Nuevo Opel Zafira, salón rodante conectado

Hasta la fecha, Opel ha vendido 2,7 millones de unidades del Zafira, principalmente a familias y profesionales que necesitan un vehículo espacioso y flexible para realizar largos desplazamientos con todo el confort. El nuevo Zafira que llegará a los concesionarios en septiembre destaca —además de por todas las virtudes conocidas de sus antecesores, como el sistema de asientos Flex7®, los asientos ergonómicos certificados por AGR, el sistema integrado de transporte de bicicletas FlexFix® o el sistema de chasis adaptativo con control continuo de la suspensión FlexRide— por un renovado y atractivo diseño interior y exterior que destaca su espacioso ambiente y, especialmente, por su oferta de conectividad sin precedentes.

La última generación de sistemas multimedia IntelliLink compatibles con Apple CarPlay y Android Auto, así como los nuevos sistemas de movilidad conectada y servicios de asistencia personal OnStar (incluyendo el punto de acceso WiFi 4G/LTE), aseguran que el Zafira ofrece la mejor conectividad a sus conductores, a sus amigos y a la familia, mientras se está de viaje. Además, Opel presenta en este nuevo Zafira como primicia en este segmento el sistema de iluminación adaptativa completamente LED, que le convierte en un elegante y confortable salón de viaje para el conductor y todos los pasajeros.

El nuevo y dinámico diseño de los faros delanteros, junto con una parrilla delantera completamente nueva, de diseño marcadamente más deportivo en la parte superior e inferior, establecen la base del nuevo diseño del Zafira. Los faros delanteros se funden con la parrilla del radiador para formar una única unidad gráfica. La barra cromada con el logo esculpido, que une ópticamente los faros delanteros, acentuando la impresión de anchura, la “doble ala” de las luces diurnas —típica de Opel— que caracteriza el diseño de los nuevos conjuntos de iluminación y los musculosos pasos de rueda dan al frontal del nuevo Zafira una estampa sólida, deportiva y dinámica.

Aunque se podrán realizar pedidos en firme antes, hasta el próximo otoño no llegará el nuevo Opel Zafira. Opel ha realizado una amplia labor de adaptación de este modelo a los actuales estándares de la marca en cuanto a calidad, diseño, habitabilidad y muy especialmente en lo que se refiere a su conectividad, hasta el punto de que pocos coches habrá en el mercado que puedan ofrecer tan altas cotas de conectividad como las que el nuevo Zafira dispondrá. Eso, unido a la amplia versatilidad de uso y a la flexible e inteligente adaptabilidad de su interior al uso requerido

“El diseño frontal del nuevo Zafira bebe en las fuentes del laureado nuevo Astra, y lo relaciona con la nueva gama de productos Opel. Las definidas luces diurnas en forma de ‘doble ala’ le otorgan un nuevo nivel de sofisticación, que también se refleja en el interior, con un panel de instrumentos completamente rediseñado, “más limpio, claro y fácil de utilizar” como asegura Mark Adams, vicepresidente de Diseño de GM Europa.

En el interior, el nuevo Zafira llegará con un puesto de conducción y un salpicadero completamente nuevos, de diseño más simple y elegante. Este nuevo diseño crea un ambiente de perfecta visibilidad hacia adelante y asegura que la pantalla y los controles se encuentren en la zona óptima de alcance. La pantalla del sistema multimedia, antaño colocada en la parte superior de la consola central, es ahora una nueva pantalla táctil integrada más grande y colocada en una posición más baja, gracias a la gran cantidad de botones eliminados. Los mandos están ahora integrados con precisión en el diseño general.

Opel ofrece en el nuevo Zafira dos sistemas multimedia IntelliLink de última generación. El IntelliLink R4.0 lleva el mundo de los smartphones al salón sobre ruedas, ofreciendo compatibilidad tanto con Apple CarPlay, como Android Auto. Además, Opel ofrecerá el sistema IntelliLink Navi 950 para aquellos clientes que busquen un sistema multimedia con navegador. Y, por supuesto, los nuevos sistemas de movilidad conectada y servicios de asistencia personal OnStar, con respuesta automática en caso de accidente y otras muchas funciones incluyendo la descarga de destinos (cuando el coche esté equipado con Navi 950) y el punto de acceso WiFi 4G LTE que permite conectar hasta siete dispositivos, uno por cada ocupante del coche

