazas traseras como en el asiento del pasajero.

Además de todas las tecnologías ADAS, el nuevo Kia Rio cuenta con el Sistema de Gestión de la Estabilidad del Vehículo (Vehicle Stability Management VSM) de Kia con Control Electrónico de Estabilidad (Electronic Stability Control ESC). El VSM asegura la estabilidad en frenada y en curva detectando una eventual pérdida de adherencia y utiliza el ESC para ayudar al conductor a mantener el coche en la trayectoria.

En materia de info entretenimiento y conectividad, el nuevo Rio puede equipar una pantalla táctil de 5 pulgadas "flotante" para el sistema de sonido con seis altavoces. Los compradores también pueden optar por una pantalla táctil de 7 pulgadas y navegador, con los Servicios de Conectividad de Kia provistos por TomTom, así como Android Auto o Apple CarPlay para la integración de smartphone. Todos estos servicios de Conectividad de Kia, ofrecen una gama muy amplia de informaciones actualizadas, incluida información del tráfico en tiempo real, alerta sobre cámaras de velocidad, puntos de interés locales y previsiones meteorológicas. Disponible en los coches con navegador, los Servicios de Conectividad de Kia no tendrán coste para los clientes europeos durante los siete años posteriores a la compra. El nuevo Rio contará con tomas USB tanto en su parte delantera como trasera del habitáculo para conectar físicamente un dispositivo móvil al sistema de info entretenimiento del Rio o recargar las baterías durante la marcha.

 Como es lógico, el fabricante coreano mantendrá en el Río los 7 años o 150.000 kilómetros que Kia ofrece de garantía de marca en todos sus modelos.