Nuevo Porsche GT3

Un rendimiento similar al de un coche de competición y una experiencia sin filtros al volante. Cuando Porsche anuncia algo así en uno de sus coches hablamos de palabras mayores y cuando ese coche lleva el apellido GT3 detrás de unas cifras tan conocidas como las del guarismo 911 la expectación y la adrenalina comienzan a dispararse. Porsche ha presentado su nuevo 911 GT3 cuya comercialización se inicia este próximo mes de mayo y cuyo precio final en España será de 175.437 euros.

El secreto de tal ofrecimiento para el Porsche 911 GT3 por parte de la marca de Stuttgart hay que encontrarlo, entre otras cosas, en los métodos de construcción ligera empleados en su fabricación. Radical como pocos, en esta nueva generación del modelo la conexión entre el uso diario y la utilización en circuito es aún más intensa que en las anteriores.

En el corazón de esta última evolución late un motor bóxer de cuatro litros. Una mecánica atmosférica de altas revoluciones que desarrolla 368 kW (500 CV) de potencia y se mantiene prácticamente sin cambios respecto al poderoso 911 GT3 Cup de competición. El rediseñado chasis, con un eje trasero direccional y hecho de materiales muy ligeros, tiene una puesta a punto específica para convertir la potencia del motor en un dinamismo de marcha superior. Desarrollado en la misma pista de pruebas y fabricado en la misma línea de producción que los coches de carreras de la marca, la tecnología de competición de Porsche se ha incorporado, una vez más, a un deportivo homologado para carretera.

La mayoría de los clientes “GT” de Porsche suelen disfrutar de sus coches también en los circuitos, donde realmente pueden extraer con seguridad todo el potencial que el nuevo 911 GT3 permite y disfrutar de la relación peso/potencia de 3,88 kg/kW (2,86 kg/CV) adquirida. Esta nueva generación del deportivo de competición pensado para la calle cuenta de serie con la transmisión PDK de doble embrague y siete marchas, especialmente puesta a punto para ser utilizada en este GT. Con 1.430 kilos de peso (con el depósito de combustible lleno), el biplaza  acelera de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos y alcanza una velocidad máxima de 318 km/h. Y para los verdaderamente amantes de una conducción pura, Porsche también va a ofrecer este nuevo 911 GT3 equipado con una caja de cambios deportiva manual de seis marchas. Con ella, el 911 acelera de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos y alcanza una velocidad punta de 320 km/h.

El nuevo 911 GTR mejora tanto su rapidez en curva como su estabilidad en recta. Para ello se apoya en la eficacia de la combinación de su rígido chasis y del eje trasero direccional.  El chasis se beneficia de la experiencia en competición de la marca. Su puesta a punto ha sido especialmente afinada para lograr un dinamismo todavía mayor. El nuevo biplaza es 25 mm más bajo que el 911 Carrera S. Además del refinamiento en su diseño básico, el chasis también proporciona un comportamiento superior, gracias en buena medida al eje trasero direccional. Dependiendo de la velocidad, puede girar en la misma dirección o en la opuesta a las ruedas delanteras, consiguiendo así una mejora en la agilidad y estabilidad del vehículo. Los soportes dinámicos de motor y el diferencial autoblocante trasero también contirbuyen a mejorar el dinamismo en la conducción del coche.

 

Desde que se le pone el ojo encima, el 911 GT3 deja ya pocas dudas de sus intenciones. El voluminoso alerón posterior de carbono es una muestra clara de que la forma de un deportivo viene determinada por la aerodinámica. El frontal y su spoiler, de gran ligereza, han sido optimizados para mejorar el flujo de aire, intención también evidente en la parte trasera del vehículo con las aberturas creadas para la salida de aire y el nuevo difusor.

Porsche ha adaptado el interior del 911 GT3 especialmente para ofrecer la máxima experiencia de conducción posible a quien ponga sus manos en el volante del deportivo GT, que con un diámetro de 360 mm, proviene del 918 Spyder. Tanto el conductor como el pasajero disfrutan del dinamismo comoda y seguramente alojados en unos asientos Porsche Sports Plus, con refuerzos laterales de sujeción y ajuste mecánico longitudinal. La altura y posición del respaldo se regulan eléctricamente. El 911 GT3 es tradicionalmente un biplaza, la zona donde suelen ir los asientos traseros está cubierta.

Porsche ofrecerá tres variantes de asientos adicionales para el 911 GT3. Por un lado, están los Sports Plus con ajuste eléctrico de todas las funciones (18 reglajes). La siguiente alternativa son unos baquets deportivos con respaldo abatible, que llevan el airbag de tórax integrado y tienen regulación longitudinal manual. La tercera opción son unos baquets completos, hechos de plástico reforzado con fibra de carbono y acabados con un tejido de carbono.

Pero, sin duda, uno de los gadgets que más van a disfrutar los usuarios del nuevo 911 GT3 va a ser la app Porsche Track Precision que se ofrece de serie junto con el módulo Connect Plus. La aplicación permite a los conductores del 911 GT3 grabar y analizar datos detallados de su conducción que luego pueden visualizar con todo detalle en su propio teléfono móvil. Todo ello forma parte del Porsche Communication Management (PCM) que también incluye un módulo de información de tráfico en tiempo real.

Aunque la venta real del coche no dará comienzo hasta el próximo mes de mayo, los concesionarios de la marca en España ya aceptan pedidos del nuevo 911 GT3.