Al igual que en la anterior generación del Zafira, el conductor y el acompañante delantero pueden viajar de forma relajada gracias a los asientos deportivos ergonómicos certificados por la AGR y ajustables en 6 vías, que son opcionales y al sistema de consola central multifuncional FlexRail®. asientos delanteros – precisamente donde es más utilizable y accesible. Los pasajeros de la segunda fila de asientos pueden disfrutar del exclusivo sistema “lounge seating”. Gracias a un inteligente mecanismo de plegado de los asientos, el respaldo del asiento central de la segunda fila, se pliega y rota para ofrecer un cómodo apoyabrazos a los pasajeros de los asientos exteriores. Estos, a su vez, se desplazan hacia detrás y hacia el centro del vehículo, ofreciendo un espacio excepcionalmente amplio para las piernas y a la altura de los hombros y la comodidad de espacio de una gran berlina. También, la tercera fila de asientos se puede plegar debajo del suelo del maletero, creando un espacio de carga completamente plano. Este énfasis en el confort de los ocupantes ha hecho del Zafira mucho más que un coche únicamente familiar. Los diseñadores de Opel han convertido el flexible interior en un lugar para el descanso y para disfrutar un amplio espacio, ya sea en viaje de negocios o de vacaciones.

 

La sensación de confort y amplitud de espacio que propone el nuevo Zafira llega a niveles aún más impresionantes cuando se combina con el parabrisas y el techo panorámico opcional. El parabrisas se extiende desde el borde del capó motor hasta casi el pilar B. La visión hacia arriba de los pasajeros del asiento delantero es entonces ilimitada. Además, el techo panorámico comienza directamente en el parabrisas y se extiende por todo el techo hasta la parte trasera del vehículo. Este aumenta la luminosidad y la sensación de aire libre en todo el interior.

Inteligentes soluciones para llevar objetos

Pero, el nuevo Zafira ofrece mucho más que “sólo” una forma extremadamente cómoda de viajar. El “salón sobre ruedas” se puede convertir de forma muy sencilla en un pequeño vehículo de transporte. En la configuración de cinco asientos, el Zafira puede transportar (según la normativa ISO 3832) un volumen mínimo de 710 litros (que se puede incrementar hasta los 1.860 litros cuando la segunda fila de asientos esta plegada).

Además, ofrece más de 30 huecos para llevar objetos, incluyendo la antes mencionada consola central FlexRail®. Asimismo, el sistema integrado de transporte de bicicletas FlexFix® ofrece una solución práctica y fácil de utilizar para los amantes del ciclismo. El sistema integrado en la parte trasera se desliza dentro del paragolpes como si fuera un cajón y puede transportar hasta cuatro bicicletas. Como las bicicletas se pueden inclinar, el portón trasero se puede abrir aun cuando el FlexFix® esté completamente cargado.

 

Innovador, seguro, personalizable y dinámico

Por otro lado, los ingenieros de han seguido una vez más la estrategia de Opel de hacer la tecnología innovadora asequible al mayor número posible de clientes, al introducir el sistema de iluminación adaptativa (Adaptative Forward Lighting - AFL) con faros LED. El nuevo sistema AFL LED adapta automáticamente los modelos de iluminación a las situaciones de conducción, de forma que se obtiene la mejor iluminación posible sin deslumbrar a los otros conductores. Consta de nueve funciones de iluminación diferentes, como la luz de ciudad, la luz de carretera secundaria, la función de luz de curva y luz de giro, la luz de maniobra marcha atrás, una función de luz de paro (eco) y un modo turismo.

También, la nueva generación de la cámara frontal de seguridad Opel Eye tiene un efecto positivo por todas las funciones de ayuda al conductor que soporta, incluyendo el asistente de luces largas del sistema AFL LED o el sistema de reconocimiento de señales de tráfico. El indicador de distancia de seguridad (FDI) también utiliza la cámara frontal para detectar el movimiento de los coches que circulan por delante, mientras que la alerta de colisión frontal emite una señal acústica y visible cuando la distancia con el vehículo precedente disminuye de forma muy rápida. El aviso de cambio involuntario de carril se activa automáticamente a velocidades por encima de 60 km/h y avisa al conductor, en caso de que abandone de forma inintencionada el carril por el que circula, con una señal acústica y visible en el panel de instrumentos.

Dos elementos adicionales que aumentan el confort y reducen el stress disponibles en el nuevo Zafira son el control adaptativo de crucero y el sistema de chasis adaptativo con control continuo de la suspensión FlexRide. Gracias a un radar situado en detrás de la parrilla delantera, el control adaptativo de crucero permite al conductor mantener la velocidad seleccionada, al mismo tiempo que mantiene una distancia prefijada con los coches que circulan por delante. Tanto la velocidad, como la distancia de separación pueden ser fijadas por el conductor con tres opciones disponibles: cerca, media y lejos. Por otro lado, el sistema de chasis electromecánico FlexRide adapta continuamente y en tiempo real el comportamiento del vehículo a las condiciones de la carretera, estilo de conducción y a las preferencias individuales del conductor.

Los posibles clientes del Zafira también podrán elegir entre una amplia gama de motores. Opel mantendrá su actual estrategia para asegurar que el nuevo Zafira es el único modelo de su segmento que ofrece una completa gama de motorizaciones de gasolina, diesel, GLP y CNG.