Nuevo motor 2.0 CDTi 170 CV para el Opel Cabrio

Tras ofrecerlo sobre los nuevos Zafira e Insignia. Opel añade ahora su nuevo motor cuatro cilindros 2.0 litros turbodiésel CDTi de 170 CV a la gama del Cabrio, en la que reemplazará a la anterior versión de 165 CV disponible hasta la fecha.

Más eficiente, tecnológico y avanzado, el nuevo 2.0 CDTI 170 CV que ahora equipa al Opel Cabrio es un motor mucho menos ruidoso en su funcionamiento  y respetuoso con el medio ambiente.

La alargada y estilizada silueta del Opel Cabrio se desplazará en lo sucesivo por las carreteras españolas impulsada gracias a la nueva mecánica 2.0 CDTi de 170 CV que Opel está introduciendo paulatinamente en los distintos modelos de su portfolio de vehículos. Tras el Zafira y el Insignia, ahora le llega el turno a la gama del Cabrio, su descapotable de tamaño medio, un espacioso cuatro plazas de avanzada tecnología y amplio equipamiento de serie dotado de una capota de calidad  Premium que ofrece un elevado aislamiento térmico y acústico. Esta capota se despliega en apenas 17 segundos de forma automática mientras se circula con el vehículo a velocidades de hasta 50 km/h.

La nueva mecánica 2.0 CDTI de 170 CV ofreceun 3 por ciento más de potencia y hasta un 14 por ciento más de par motor (400 Nm entre 1.750 y 2.500 rpm), todo ello con un consumo de combustible (4,9 l/100 km en el ciclo combinado) y unas emisiones de CO2 (129 g/km) sensiblemente inferiores a las de la anterior motorización de 165 CV disponible hasta la fecha. Para extraer su potencial, se ofrece acoplada de serie a un cambio manual de seis velocidades.  Esto supone una mejora del 6 por ciento.

Las prestaciones de Opel Cabrio también mejoran. Acelera de 0 a 100 km/h en 10,3 segundos y alcanza una velocidad máxima de 218 km/h, con una capacidad de recuperación en la medición 80 -120 en quinta siete décimas inferior a la de su predecesor de 165 CV, pues emplea únicamente 9,3 segundos para ello.

En el mercado español, esta nueva variante mecánica del Opel Cabrio se va a vender a partir de 34.000 euros (impuestos incluidos)

Los ingenieros han logrado mejorar la eficiencia gracias a la adopción de una la cámara de combustión de nuevo diseño, un sistema de admisión con un nuevo contorno y un nuevo sistema de inyección que trabaja a 2.000 bares de presión y soporta hasta 10 pulsos de inyección por ciclo. Por primera vez, el turbo de geometría variable (VGT) cuenta con un accionador eléctrico para la turbina de incidencia variable y ofrece una respuesta de sobrepresión un 20 por ciento más rápida que la facilitada por un actuador de vacío. La arquitectura excepcionalmente compacta del conjunto del coche junto con el turbo de geometría variable y el intercooler, minimizan el volumen de aire entre el turbocompresor y el motor, contribuyendo al aumento de la presión y consecuentemente, facilitando una sobrealimentación mucho más rápida. Para mayor durabilidad, el turbocompresor está refrigerado por aire y además cuenta con un filtro de aceite específico para reducir el desgaste de su sistema de rodamientos.

El resultado de todo esto es una mejora en los valores de ruido, vibraciones y aspereza de marcha en condiciónes de uso. Las mejoras en la arquitectura del motor se centraron en las dos partes con más generación de ruido: la parte superior e inferior del motor. Una nueva culata hecha completamente en aluminio, incluyendo una cubierta plástico con fijaciones aisladas y una junta de estanqueidad permiten atenuar el ruido mecánico, mientras que en la parte inferior del motor, se ha incorporado un nuevo equilibrador de aluminio fundido a alta presión. Este alberga dos ejes que giran en sentido contrario y que compensan hasta en un 83 por ciento las vibraciones secundarias del motor. Como resultado el nuevo 2.0 CDTI emite menos ruido que su predecesor en todo su rango de uso y, con 74 decibelios al ralentí, es tres decibelios más silencioso que el anterior, permitiendo así una conducción a cielo abierto más cómoda y silenciosa.

Pero este nuevo 2.0 CDTI va más allá. Es tan limpio como un motor de gasolina gracias al sistema BlueInjection de Opel con Reducción Selectiva de Catalización (SCR), un tratamiento que permite eliminar los óxidos de nitrógeno expelidos por el sistema de escape del motor. Pequeñas cantidades de AdBlue®, (fluido inocuo mezcla de agua y urea), se inyecta al flujo de gases por delante del SCR y por debajo del filtro de partículas (DPF) transformándose de inmediato en amoníaco (NH3), para ser absorbido por el SCR. El óxido de nitrógeno (NOx) del escape en reacción con el amoniaco se reduce entonces selectivamente a inofensivas emisiones de nitrógeno y vapor de agua. El AdBlue está disponible en estaciones de servicio y concesionarios Opel y sSe almacena en un tanque recargable a través de la boquilla adyacente a la tapa de llenado de combustible del vehículo.

Pero la tecnología de última generación de esta nueva versión del Cabrio 2.0 CDTI no está solo bajo su capó. A finales de verano, también incorporará de serie el nuevo servicio de ayuda a la movilidad Opel OnStar, una conexión integrada 4G LTE qye permite la transmisión de datos hasta 10 veces más rápido que con las habituales tecnologías 3G, ofreciendo una mejor respuesta  con capacidad simultánea para conexiones de voz y de datos. Gracias al sistema Opel OnStar las comunicaciones y el entretenimiento a bordo del vehículo alcanzan un nuevo nivel, permitiendo incluso la conexión de hasta siete dispositivos a la vez en al sistema.